Malas ventas.

8:41


Hola a tod@s!

Después de varios meses sin leer nada de novela gráfica, me apetecía mucho volver al género, por lo que encaminé mis pasos a la estantería y me dispuse a decidir cuál sería la lectura de este tipo que mejor encajaba con mi actual estado de ánimo. Sin dudar demasiado, me decanté por un cómic que estuve años persiguiendo y que esquivaba todos mis intentos de compra: la imposibilidad de conseguirlo por cualquier cauce me estaba suponiendo una enorme frustración que aplaqué el día que lo encontré casualmente en una pequeña tienda friki; acabé desenfundando mi tarjeta de crédito al instante, ante el temor de no volver más nunca el libro de mis anhelos: Malas Ventas, de Alex Robinson.


Malas ventas es la recopilación integral de una serie de cómics que su autor fue publicando de manera independiente durante la década de 1990. El libro narra las peripecias de un grupo de jóvenes neoyorkinos, recién salidos de la Universidad, que tienen que encararse a la vida sin red de seguridad, con todo lo que ello supone: los años felices de estudiante han quedado atrás y ahora toca enfrentarse al "mundo real", donde no todo es tan idílico como alguna vez soñaron. En este contexto, intentarán mantener vivas sus ilusiones juveniles, con la intención de poder hacer las cosas que siempre quisieron y cumplir las expectativas que alguna vez se crearon. Malas ventas no es un libro sobre el amor, la amistad o la juventud: es una mezcla de todo ello sin llegar a basarse en sólo uno de estos temas, por lo que podría hablarse más bien de un retrato de la vida misma, con sus múltiples acepciones y, quizás lo más importante, sin caer en estereotipos.


Esta novela gráfica consta de diversos personajes que van aportando a lo largo de varios capítulos diferentes perspectivas a la historia, lo que hace que la voz de este libro sea muy variada en matices. Conoceremos al calmado y sabio Stephen, un maestro de Historia cuya apariencia de "Jesucristo asesino" le hace ser foco de bastantes recelos, a su novia, la irónica y feminista Jane, que intentará vivir de su trabajo como dibujante de cómics con más o menos éxito mientras lidia con Dorothy, su antigua compañera de piso, triunfadora en lo profesional,  egocéntrica y con problemas de bebida, que le ha echado el guante a Sherman, el nuevo compañero de piso de la pareja, un librero con aspiraciones a escritor que odia profundamente su trabajo pero cuya amistad con el torpe Ed, otro dibujante de cómic frustrado y con escasas habilidades sociales harán que no desespere. Aunque todos ellos tienen una importancia capital en el desarrollo de las diferentes tramas que surgirán a lo largo del libro, el peso protagónico basculará entre Sherman y Ed, dos grandes amigos cuya evolución será la más evidente a lo largo de las páginas del cómic.


Una de las características que diferencian a la novela gráfica del resto de géneros literarios, aparte de la preeminencia del dibujo, es que se basa prácticamente en diálogos entre los personajes, lo que hace que estos libros sean de lectura muy ágil. Las conversaciones que ha creado Robinson para esta obra son muy fluidas y realizadas con un lenguaje coloquial, con lo que nos podemos acercar perfectamente a la manera de ser de los personajes, de forma que casi podemos oír sus voces a medida que vamos leyendo. Estas interacciones entre los protagonistas están plagadas de referencias a la cultura popular americana, que no supondrán ningún tipo de pérdida para el lector, ya que la edición del libro realizada por Atisberri incluye un anexo con notas a pie de página que explican a qué se refieren los personajes, lo que hace la lectura muy agradable. La historia, formada por diferentes postales vitales que tienen como nexo común la transición a la vida adulta, va ganando fuerza y complejidad a medida que pasan las páginas: empieza como un relato simpático de un grupo de amigos y acaba reflexionando sobre el lugar en el mundo que cada uno ha de ocupar a medida que se crece. El dibujo de Robinson es bastante diáfano y hace un buen uso de la combinación entre blancos y negros para generar profundidad, aunque no destaca por ser especialmente bello. Lo que más me ha gustado en este plano es la riqueza del lenguaje gráfico de la que hace gala Robinson: no le basta con situar viñetas una detrás de otra, sino que juega con ellas colocándolas de manera original, de tal modo que este uso del dibujo subraya lo que quiere contar el autor, lo que, sin duda, es un punto muy positivo de la obra.


Reconozco que me hubiera gustado decir que este libro ha superado todas mis expectativas, infladas por años de persecusión de este cómic por librerías de media España, pero no ha sido así. No obstante, aunque no sea un libro de 10 me ha gustado muchísimo: lo he pasado muy bien leyéndolo, me ha hecho reír a ratos y, lo más importante, me he sentido identificada en algún momento con todos los personajes protagonistas, incluso con los que me caían mal. Esto creo que es así porque los personajes no son en absoluto "tópicos con patas" de la juventud: son personas con un trasfondo que se salta absolutamente los clichés más manidos. Además yo, como ellos, hace poco que dejé de ser estudiante y me encuentro "ante el abismo de la realidad", por lo que me ha sido muy fácil simpatizar con las cosas que les iban sucediendo y entender perfectamente qué sentían en cada momento. Además, algunas anécdotas en torno al trabajo en la librería que cuenta Sherman las he experimentado yo en mis propias carnes y me ha resultado muy curioso ver cómo éstas se repiten en un tiempo y un espacio muy diferentes entre sí, lo que me ha sacado más de una carcajada. En definitiva, recomiendo este libro a todos aquellos que gusten de la novela gráfica y quieran leer trozos de vida atemporales y universales que giran en torno al paso a la madurez y que consiguen atraparte entre sus diálogos y dibujos. Nota: 7´7.

Te encantará

36 bocaditos!

  1. Es una pena que no sea lo que esperabas, pero si la has disfrutado es lo que cuenta. Yo no soy de novela gráfica ni comics.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, aunque no fue el libro inolvidable que creía, la verdad es que me dejó con un buen sabor de boca que, con el transcurso del tiempo, se intensifica. De hecho, buscaré más obras del autor, aunque sean difíciles de conseguir! 1beso!

      Eliminar
  2. Confieso que nunca he leído ninguna novela gráfica. La idea de ésta es muy buena pero si no te gustó tanto como esperabas y además es tan difícil de encontrar...De todas formas, lo que sí me ha gustado mucho es que hayas traído algo diferente. Muchas gracias.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a que te inicies con la novela gráfica: es un género muy subvalorado, pero que tiene auténticas joyas por descubrir. Es cierto que este libro me costó encontrarlo y aunque me gustó mucho, no es la novela redonda que me esperaba, pero no dudo en recomendarlo. Pero si quieres que te recomiende una obra de arte del género para iniciarte, te recomendaría Maus, de Spiegelman: una original mirada sobre el Holocausto que no te dejará indiferente. 1beso!

      Eliminar
  3. Me ha parecido una reseña muy original. Este género nunca lo había visto reseñado en ningún blog. Me llama mucho la atención. He mirado que está disponible en mi biblioteca, así que iré a por él. Por cierto, a ver si luego te cuento por mail lo que me ha pasado con 84, Charing Cross Road.. Lo que no me pase a mí... Te vas a reír. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si está disponible en la biblio y te apetece, ve a por él, que es raro encontrarlo! Estoy deseando que me cuentes tu anécdota con 84, Charing Cross Road: a saber qué habrás liado... 1beso!

      Eliminar
  4. El riesgo es que su búsqueda se convierta en un obsesión, y después los resultados no correspondan a las expectativas que se van fermentando año tras año. En mi caso, puedo decir que el cómic es un género al que tengo algo abandonado. No obstante, en alguna librería, a veces me siento con uno en el regazo y miro en diagonal sus frases e ilustraciones. ¡Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mi obsesión me ha perjudicado a la hora de valorar este libro, pero que conste que me ha gustado muchísimo, que por los comentarios parece que me ha decepcionado! Es una buena novela gráfica que recomiendo, así que si te gusta el género, puede que la disfrutes. 1beso!

      Eliminar
  5. No he leído nunca novela gráfica, pero de tanto ver reseñas por varios blogs, me estáis animando a darle una oportunidad a este género. Éste no lo conocía, y a pesar de que no te haya convencido del todo, sí que lo ha hecho lo suficiente como para que sienta curiosidad. Así que me lo apunto, a ver si me animo de una vez con este género y voy a probar suerte en la biblio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que me ha convencido, pero reconozco que mis expectativas eran muy altas, pero lo recomiendo muchísimo. Si quieres iniciarte en el género, te recomiendo Maus, Persépolis o Contrato con Dios, tres cómics imprescindibles. 1beso!

      Eliminar
  6. No me atrae mucho este formato, pero para formarme una opinión debería leer algo primero. Por lo pronto te agradezco que nos recuerdes que también existen novelas gráficas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apena que, en general, nadie le de oportunidades al género, porque hay auténticos tesoros por descubrir... A ver si alguien se acaba animando! 1beso!

      Eliminar
  7. Esta vez no me llama mucho el libro y es que no soy nada aficionada a los comics ni a las novelas gráficas, desde niña no he vuelto a leer en este formato
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, si no te llama el género, no te lo recomendaré, aunque es una historia muy buena! 1beso!

      Eliminar
  8. No es un género que suela frecuentar, de hecho, en mi lista sólo tengo como novela gráfica Maus (que recibió un Pullitzer y tengo una amigo todo el día recomendándo, jeje). Pero me alegra que por fin hayas encontrado un libro deseado por tanto tiempo, es verdad que luego te puedes sentir un poco desinflada, pero con la puntuación que le has dado ya pareces más que satisfecha. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que leer Maus, es una historia increíble y uno de mis libros favoritos! Ya verás como te gusta. 1beso!

      Eliminar
  9. Lo siento pero con la novela gráfica, cómic y semejantes no puedo. Me los acabo en un día y supongo que no los sé valorar como un buen lector de este tipo de novelas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es su ventaja, que se acaban en seguida! Pero hay historias increíbles, que dejan un sabor de boca imborrablemente bueno. Siento que no te guste el género, 1beso!

      Eliminar
  10. Hola Tizire,
    Pues yo no he experimentado aún con la novela gráfica, esperaba llevar,e este título como recomendación pero veo que no te ha entusiasmado, sí que leía muchos cómics de pequeño pero novela gráfica nada, ni siquiera la encuentro por ahí. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta historia me ha gustado pero no la recomendaría a aquellos que se quieran estrenar en el género: como he dicho más arriba, cómics como Maus, Contrato con Dios o Persépolis son absolutamente imprescindibles y seguro que te gustan. 1beso!

      Eliminar
  11. Nunca he leído ninguna novela gráfica. No son lo mio.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no te convenceré con mis opiniones, otra vez será! 1beso!

      Eliminar
  12. Me encanta la novela gráfica y esta tiene una pinta estupenda. Me la apunto, a ver si tengo suerte y no me anda huyendo como a ti.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fin, alguien entusiasta de la novela gráfica: ya no me siento tan bicho raro! A lo mejor tienes suerte Dorothy: me parece que han sacado alguna edición nueva porque después de comprar esta novela la he visto en alguna tienda que otra! 1beso!

      Eliminar
  13. Yo me inicié con Maus en la novela gráfica y le tengo afición. Me apunto elq ue nos traes hoy
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que a ti también te interese el género porque tiene ejemplos de buena literatura que uno no debería perderse: si has leído Maus lo habrás comprobado en tus carnes! 1beso!

      Eliminar
  14. No me interesa mucho la novela gráfica, la verdad. Soy más de palabras y más palabras...
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que a ti no te voy a lograr convencer con este género, Carmen, pero espero convencerte con el próximo libro que reseñe! ;) 1beso!

      Eliminar
  15. No lo conocía, pero en vista de lo que nos dices, lo tendré muy en cuenta.
    Gracias,
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste si te animas con él, ya que la considero una lectura muy recomendable. 1beso!

      Eliminar
  16. Hace como dos siglos que no compro cómics, los pocos que leo lo hago de prestado. La economía está tan mal que lo poco que ahorro lo invierto siempre en libros. Debería de hacerme con alguno de vez en cuando pero es que son muy caros. Este que comentas tiene buena pinta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que este es el principal problema de estos libros: son demasiado caros! En otros países al parecer el precio es más asequible, pero en España aún es un artículo de lujo. Mira a ver si en tu biblioteca lo encuentras, a lo mejor tienes suerte! 1beso!

      Eliminar
  17. Yo no suelo leer este estilo aunque reconozco que luego me encantan.
    No creo que me haga con ella, pero me ha llamado la atención.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás algún día te tropieces con este libro por casualidad y lo acabes devorando! 1beso!

      Eliminar
  18. Las expectativas tienen un peligro... Aun así, la lectura ha ido bastante bien ;).

    ResponderEliminar
  19. Es cierto que me esperaba una lectura increíble, pero aunque no cumplió mis más altas expectativas, me gustó mucho y recomiendo su lectura a quien guste del género. 1beso!

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe