Memorial del Convento

20:41


Hola a tod@s!

Jop, llevo días queriendo actualizar el blog con nuevos contenidos pero no hay manera; mi portátil hizo catapuf y no tengo acceso a internet más allá de lo que me ofrece mi rústico móvil, así que estoy algo frustrada. Pero hay que mirar el lado positivo de las cosas: aunque la avería va para rato y de momento estoy "de prestado", la desconexión me ha permitido centrarme más en la lectura, con lo que he podido terminar el segundo libro del año, Memorial del convento, de José Saramago.

Esta novela cuenta dos historias situadas  planos diferentes pero que coinciden en el espacio - tiempo: la principal, que trata la mágica relación de Baltasar y Blimunda y la aventura en la que se embarcan al poco de conocerse y la trama secundaria, pero que sirve de telón de fondo para la evolución de los protagonistas: la promesa de construir un fabuloso convento en Mafra si Dios le concedía descendencia, hecha por el rey de Portugal, Juan V.

Las líneas argumentales se van sucediendo a medida que avanza el relato, pero, en realidad, son independientes entre sí: lo único que los une, en determinados momentos del texto es la importancia que tiene la construcción del convento de Mafra en sus vidas, sin que esto tampoco se constituya en el eje central de la novela. Cuando Saramago se refiere a los acontecimientos que suceden en el palacio real, lo hace de modo meramente informativo; aunque carga estas partes de ironía y cierta crítica hacia la monarquía, la historia conectada con la realeza le sirve al autor para explicar la situación del país y la mentalidad de un monarca absoluto, uno de los más poderosos de su momento histórico. El peso del libro recae en los avatares de Baltasar y Blimunda, personajes sumamente interesantes que se conocen en un auto de fe realizado por la Inquisición y que no separarán sus destinos desde entonces; la historia de amor que los une es una de las más auténticas y conmovedoras que he tenido el placer de leer . A ellos se les une un cura visionario, el padre Bartolomeu Lourenço, al que el rey ha dado protección para que pueda desarrollar su extravagante proyecto: construir una máquina que pueda volar.

Estos tres personajes unidos son el alma de la novela: el lector realmente se asombra y emociona ante los avances de la passarola (la máquina que pretende surcar los cielos) y vive la excitación de saber si finalmente   el artilugio funcionará o no. Esta es la parte que más conectó conmigo, puesto que Saramago sabe mantener el pulso de la narración y el lector no puede más que sentir simpatía por unos personajes muy dispares entre sí, pero que se unen para hacer realidad un hermoso sueño conjunto.

A medida que se desarrolla la trama, el lector tiene la impresión de caer en un exceso de descripción que, a veces puede saturar un poco, puesto que consigue parar la fluidez del relato; esto puede suponer un punto en contra para aquellos que gusten de una escritura directa, pero no ha de sorprender a los seguidores de Saramago y su particular estilo literario. A mi particularmente me gusta mucho su manera de escribir, pero quizás por ser esta la obra suya más antigua que he leído hasta ahora, sí que noto algo de reiteración y rudeza en los "cambios de escena", lo que no quiere decir que sea una mala novela a nivel estilístico, aunque a mi me parece un poco menos "pulida" que otras posteriores.

En mi opinión, Memorial del Convento es una buena novela con un pequeño problema para mi gusto: la acción transcurre a lo largo de unos veinte o treinta años con mucha parsimonia, dándose pequeños avances que, aunque sean significativos, no parecen conducir hacia ningún sitio concreto. Pero en las últimas diez páginas, Saramago parece tener prisa por concluir la historia y, aunque trabaja bien el clímax que se da junto a la inauguración del convento, esta emoción se diluye al conocer el resultado del mismo, puesto que apura muchísimo la acción y pretende que en pocos párrafos conozcamos el final de una historia que hemos ido saboreando poco a poco y acaba abruptamente. No es la primera vez que me pasa esto con Saramago y, aunque es uno de mis autores favoritos, reconozco que sus finales muchas veces me han parecido excesivamente cortantes.

Recomiendo este libro a cualquier persona amante de las novelas con trasfondos históricos bien documentados: muchos de los personajes que aparecen en ella existieron en la realidad y Saramago consigue, con su buen hacer humanizarlos más allá de los tópicos  que la Historia les ha impuesto. También creo que gustará a todo aquel que disfrute con el estilo literario tan particular del autor portugués, que aunque no es tan delicado como en otras novelas se deja notar y, por último, me parece que también puede interesar a aquellos soñadores que crean que lo imposible puede suceder y quieran sumergirse en una historia con tintes de epopeya que en numerosos momentos se acerca mucho al realismo mágico. Nota: 7/10.

* Incluyo esta lectura en el "Reto Continental 2012", por lo que doy por leído el libro correspondiente a Europa (exceptuando España).

Te encantará

4 bocaditos!

  1. Tengo el libro en casa, me lo regalaron, y a ver si lo leo este año. Me ha gustado tu reseña.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario! Espero que te animes a leerlo y publiques tus conclusiones, a ver si coincidimos o no! 1beso

      Eliminar
  2. Me quedé con las ganas de leer este libro en su día, cuando se publicó, precisamente porque las novelas que tocan temas históricos me apasionan. Quizás sea este el momento de replanteárselo de nuevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por pasarte por mi blog! Si te gustan los temas históricos mezclados con hechos fantásticos, seguro que te interesa este libro, ya me contarás si te animas! 1beso

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe