Shoah

14:04



Hola a tod@s!

Hoy les traigo al blog mis impresiones sobre la última película (más bien documental) que he tenido la oportunidad de ver; se titula Shoah y fue realizada durante más de diez años por el cineasta francés Claude Lanzmann. Este monumental film, cuya duración se aproxima a las nueve horas y media (el cual vi durante varios días, a modo de capítulos), trata de una manera directa y clara sobre los oscuros acontecimientos acaecidos a los judíos durante la II Guerra Mundial, centrándose especialmente en los campos de concentración de Treblinka, Dachau y Auschwitz. Para ello, no utiliza imágenes de archivo; tan sólo hace uso de entrevistas a los protagonistas de tan horribles hechos que no sólo son judíos, sino también personas que vivían cerca de los campos e, incluso, miembros de las SS que participaron activamente en el horror del Holocausto.

Conocí esta película hace algunos años, cuando uno de mis profesores de licenciatura nos dio la oportunidad de acercarnos al exterminio llevado a cabo por los nazis de una manera diferente,  a través del libro de Georges Didi - Huberman Imágenes pese a todo. Memoria visual del Holocausto. En este ensayo, subyacía un interesante debate: ¿es posible representar lo inimaginable? ¿Qué medios debemos utilizar para hablar de un hecho tan horrible como el exterminio sistemático de seres humanos, cuyo absoluto horror somos incapaces ni siquiera de atisbar? ¿Son las imágenes capaces de representar una realidad tan monstruosa o debemos fiarnos de la palabra de los protagonistas que, aún adulterada con el tiempo y los recuerdos refleja vívidamente la profundidad de la infamia nazi? A partir de estas premisas surgían dos posiciones enfrentadas: la que defendía la imagen como documento válido para mostrar el Holocausto y sensiblizar a la sociedad de los hechos y los que postulaban que no había imagen capaz de reflejar el dolor y las atrocidades sufridas, que sólo las palabras pueden acercarnos a los hechos. Entre los ejemplos que defendían esta última tendencia se encontraba el documental que hoy protagoniza esta entrada.



Shoah es, ante todo, una lección de Historia. Se trata de una película dura pero absolutamente necesaria de ver para acercarnos (aunque sea mínimamente) a uno hechos históricos relativamente recientes a los que a veces, dada la cantidad de películas, libros, series y demás manifestaciones culturales que han tratado este tema, pueden aparecer un tanto "edulcorados" (dentro de lo terrible que son) o ficticios, como comenta Mientras Leo en su reciente post sobre el polémico Mein Kampf, de Hitler.

A lo largo de sus casi diez horas de cinta, Lanzmann hace innumerables entrevistas a protagonistas directos del Holocausto, que, por medio de sus palabras, logran recrear de una manera escalofriante el sufrimiento vivido en su propia piel. Las historias de los supervivientes a los que el director entrevista consiguen traspasar la pantalla sin necesidad de imágenes de época, pues unos relatos tan despiadados y terroríficos conmueven sinceramente al espectador. Las únicas imágenes que utiliza el director, a parte de la de los entrevistados, son las de los campos de concentración en el estado en que se encontraban en el momento de rodar la película, cuando ya estaban prácticamente derruidos y completamente descontextualizados de los terribles sucesos que allí se llevaron a cabo. A pesar de esto, el aspecto fantasmal de estos recintos, apoyados por los testimonios de los supervivientes nos ayuda a reconstruir el dolor y la agonía que aún se desprenden de esas ruinas. 


Memorial a las víctimas en Treblinka.


Los judíos entrevistados hablan de su experiencia desde distintos puntos de vista, pero todos coinciden en que, a pesar del tiempo pasado, el dolor está tan latente como el primer día. Algunos relatan con entereza y hasta con frialdad sus vivencias, pero muchos de ellos son incapaces de contener las lágrimas en su relato y, ante la insistencia del director de la "necesidad" de hablar de ello para dejar testimonio de los hechos, no pueden hacer otra cosa que seguir derrumbándose a cada palabra que dicen. Algunos de sus recuerdos son tan indescriptiblemente terroríficos que es duro imaginar que esas cosas sucedieron realmente y no podemos dejar de preguntarnos cómo un ser humano es capaz de hacerle esas calamidades a otras personas.

En un intento de dotar de diferentes puntos de vista los acontecimientos sucedidos a los judíos, entre los entrevistados se encuentran también pobladores cercanos a los campos de concentración (polacos y alemanes principalmente) y también nazis que participaron directamente en los hechos, que aparecen, en la mayoría de los casos, grabados mediante cámaras ocultas. Los habitantes cercanos a los campos de concentración confirman que conocían perfectamente lo que ocurría en esos lugares, y que incluso, avisaban a los transportados en los trenes de su terrible destino, por medio de gestos que simbolizaban su muerte. Coinciden en que intentaron ayudarlos de alguna manera, dándoles agua y comida, pero que eran amenazados por las autoridades y no podían hacer nada. Eso hizo que acabaran ignorando los gritos y el olor a muerte de los campos vecinos, por miedo a sufrir el mismo destino. Aunque a todos los entrevistados les apena la situación que vivieron los judíos, por medio de las preguntas del director se acaba demostrando que, en realidad, la desaparición de los judíos no les importó demasiado, y justifican su desgracia en que ellos fueron los asesinos de Jesucristo. Sólo unos pocos realmente sufrieron personalmente las atrocidades que vivieron los que hasta hacía poco eran sus vecinos, cayendo muchos de ellos en el alcoholismo y la depresión. Se desprende de su relato el profundo antisemitismo que existía en estas poblaciones y llegamos a la conclusión de que, aunque no están de acuerdo con los medios empleados, se alegran de la desaparición de los judíos de su país.

En cuanto a las entrevistas a los miembros de las SS, como he mencionado, la mayoría están realizadas por cámaras ocultas. Aún así, estos personajes no dudan en afirmar que desconocían lo que les ocurría a los judíos, que los lugares mencionados no eran campos de exterminio, sino de trabajo y que ellos sólo recibían órdenes de instancias superiores. A todos ellos les parece horrible el sufrimiento de los judíos, pero alguno de ellos llega a poner en duda la cantidad de personas que fallecieron en estos lugares, diciendo que son exageraciones, lo que les acerca a posiciones negacionistas que, personalmente, me indignaron bastante, al provenir de gente que participó activamente de los hechos y vio lo que allí pasaba.

Como nota negativa del film no quiero dejar de comentar que la implicación del director es tan personal que a veces llega a ser contraproducente, en el sentido que hace algunas preguntas que no llevan a ninguna parte ni interesan para el desarrollo del discurso histórico, deteniéndose en nimiedades que, en ocasiones, sólo sirven para aumentar el dolor de los entrevistados o mostrar la ignorancia de los que, desde el principio, él mismo ha considerado los malos de la película (no me refiero sólo a los nazis, sino en general, a todos aquellos que no estuvieron dentro de los campos). Creo que esta evidente parcialidad es la que le quita algo de seriedad a la película, lo que me apena sinceramente, ya que la contundencia de los hechos es tal que no hace falta ponerse a favor de unos u otros de antemano para demostrar la veracidad de los argumentos de las víctimas.

En definitiva, esta es una película muy recomendable de ver, puesto que muestra una parte de nuestra Historia contada por sus protagonistas, lo que le quita el "romanticismo" de la ficción dedicada al tema pero la dota de una fuerza y una profundidad dignas de elogio. Sé que la manera de contar esta historia puede caer en lo gafapasti, ya que la duración del documental es tremenda, los entrevistados hablan cada uno en su idioma y se recurre a los subtítulos (no al doblaje) para difundir su testimonio y la manera de contar los hechos no dan lugar a la distensión, pero me parece un documento muy relevante para conocer de primera mano lo acontecido durante uno de los capítulos más negros de la Historia de la Humanidad. Nota: 8/10.



Te encantará

22 bocaditos!

  1. Qué entrada tan completa, no conocía la película pero me ha parecido muy interesante todo lo que has contado asi que la buscaré
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya llamado la atención y espero que me des tu opinión si la ves. Yo la conseguí gracias a la biblioteca municipal, porque es una peli difícil de encontrar tanto en internet como en las tiendas (además de que es bastante carilla...). 1beso!

      Eliminar
  2. Permite me que te de la enhorabuena por la crónica tan profesional que has realizado, es de editorial!!! El tema en cuestión me atrae por la memoria que no debemos borrar, para no permitir que se nos olvide hecos tan dramáticos como estos, hace años tuve la oportunidad de leer "Auschwitz, los nazis y la 'solución final'" de Laurence Rees, y todavía se me eriza el vello cuando lo recuerdo. Intentare verlo (por sesiones como tu) en cuanto pueda. Muchas gracias por la sugerencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus amables palabras pero vamos, que mi reseña no es nada profesional!!! Jejeje. Simplemente he querido contar de una manera más o menos clara una peli tan cargada de trozos de realidad... Me alegro que te interese, pero aviso que es un poco densa de ver; lo mejor es dedicarle una horita al día como mucho para no sobrecargarse. 1beso!

      Eliminar
  3. Muy buena tu reseña, me gustó mucho la película como la pintas, se ve interesante y el hecho de que sea de un momento histórico en la existencia de la humanidad la hace más llamativa aún, así que la buscaré para verla este fin de semana.
    saludos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya interesado la película! Como voy comentando, es un pelín densa y hay que tomársela con mucha calma, pero creo que vale la pena conocer el testimonio del horror del Holocausto desde la voz de sus protagonistas. 1beso!

      Eliminar
  4. Pues no sabía de su existencia pero me alegra que me la hayas descubierto. He leído muchísimo sobre esta etapa, la más vergonzosa de nuestra historia y he visto películas y documentales, últimamente los de la 2 "Cazadores de nazis" y es un tema que me atrae muchísimo. Por supuesto la veré y aprovecho para felicitarte por tu imponente entrada. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no es porque en la carrera me la dan a conocer, yo tampoco sabría de la existencia de este documental. Si te interesa la historia de la II Guerra Mundial, seguro que no te parecerá una pérdida de tiempo acercarte a este film. 1beso!

      Eliminar
  5. Me uno al club de los que no conocían la película. Pero ya mismo estoy buscándola, que esta temática me atrae mucho. Y por lo que cuentas, esta película merece ser vista. Gran entrada!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que merece ser vista al menos una vez en la vida; es nuestra responsabilidad no olvidar unos hechos tan espantosos que esperemos que nunca más se repitan. Como he dicho antes, te recomiendo que la visualices poco a poco, para no saturarte demasiado! 1beso!

      Eliminar
  6. Has hecho un preciosa entrada, Tizire, y sin duda intentaré hacerme con el documental. Esa ausencia de "romanticismo" que mencionas al final marca una gran diferencia.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus generosas palabras! Espero que el visionado de este documental te resulte enriquecedor para acercarte de una manera diferente a los hechos. 1beso!

      Eliminar
  7. Seguro que es un documental magnífico. Lo tendré en cuenta.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te interese, espero que te guste, 1beso!

      Eliminar
  8. Me lo apunto para verlo a la que tenga un poco de tiempo disponible, sin duda parece muy interesante :)
    Besos, te sigo.

    ResponderEliminar
  9. Joder no conocía este película pero te aseguro que la veré. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te la recomiendo, ya me contarás. 1beso!

      Eliminar
  10. Me he apuntado al concurso de Blair, pero soy un patoso y no se hacer la mayoria de las cosas ...jejeje....un dia de estos necesitare que me ayudes a realizar todos los pasos....que desesperación ser tan nuevo en todo esto. ;-) Xao!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro hombre, lo que quieras!!!! 1beso!

      Eliminar
  11. Buenoooo, buscando en google esta mañana sobre varias cosas me trae a tu blog nuevamente, jajajaj. No había visto esta entrada, es una etapa histórica que me llama mucho y no conocía la peli-documental, la busco YA!!! Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una película muy interesante, pero para verla en pequeñas dosis, a modo de capítulos... La verdad es que, aunque no muestre imágenes de archivo del Holocausto es bastante dura de ver: a veces la palabra llega donde las imágenes no pueden. 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe