La Sociedad Literaria y el Pastel de Piel de Patata de Guernsey.

8:24


Hola a tod@s!

No soy una de esas personas que se pasan la vida diciendo que cualquier tiempo pasado fue mejor pero es cierto que, a veces, echo de menos pequeñas cosas que la modernidad se ha cargado. Una de ellas es el placer de escribir, enviar y recibir cartas. Lo siento, para mi un e-mail no es comparable; por supuesto que reconozco la ventaja de la inmediatez que posee, así como poder contener mensajes infinitos, pero creo que  con él se ha perdido el encanto de la elección del papel,  el bolígrafo y las palabras a ser enviadas, la síntesis de los temas a contar, el paseo hasta el buzón para depositar la carta, la inquieta espera hasta que sabes que el remitente ha recibido el mensaje y la alegría nerviosa de aguardar una posible respuesta cualquier día que el cartero toque la puerta con un sobre sin matasellos empresarial... Llámenme romántica o viejuna, pero recibir una carta es uno de esos sencillos placeres que hacen que la vida sea mejor. Quizás por eso disfruto tanto del género epistolar en literatura: me gusta leer cartas aunque sean ajenas,  porque están escritas con un tono diferente, bastante personal, que hace que nos acerquemos a quien las escribe de una manera única. Comprenderán entonces lo fácil que fue incluir entre mis futuras lecturas el  libro que les traigo hoy, La Sociedad Literaria y el Pastel de Patata de Guernsey, de Mary Ann Shaffer: entre el formato epistolar, el curioso título de la historia, ciertos aires de metaliteratura rondando y las innumerables recomendaciones que recibí para que lo tuviera en cuenta, era totalmente inexcusable no hacerle hueco a esta novela.


Juliet Ashton es una joven periodista londinense en plena época de metamorfosis: durante la II Guerra Mundial ha estado escribiendo una columna semanal en tono de humor para levantar el ánimo de la población, pero con la publicación de Izzy Bickerstaff va a la guerra, compilación de dichos artículos, ha decidido poner punto y final a esa faceta y  escribir algo "serio", aunque le está costando encontrar un tema en el que inspirarse. Un día recibe una llamativa carta de un desconocido llamado Dawsey Adams pidiéndole un favor: le explica que ha encontrado su dirección en el interior de un libro que antes le perteneció a ella y le pide que le facilite las señas de alguna librería en Londres para adquirir más libros de ese autor, ya que vive en Guernsey, una isla del Canal de La Mancha, y, tras la guerra, no ha quedado ningún establecimiento de este tipo. En esa misiva hace alusión a la ocupación alemana que sufrió dicho territorio y a algunas curiosas anécdotas que se dieron en torno a la Sociedad Literaria y el Pastel de Piel de Patata de Guernsey, lo que despierta una enorme curiosidad en Juliet que, no sólo le hace el favor a Dawsey, sino que inicia con él una fluida correspondencia que se extenderá al resto de miembros de la Sociedad. Este intercambio de cartas a varias bandas nos permitirá conocer la personalidad de diferentes miembros del club literario, acercarnos a las experiencias que atravesaron durante los años de ocupación y comprobar cómo el amor por los libros puede ayudar a sobrellevar incluso los momentos más duros de la vida.


En esta obra aparecen numerosos personajes a los que podemos conocer gracias a las misivas que le envían a Juliet, y en las que vemos pedacitos de su carácter. Sería difícil mencionarlos a todos, puesto que no son pocos los actores que dan vida a esta trama, pero señalo sobre todos los demás a la protagonista, Juliet, una joven independiente, divertida e ingeniosa que cae bastante simpática gracias a su genuina personalidad en tiempos tan difíciles como la postguerra europea. Destaca también su editor y amigo Sydney, un muchacho que es para ella como un hermano mayor que la anima y apoya, y le hace ver cosas, tanto del trabajo como de su vida personal que a veces a ella se le escapan. De los personajes que habitan en Guernsey hay varios a resaltar: los miembros de la Sociedad son realmente extraordinarios y aportan un punto bastante optimista a  la obra, pues, a pesar de haber vivido terribles experiencias durante la guerra, son gente humilde y, en general, alegre, que hace sentir a Juliet como una más de su grupo y, con ello, el lector también se siente acogido. Habría que señalar especialmente a Dawsey como vínculo entre Juliet y la Sociedad, un hombre solitario, tímido, pero de gran corazón, a Isola Pribby, una excéntrica mujer a los que algunos en la isla tachan de bruja y a Elizabeth McKenna, un personaje que no aparece físicamente en la obra pero que planea sobre toda la acción al ser una mujer excepcional que durante los años de la guerra ayudó a muchos de sus vecinos aún arriesgando su vida: su carácter vitalista y positivo conformó el pegamento que une a los integrantes de la Sociedad Literaria ante las duras y las maduras, haciendo de ellos una auténtica familia.


Esta es una novela epistolar, por lo que la conformación del libro es fragmentaria: las cartas suelen ser de uno o dos párrafos y raras veces superan las dos páginas. A veces se incluyen telegramas entre medio, con lo que con unas pocas palabras se alimenta la acción. A mi que me suelen gustar los libros divididos en capítulos no muy largos me parece que ésta es una estructura muy ágil, que contribuye a la fácil lectura del libro y mantiene muy bien el interés, al ir rotando el punto de vista de la acción de una manera bastante dinámica. En cuanto a estilo hay que hacer un breve apunte: en la portada aparecen dos autoras para esta obra, con lo que se podría pensar que es un libro a cuatro manos, pero según he podido entender de lo que se dice en los agradecimientos la idea principal y gran parte del desarrollo es de Shaffer y cuando ésta enfermó y tuvo que ser hospitalizada su sobrina, Annie Barrows, contribuyó a dar los toques finales de la obra, basándose en las premisas de su tía. Yo no he identificado cambios de estilo en la redacción, así que no sé de qué parte se encargó cada una, lo que considero un punto positivo pues entiendo que se ha mantenido el tono general de la historia, independientemente de quien la ejecutara en cada momento. El lenguaje utilizado es coloquial, lo que redunda en la espontaneidad de las cartas y el tratamiento que se le da al tema de la ocupación alemana me ha parecido bastante acertado, pues, a pesar del drama vivido por todas esas personas no se pone el acento en la mera enumeración de horrores sufridos, sino que lo vivido se muestra con el dolor y la resignación de lo que ya pasó y hay que tratar de superar para seguir viviendo. Gran parte de la obra destila un humor muy limpio que hace de ésta una novela tremendamente amable: a pesar de lo que he mencionado para mi el  fondo del libro no es la guerra, ni siquiera el amor por la literatura: el tema central de la obra viene a ser el encontrarse a uno mismo saltándose lo establecido, descubriendo que muchas veces son las cosas más simples las que te hacen más feliz.


Me ha gustado mucho La Sociedad Literaria y el Pastel de Piel de Patata de Guernsey: es un libro muy bonito y fácil de leer, que imprime una sonrisa en la cara de principio a fin de la lectura. Como punto flojo he de decir que hacia la segunda mitad del libro la historia se vuelve un tanto convencional, olvidándose  de la frescura inicial del relato para transitar por terrenos algo trillados trillados, aunque se agradece que al final la historia remonte un poco el vuelo. También me hubiera gustado un tono más individualizado en las cartas ya que a veces se asemejan demasiado entre sí aún siendo escritas por diferentes personajes y, como detalle tonto,  unas fechas más realistas entre el envío y la recepción de los mensajes hubieran sido de agradecer: sin cuestionar la calidad del servicio de correos británico, me sorprende muchísimo que las cartas entre Londres y Guernsey llegaran al día siguiente de ser escritas en plena postguerra europea. En conclusión, recomiendo esta obra sin falta a los que gusten del género epistolar (he de decir que conforma un díptico ideal junto a 84, Charing Cross Road) y, en general, a quien le apetezca una lectura agradable y encantadora que le hará pasar dos o tres tardes muy gratas cotilleando libremente en correspondencia ajena. Nota: 7´4/10.

"Esto es lo que me encanta de la lectura; en un libro encuentras un detalle diminuto que te interesa, y este detalle diminuto te lleva a otro libro, y algo en ese te lleva a un tercer libro. Es matemáticamente progresivo; sin final a la vista, y sin ninguna otra razón que no sea por puro placer".

Te encantará

100 bocaditos!

  1. No lo conocía, pero después de leer tu pedazo de reseña me ha llamado muchísimo la atención, así que me lo voy a apuntar.
    ¡Gracias por la reseña!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo disfrutes mucho, ya me contarás! 1beso!

      Eliminar
  2. Ya le tenía ganas al libro. Después de tu reseña... ¡ni te cuento! A ver si consigo hacerle hueco prontito...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro estupendo, que seguro que te hace pasar un buen rato; no lo dejes escapar! 1beso!

      Eliminar
  3. ¡Ohhhhhhhh!!!!! Me encanta este libro. Lo leí hará ya un par de años y se convirtió casi de inmediato en uno de mis favoritos, y ahí se ha mantenido desde entonces, y siempre que puedo lo recomiendo.
    Yo no soy muy aficionada al género epistolar pero este me cautivo, sobre todo Guernsey y sus peculiares habitantes.
    Gracias por recordármelo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como he dicho, me encanta el género epistolar y éste libro es un buen ejemplo de lo mejor que te puedes encontrar en libros de este tipo. La sonrisa es permanente durante toda la lectura! 1beso!

      Eliminar
  4. Oh no conocía el libro! ;D tomo nota de tu resña

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco lo conocía y no tiene mala pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es bastante conocido en la blogosfera... Menos mal que me lo presentaron, que si no lo hubiera dejado escapar! 1beso!

      Eliminar
  6. no lo conocía pero me ha encantado la reseña! me lo anoto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras; ojalá que te guste! 1beso!

      Eliminar
  7. Lo leí hace relativamente poco y me gustó mucho, la verdad. Creo que es un libro que se puede disfrutar fácilmente y cuya forma de escritura lo hace atractivo al lector :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo: es una historia sencilla y accesible que acoge al lector en su seno. 1beso!

      Eliminar
  8. Mucha gente me lo ha recomendado pero todavía no he dado el paso. Quizá tu reseña me empuja a, por fin, darle una oportunidad.

    Un besito y feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada lectura tiene su ritmo; quizás ahora no te apetezca o no lo veas claro, pero más adelante te lo tropieces sin querer y te surja la necesidad de leerlo... 1beso!

      Eliminar
  9. Me encantó este libro, es una de mis lecturas preferidas, de esas que son "curativas para el alma". Es cierto que literariamente hablando está muy por debajo de "85 charing cross road" pero es que no se puede comparar al intelecto y cultura de Helene Hanff porque se trata de la primera novela de una escritora novel (que por desgracia murió) y su sencillez todavía la hace más candorosa. La recomiendo muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es comparable con el libro de Hanff por eso que comentas; 84 Charing Cross Road es mucho más intelectual, éste apela hacia los sentimientos más básicos. Aún así me parece que se complementan, puesto que se sitúan en una época similar y habla de las amistades inesperadas y lo que éstas te cambian la vida. Yo creo que es un libro muy amable que se disfruta sin pretensiones. 1beso!

      Eliminar
  10. Guau!!! Pedazo de reseña y pedazo de libro. Lo quiero urgentemente. Me ha encantado lo que dices de la novela, así que apuntadito queda. Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte convencido! Ojalá que te guste mucho. 1beso!

      Eliminar
  11. Tu reseña me ha enamorado.
    Yo también echo de menos las cartas. Y lo peor es que las próximas generaciones, que viven pegados al portátil y al whatsapp ni siquiera conocerán el placer que proporciona recibir una carta de un amigo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Pues sí, las cartas desaparecerán irremediablemente y quedarán los sms y demás; es una pena porque, cuando pase el tiempo y uno se sienta nostálgico no tendrá papel al que acudir para recordar otros tiempos, sino que tendrá que buscar en un archivo digital con la esperanza de haber guardado algo que, probablemente, haya desaparecido... 1beso!

      Eliminar
  12. Hace tiempo que lo tengo a la espera. Creo que después de leer tu reseña tal vez escale posiciones ;)
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué mala influencia! Si ya tenías interés en él es probable que encaje en tus gustos y lo disfrutes. Espero tu reseña, 1beso!

      Eliminar
  13. Con esta estupenda reseña no se puede uno resistir. Y sí, estoy de acuerdo en tus reflexiones epistolares jeje. Además la comunicación era mucho más sincera y tenía mucho más valor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, creo que las cartas eran el medio de comunicación del corazón: ahí te podías explayar sin temores ni vergüenza porque ¡el papel lo aguanta todo! A ver si hay suerte y se vuelven a poner de moda, jejeje! 1beso!

      Eliminar
  14. Lo tengo en casa...desde que salió creo, me lo lelvé por la portada y porque me hizo gracia el título. Y viendo tu reseña no veas lo que me alegro de tenerlo ya. Le has hecho subir muchos puestos en los pendientes jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que ha pasado tiempo en tu estantería esperando, ¡pobrecito! Anda, rescátalo de su exilio y léelo si te apetece una lectura agradable, que ya verás que te gusta. 1beso!

      Eliminar
  15. Ay, por favor, que este mes me he propuesto no comprar nada más!! con lo que a mi me gustan unas cartas y este libro que lo he tenido en mano ¡el díptico ideal junto a 84, Charing Cross Road! esta reseña me parece una desfachatez para con mis propósitos. Sabiendo que es una historia como la que describes, sencilla pero de sonrisa y de que eres mi alma gemela literaria, a veces te odio!! En referencia al libro, nada, que terminará pasando por mis manos. Y en referencia a las cartas reales, a mi me encantan y no las cambio por correos electrónicos, que hacen su apaño, todo hay que decirlo pero que a mi el puño y letra me priva y de las esperas al cartero, ya me concoces, jejeje. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resiste, Marilú, que tú puedes! No te dejes convencer por mis maquiavélicas palabras! Te advierto desde ya que no llega a la calidad literaria de 84 Charing Cross Road, que es mucho más intelectual: digo lo de "díptico ideal" porque se desarrollan en épocas y escenarios similares y hablan sobre el surgimiento de amistades inesperadas y cómo éstas te cambian la vida. Deberíamos volver a poner las cartas de moda... ¡comentarios sobre las entradas por carta! ¿Qué te parece? Jejejeje! 1beso!

      Eliminar
  16. Me encanta el título y la portada, pero el argumento no me termina de convencer. Sin embargo, sí que me gusta el estilo utilizado, creo que es muy difícil contar una historia a través de cartas, y eso hay que valorarlo. Respecto a lo de recibir cartas, yo soy como tú, pero incluso la que se envían entre particulares ya no tienen sellos, sino un matasellos, pobres coleccionadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos en que contar una historia por carta tiene gran valor, ya que es difícil transmitir todo lo que se quiere con tanta brevedad. Lo de los matasellos no lo sabía, ¡qué chasco! Ya no respetan ni a los sellos... 1beso!

      Eliminar
  17. Me ha gustado mucho tu reseña, me has descubierto una nueva novela que sin duda intentaré leer, me ha parecido muy interesante tu propuesta de hoy.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras: espero que su lectura no te decepciones! 1beso!

      Eliminar
  18. ¡Precioso libro! Me encantó y siempre lo recomiendo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A que es agradable, eh? Un libro que deja una sonrisa. 1beso!

      Eliminar
  19. Lo leí hace tiempo, qué recuerdos me has traído, jeje.de algunas cosas ya no me acordaba pero sí que es cierto que cuando hay muchos personajes es difícil que todos escriban diferente. Qué bien traer cosas distintas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que es difícil poner un estilo diferente en cada carta, que represente la personalidad de cada personaje y por eso no me lo tomo a mal, aunque otras novelas epistolares que he leído lo han conseguido perfectamente. Si lo leíste hace tiempo y aún lo recuerdas es que te dejó buen sabor de boca. 1beso!

      Eliminar
  20. ufffff, no sabes la de ganas que le tengo, por ser un género que me encanta, y ahora al ver tu reseña....Yo también añoro esos tiempos, porque mantenía contacto con mucha gente por carta y la verdad es que me encantaba :-) Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A por él, Meg! Seguro que no te decepciona! Visto que somos muchos los nostálgicos, hay que buscar la manera de poner las cartas de moda, que es algo muy bonito! 1beso!

      Eliminar
  21. Hace mucho tiempo que lo tengo cargado en el ereader y por una cosa o por otra siempre lo voy posponiendo, tanto que casi me había olvidado de él. Muchas gracias por esta reseña que viene a recordármelo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay otros libros que se cruzan antes de uno que pretendemos leer... Pero si tienes alguna tarde libre en la que no se te ocurre por qué novela empezar, dale una oportunidad a ésta, que se lee bien rápido y acoge al lector en su universo con facilidad. 1beso!

      Eliminar
  22. A mi este libro me encantó. Lo leí hace ya tres años y me pasé el siguiente recomendándolo a todos. Incluso intenté que mi club de lectura cambiara la forma de llevar las reuniones, porque me pareció magnifica la idea de que cada uno llevara un libro para comentar y todo lo que del mismo se podía sacar.
    Una gran recomendación.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las reuniones de la Sociedad Literaria de Guernsey son bastante curiosas y me gustan bastante, porque así todos pueden saber de libros diferentes; esa fue una de las partes que más me gustó! Creo que recomendar este libro es querer que otra persona pase un buen rato entre letras! 1beso!

      Eliminar
  23. Me encanta el genero epistolar. Pero reconozco que habré escrito 20 cartas en mi vida y como dices desde que apareció el email se acabaron. Parece un libro interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, si yo me quejo mucho, pero hace bastante tiempo que no escribo cartas... Alguna postal ha caído, pero la típica carta inolvidable como que no. 1beso!

      Eliminar
  24. Me imaginaba un libros más redondo- por otras reseñas que he leído- porque el "pero" de la homogeneidad del registro de las cartas tiene cierta relevancia, la verdad, y hace que pierda algo de interés.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de los peros que señalo es un libro que me ha gustado mucho y no dudo en recomendar. No es un libro redondo (según mi opinión, pocos lo son) pero está bastante bien ambientado, los personajes caen muy bien y la historia es sencilla y emotiva, lo que no siempre se encuentra tan bien estructurado. Una pena los fallitos que yo he visto, pero a pesar de ellos creo que es un libro que merece la pena leer. 1beso!

      Eliminar
  25. Qué reseña tan bonita te ha quedado!!! Casi imposible no apuntarse el libro a pesar de los peros, y más cuando te encanta el género epistolar como es el caso. Otro que me apunto :)

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras! Desde luego, si te gusta el género epistolar, no te lo puedes perder: es un buen libro. 1beso!

      Eliminar
  26. Creo que aún no he leído ningún libro epistolar y tengo muchas ganas de probar, este libro ya lo tenía anotado en mi lista y aunque no sea una lectura perfecta me llama la atención
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba con algún libro de este tipo, Tatty, y así sabrás si te convence o no: ya ves que hay opiniones muy enfrentadas entre los que les encanta y los que no les gusta, porque es una narración muy particular. Lo bueno es que este tipo de novelas son muy ágiles y se leen enseguida. 1beso!

      Eliminar
  27. Tizire le tengo echado el ojo a este libro desde hace tiempo. Creo que fuiste tú quién me animó a leer 84,.. y no me arrepentí. Me gustó muchísimo. Creo que disfrutaría mucho con este libro y mi intención es hacerle un hueco pronto..(intención). En cuanto a tu reflexión inicial estoy totalmente de acuerdo. Se ha perdido la ilusión. Si te digo la verdad, algo de esa ilusión la he recuperado con el envío que hacen las editoriales. Recibir correo (sin e-) es una maravilla. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De buenas intenciones está el infierno empedrado, jejeje! Cuando encuentres el hueco apropiado creo que te gustará este libro. Estoy totalmente de acuerdo con tu afirmación final: los envíos de libros desde editoriales y otros blogs han llenado un poco el vacío de no recibir cartas: cada vez que me llega un paquete hago una fiesta! 1beso!

      Eliminar
  28. No he leído ningún libro de estas características y tengo curiosidad por algunos y este puede ser bueno para empezar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchísimas novelas epistolares de lo más variadas que pueden gustarte muchísimo. Seguramente yo lea más libros de este tipo a lo largo del año, así que podré mostrar los que voy conociendo, por si alguien se anima. 1beso!

      Eliminar
  29. A mi tambien me gusta este libro que lista más larga de pendientes tengo ohhh :( , un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lista, la lista, ¡qué grande es la lista! Pero siempre hay hueco para uno más, aunque no sepamos cuando lo vamos a leer... ¿no? 1beso!

      Eliminar
  30. Eeeee, mmm, vais a acabar con mi bolsillo jajajaja. Por orden, la costumbre de las cartas no pienso perderla jamás, nunca una carta será lo mismo que un e-mail, es algo que el remitente ha tocado y enviado, tiene mil veces más valor. En cuento al libro, voy buscándolo ya. Un beso Tizire :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! No seas consumista Yossi, vete a la biblioteca para que te salgan las cuentas! Si te gustan las cartas este libro puede que te guste mucho, aunque dista de los libros tan intensos que sueles leer, te lo aviso ya! 1beso!

      Eliminar
  31. No me atrae, ya no lo hizo la primera vez... ni el reestreno que le hicieron-... no se, creo que no espara mí.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que no puede ser para todo el mundo! 1beso!

      Eliminar
  32. Me atrajo muchísimo el título en su momento, pero luego leí varias reseñas negativas y me desinflé. Pero ahora leo tu reseña y vuelvo a tener dudas y me vuelve a apetecer leerlo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, tenía entendido que el libro estaba bien considerado entre los lectores... No sé, con poca información previa sobre la novela puedo decir que me gustó: no formará parte de mis libros imprescindibles, pero sin duda, cada vez que me acuerde de él me vendrá la sonrisa a la cara. Dale una oportunidad, a lo mejor a ti sí te gusta! 1beso!

      Eliminar
  33. Anda!! Qué casualidad !! Lo he terminado hace unos días y publicaré la reseña en unos días. A mí también me ha gustado mucho.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué dices! Pues nada, leeré tu reseña y compararemos impresiones. 1beso!

      Eliminar
  34. Pedazo de reseña! Si ya le tenía ganas a este libro, ahora me dejas...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Espero que te guste tanto como a mi... No lo dejes escapar! 1beso!

      Eliminar
  35. Este me apetece bastante leerlo. No sé cuándo jajajaj pero apuntado lo tengo ya =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya le llegará su turno lo importante es que lo tengas en cuenta! 1beso!

      Eliminar
  36. Muchas gracias por la reseña muy buena. No he leído libros de este tipo pero siempre hay una primera vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, nunca es tarde para estrenarse en un género diferente! 1beso!

      Eliminar
  37. "La Sociedad Literaria y el Pastel de Piel de Patata de Guernsey" lleva en la estantería casi un año, y, aunque no se me olvidó, empecé a dar prioridad a otras lecturas más recientes. Como ya sospechaba y ahora tu me lo confirmas, sé que me gustará. No hay error. Dicho eso, tengo que sacarle el polvo y lanzarme a su lectura. Este año ya he leído dos novelas del género epistolar y me parece una excelente opción para contornar la costumbre de leer libros de corte íntima y/o realista. Gracias por recordármelo. Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Offuscatio, te digo lo mismo que a Yossi; este libro se aleja de la línea tan realista y profunda en la que se suelen adentrar ustedes, por lo que no tengan las expectativas muy altas: creo que deberías hacerle hueco entre otras lecturas exigentes, como vía de escape, para relajar la mente y los sentidos. La amabilidad del libro hace que sea una lectura perfecta de desconexión. 1beso!

      Eliminar
  38. El libro que nos traes hoy lo he visto más de una vez y aunque tiene una portada que llama la atención nunca me ha atraido demasiado. No me has convencido con la reseña, de momento no me animo y así dejo respirar un poco mi lista de pendientes.
    Buena reseña!
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no te he convencido, tu lista de pendientes lo agradecerá! 1beso!

      Eliminar
  39. A mi del género epistolar me gusta drácula y para de contar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído Drácula, pero teniendo en cuenta mi gusto por lo epistolar, creo que lo disfrutaré bastante. 1beso!

      Eliminar
  40. Estoy totalmente de acuerdo contigo tanto en los pros como en los contras del libro. Me empezó encantando, pero hacia la segunda mitad se me fue haciendo todo muy previsible, pero aun así es una novela que se lee con una sonrisa en la cara.
    A mí es que me encanta el género epistolar, es ver que una novela está escrita a base de cartas y voy corriendo a la librería más cercana.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que este libro se estanque hacia la segunda mitad, porque acaba perdiendo la frescura original que enamora a primera vista. Aún así, vale la pena leerla. Ya somos dos enamoradas del género epistolar; a ver qué más cae a lo largo del año! 1beso!

      Eliminar
  41. A mi el género epistolar me echa un poco para atrás, para que uno esté bien hay cien aburridos.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que no es un género que guste a todo el mundo. Afortunadamente yo no me he encontrado aún con libros malos escritos de esta manera, pero puede que haya tenido mucha suerte. 1beso!

      Eliminar
  42. Otro libro que tengo en la lista de pendientes desde ni se sabe. Tu reseña me ha encantado, al igual que la cita final. A ver cuándo lo leo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya le llegará su momento, no te apures! Espero que lo disfrutes, 1beso!

      Eliminar
  43. Lo leí hace unos años y me gustó mucho. Me estrene con esta novela en el género epistolar y desde entonces ya he leído alguno más como "84,Charing Cross Road" que es de mis preferidas y "Paradero desconocido". Sobre la segunda mitad la novela se estanca un poquillo y por lo que me comentaron es por el cambio de autor.
    Es verdad que con los emails se ha perdido mucho lo de mandarse cartas y es una pena porque tanto el mandarla como esperar una respuesta eran momentos muy emotivos.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que con éste te estrenaste en el género epistolar? Pues se ve que te gustó, ya que has seguido leyendo libros de este tipo! El estancamiento de la novela puede ser por lo que dices: que no se note en la forma de escribir no significa que no se perciba en la estructura de la historia. Las cartas, lamentablemente, se convertirán en un hermoso recuerdo del pasado... 1beso!

      Eliminar
  44. Me gusta el género epistolar y por lo que cuentas parece una opción a tener en cuenta, así que me lo llevo apuntado.
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que te guste, Elena! Espero que me cuentes tus impresiones. 1beso!

      Eliminar
  45. Este libro es uno de mis eternos pendientes, y me apetece mucho, no te creas, pero es que no le he encontrado un hueco todavía...
    Yo también echo de menos las cartas!!
    Y sí, con ese servicio de correos británico tan efectivo, quién necesita emails?? jajajaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Eso digo yo, para qué queremos e-mails si el Correos británico es tan eficiente? Creo que es un libro que te podría gustar mucho y, como a ti te gusta leer en inglés, estaría bien si lo consiguieras en aquella lengua, que seguro tiene matices que la traducción en español se ha saltado. 1beso!

      Eliminar
  46. Creo que esta novela epistolar no defrauda a nadie. La leí en el verano de 2009. me acuerdo perfectamente de la fecha porque realicé la lectura entre Cádiz y Madrid, en un viaje que me dio muy buenos momentos, aunque también otros que no merecen ser recordados. En medio, esta lectura, que me hizo sonreír en muchas ocasiones. Quizás me anime a releerla para que tenga en mi blog el lugar que merece. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro estupendo para mantener la sonrisa en la boca y el espíritu contento: si la sigues recordando después de tanto tiempo es que te caló para bien. Si la relees y la llevas a tu blog estaré encantada de leer tus impresiones! 1beso!

      Eliminar
  47. me resulto monótono! Al final tanta carta hace repetitivo el libro :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, qué pena! Está claro que el estilo epistolar es muy particular, y tan igual enamora como se hace insoportable! 1beso!

      Eliminar
  48. Guauuuuuuu, me ha encantado tu entrada, y es que a mi me encanta escribir cartas, de hecho lo hago con varias personas, todo lo que describes es genial!! Por otra parte, el libro este que comentas, me llama la atención, así que me lo apunto a mi lista de posibles.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado mi reseña, gracias por tus palabras! Qué bien que sigas enviando y recibiendo cartas: parece que hay esperanza para que esta costumbre no desparezca, jejeje! 1beso!

      Eliminar
  49. A mí también me encanta la novela epistolar, es verdad que las cartas tienen un encanto que nunca alcanzarán los mails. El libro además tiene una temática que me llama la atención, así que apuntado que queda. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta la novela epistolar, creo que esta es una buena recomendación dentro del género: es muy fácil que guste a cualquier amante de la literatura, por las constantes referencias que hay al respecto y la cercanía de los personajes enamora. 1beso!

      Eliminar
  50. LO ESTOY TERMINANDO Y ME ESTA GUSTANDO MUCHO A PESAR DE QUE EL GENERO EPISTOLAR NO ME VA EN ABSOLUTO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te esté gustando; quizás no es que no te guste el género, sino que no habías encontrado un libro adecuado escrito así! 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe