Mi compañero de lecturas: Lector Sony PRS - T1

12:41



Hola a tod@s!

He estado unos días sin publicar porque sigo todavía imbuida en la lectura de Choque de Reyes, por lo que no tengo nuevas reseñas que aportar. Admiro un montón a la gente que puede manejar dos, tres o más lecturas al mismo tiempo, pero yo soy incapaz de leer más de un libro a la vez, básicamente porque me cuesta mucho combinar dos mundos diferentes en un mismo espacio - tiempo; cuando me decido por un libro me entrego a la monogamia y no me gusta serle infiel... ¡qué le voy a hacer!

Así que hoy no va a haber reseña literaria, pero sí voy a aprovechar para comentar mi "experiencia e- reader", por si hay alguien por ahí que quiera comprarse un ebook y esté indeciso, o no sepa qué lector escoger. En mi caso, tuve la suerte de recibir por mi cumpleaños, allá por el mes de noviembre, un lector que acababa de salir al mercado; el Sony PRS - T1, cuyas especificaciones técnicas y opiniones más expertas y profesionales que la mía podrán encontrar aquí.

Tengo que decir que éste no es mi primer lector; unos meses antes, y después una exhaustiva investigación en internet, me había comprado con mucho esfuerzo un lector Wolder MiBuk Wifi, que tenía casi todas las especificaciones que yo buscaba: escala de 16 grises, táctil, con gran capacidad de almacenaje, modo escritura, conexión a internet y, además, 1000 libros clásicos de regalo. Lo único que eché en falta fue la función de subrayado, que era crucial para mi porque quería esta herramienta para estudiar, pero no encontré en la misma tienda otro reader mejor que este, por lo que me quedé con este. La verdad es que me gustaba mucho este lector porque es 100% intuitivo, muy fácil de usar y cómodo. Pero un día me lo llevé de viaje y, al sacarlo de la maleta que llevaba conmigo la pantalla se había estallado. No entiendo como pasó, porque iba protegido con su funda, pero el hecho fue que la grieta se fue haciendo más grande y, aunque seguía funcionando, la lectura se había hecho bastante incómoda.

Y así estaba yo, en plena depresión porque se me estropeó el lector justo en el punto álgido de mi trabajo de fin de máster, cuando más apuntes y libros académicos tenía que leer, sin el lector que tanto dinero me había costado y que apenas hacía dos meses que me lo acababa de comprar. Me había resignado a quedarme sin uno de estos bichos hasta que lo conocí a él:

Coincidiendo que faltaban pocos días para mi cumpleaños, convencí a mis padres de que había sido una niña buena y accedieron a regalármelo. Por fortuna, es un reader considerablemente más barato que el que me había comprado anteriormente (aunque más caro que los que salieron para Navidades, como el Kindle o el   lector de Fnac), por lo que, a pesar del esfuerzo económico, mereció la pena la inversión.

Digo que mereció la pena porque es un lector maravilloso. Tiene todas las funciones que deseaba (incluyendo la de subrayado), es bastante liviano y se lee muy bien, ya que la pantalla no refleja la luz en absoluto. No tarda nada en cargar las nuevas páginas, por lo que se puede leer con rapidez si se quiere, aunque, si aumentas la letra del texto para verlo más grande, sí que se nota cierta lentitud en la navegación del propio texto. Es táctil, con lo que puedes pasar las páginas con un simple gesto o ampliar el texto con un pellizco; esto también facilita la navegación. No es tan intuitivo como mi lector anterior, pero tampoco hace falta ser físico nuclear para usarlo, por lo que es muy recomendable.

Si bien es cierto que me compré el lector principalmente para utilizarlo en  mis estudios (ya la espalda me estaba matando de cargar tantos tochos de apuntes y libros día a día de la biblioteca a mi casa y viceversa), se ha convertido en una herramienta muy importante para mis lecturas por placer. Es cierto que este aparato no puede sustituir la magia del olor de un libro nuevo ni tampoco logra imitar del todo la sensación de sostener y pasar las páginas de un libro físico, pero creo que se le debe dar una oportunidad. Creo que es fantástico poder llevar en tu bolso más de 12000 páginas sin que ello te produzca una hernia, y que gracias a ello puedas leer lo que quieras cuando te apetezca y en el lugar que te de la gana. Además, si tienes un problema de espacio, el reader se convierte en una buena solución para almacenar todos esos libros que quieres leer en algún momento de tu vida y que no te caben en las estanterías.

Hasta aquí mi testamento de hoy; espero que les haya podido servir de ayuda mi experiencia con los lectores electrónicos. Les aseguro que no le hago publicidad a Sony ni nada por el estilo; yo en concreto necesitaba un lector con unas características concretas, pero si alguien quiere este aparato sólo para disfrutar de su hobby, en el mercado hay muchos readers bastante buenos y económicos. El único consejo que les doy es que le compren funda: la mía en concreto me costó conseguirla (parece que tardó bastante en llegar a las tiendas) y salió cara, pero decidí hacer el gasto para quitarme un poco de encima la paranoia de que se volviera a romper la pantalla. Es verdad que la funda no garantiza del todo que la pantalla no se rompa, pero resulta muy útil; la mía imita la forma de un libro y tiene una práctica lamparita led incorporada, por lo que puedo leer a oscuras cuando sea preciso. De todas maneras, todas las precauciones son pocas, así que ¡mucho cuidado con el aparatito!

Te encantará

16 bocaditos!

  1. Nosotros en casa tenemos dos kindles; ninguno de los dos es el último modelo, tenemos el kindle 3 y el kindle 2, pero hasta ahora no nos han dado ningún problema y estamos superfelices con ellos. Mucha suerte con tu recién adquirido lector, ya verás qué buenos ratos te traerá

    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no he utilizado el Kindle, aunque me lo han recomendado mucho. De momento el Sony me encanta!!! 1beso!

      Eliminar
  2. A mí también me han regalado un e-book por mi cumpleaños y estoy encantada, aunque reconozco que, por muy cómodo que sea, no es comparable a un libro en papel. Por eso, yo sí soy de las que leo dos (a veces incluso alguno más) a la vez: uno en papel y otro en soporte digital. Así me quito el gusanillo de pasar las páginas, hojearlas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que como un libro "de verdad" no hay nada!!!! A mi me encanta especialmente su olorcito... Pero el bichejo electrónico no está nada mal! 1beso!

      Eliminar
  3. Coincido contigo en lo de leer más de un libro, no puedo, pero no en lo del ebook. Yo sigo con mis libro en papel...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El encanto que tiene el papel es inimitable, pero te aseguro que los lectores electrónicos son de mucha utilidad, y le acabas cogiendo cariño... Aunque yo seguiré trabajando en mi sueño de tener una biblioteca como la de "La Bella y la Bestia" mediante la adquisición de libros de pepel, 1beso!

      Eliminar
  4. A mi me gusta leer en papel, pero también es verdad que debe de ser comodísimo leer en formato digital sin tener que cargar con tochos de libros. Me apunto la marca por si acaso :D

    ¡Besos! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La experiencia de lectura es diferente en uno u otro formato, pero en lo que creo que gana el ebook es en comodidad y portabilidad. Yo no creo que sustituya jamás la lectura en papel, pero el lector me ha ayudado a acceder a más libros y transportarlos comodamente, por lo que creo que es recomendable. 1beso!

      Eliminar
  5. Em, yo sigo con los libros en papel pero me va picando ya comprarme un e-reader, cargo con el libro todos los días en el transporte público y a veces dejo de leer libros muy pesados por ese motivo. Tengo dudas entre el kindle y el tuyo! Me has animado con tu explicación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya sido útil mi post, esa era mi intención. Como explico en la entrada, las características del reader dependen mucho de para qué lo vayas a usar; a mi me viene bien éste para estudiar, pero si sólo lo vas a utilizar para leer, hay muchas opciones en el mercado con un precio bastante competitivo. Me han hablado maravillas del Kindle, y era una de mis opciones cuando decidí a comprarme el primero; ahora que lo venden en España y no hace falta pedirlo a EE.UU, pues mejor que mejor! Y del Sony, qué más puedo decir, es fabuloso! Ya me contarás por cuál te decides finalmente, 1beso!

      Eliminar
  6. Yo "jubilé" mi sony viejo para comprar un kindle, que me hice con uno más que nada por el precio jaja
    Lo de las fundas es una lata, el mío venía sin (no entiendo porque las venden sueltas a precio de oro ¬¬) y me he terminado fabricando una.
    Espero que disfrutes de este lo mismo que con el anterior y más :)

    ResponderEliminar
  7. Gracias por pasarte por mi blog! La verdad es que el tema fundas es un poco indignante; no puedes vivir sin ellas, pero sus precios están por las nubes! La opción de la autofabricación es una buena idea. 1beso!

    ResponderEliminar
  8. A mi me regalaron uno los Reyes, pero no es éste. Aún así, o no me he adaptado o soy muy burra, pero sigo pensando que donde esté el papel, que se quiten todos estos inventos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Tiene su intríngulis adaptarse al lector electrónico, porque es muy diferente la experiencia lectora... Yo sigo prefiriendo el libro de papel, pero poco a poco me estoy acostumbrando al reader y no está nada mal... Aún así, coincido contigo; como un libro de papel, no hay nada! 1beso!

    ResponderEliminar
  10. yo tengo un papyre y una vez finalizado el rodaje estoy encantada con él, va a todas partes y no pesa nada.
    todo un invento!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que los readers son súper útiles! Sobre todo si tienes que ir de un lado para otro, ahorra mucho espacio y lo agradece la espalda... 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe