Pyongyang.

12:44


Hola a tod@s!

El sábado suele ser para mí un día de relax: me levanto cuando me apetece, desayuno con calma, repaso tranquilamente la prensa diaria y pongo de fondo la tele, con sus reallities de tartas, vestidos de novias y casas por decorar que amenizan alegremente la mañana y el mediodía. Los sábados son estupendos... pero hasta el plan más sosegado se  turba cuando la primera noticia que lees ese día es que se ha declarado una guerra y si el país protagonista de la noticia es Corea del Norte, pues apaga y vámonos. Porque todas mis teorías personales sobre un inminente apocalipsis nuclear y una posible Tercera Guerra Mundial tienen como lugar de referencia ese país, poseedor de uno de los ejércitos más grandes del mundo, un temible programa atómico y un delirante sistema de gobierno que reprime firmemente a la población, anulando por completo su identidad personal. Con todas estas ideas rondando por mi cabeza pensé que aquel sería un buen momento para leer Pyongyang, novela gráfica de Guy Delisle, puesto que quizás la crónica de la estancia en Corea del Norte  de su autor me podía aclarar algunas ideas y derribar ciertos mitos que he acabado dando por verdaderos: ¿sería cierto todo lo que se dice del país norcoreano o la información que nos llega está totalmente sesgada para favorecer los intereses occidentales?


Guy Delisle en Pyongyang nos cuenta con detalle los sucesos vividos durante los dos meses que pasó trabajando en Corea del Norte para una empresa de animación francesa. A través de su mirada de extranjero "despistado", desconocedor del sistema político y de la cultura del país, vamos descubriendo por medio de anécdotas personales su visión de la realidad norcoreana. Delisle no escribe una crónica periodística ni lo pretende, no trata los hechos que ve o que vive de manera imparcial, sino que detalla abiertamente su impresión sobre los mismos, comentando sin tapujos lo que le parece mal, sin intentar ser políticamente correcto o disculpar situaciones que no están acordes a su escala de valores.


Delisle es el protagonista central de la obra: la acción se desarrolla en torno a su día a día en Pyongyang. El autor está en Corea del Norte por cuestiones de trabajo y quiere aprovechar la ocasión para conocer la realidad del "país más cerrado del mundo", pero su condición de extranjero limitará enormemente esta pretensión, pues está continuamente vigilado por los guías que el gobierno le ha asignado. Delisle esboza a los demás personajes con los que tropieza (otros extranjeros, empleados del hotel, equipo de trabajo, los propios guías...) sin pretender ahondar en sus personalidades: tan sólo cuenta cómo cada uno de ellos asume la realidad del país y qué extraños comportamientos (a ojos occidentales) desarrollan los norcoreanos. Delisle se centra en la crítica a la falta de libertades que vive Corea del Norte, lo absurdo de un régimen que interviene en todos los aspectos de la vida de sus ciudadanos, desde la ropa que han de vestir o la música que han de escuchar hasta las actividades "voluntarias" que deben desarrollar, el control tan absoluto de lo que se dice y lo que se hace, el culto sin fisuras al "Amado Líder", al que hay que venerar como a un dios... También menciona los brutales contrastes que se dan en la capital, una urbe grande, limpísima, con construcciones megalómanas y con servicios aparentemente de primer nivel con la poca calidad de vida del ciudadano de pie, que suele ser pobre, malnutrido y que se mueve como un fantasma sin identidad por las calles de la ciudad, donde no puede pasar más tiempo del necesario ni establecer interacciones demasiado profundas con otras personas sin levantar sospechas.


El estilo de Delisle es tremendamente accesible: parece que le está contando a un amigo sus peripecias durante el tiempo pasado en Pyongyang: eso no supone que haga uso de un léxico pobre, sino que está adaptado al lenguaje informal. Al ser una novela gráfica, la base textual se asienta sobre los diálogos, aunque en ocasiones incluye algunas apostillas ajenas a la conversación que pretenden explicar el contexto histórico del país, alguna noticia salida en prensa u otras anécdotas que favorecen la puesta en situación por parte del lector. Lo único que he echado en falta en este libro es un uso más preciso de la sutileza: he leído otros cuadernos de viaje de Delisle, posteriores a Pyongyang, y me había sorprendido la manera tan aguda de contar unas realidades bastante comprometidas, impregnadas de ironía y humor inteligente que atrapaban desde el primer momento. Supongo que ha ido depurando su forma de escribir con el tiempo y en esta historia aún no había florecido el estilo que a día de hoy lo caracteriza: hay momentos narrativamente destacables, pero este retrato de Corea del Norte, aunque interesante y atractivo, carece en cierta medida del encanto de Crónicas Birmanas o Crónicas de Jerusalén, estupendos relatos sobre la realidad de dos lugares diametralmente opuestos a nuestro modo de entender la vida, repletos de ingenio y mordacidad. El dibujo del autor mantiene el aspecto ingenuo y simple que lo singulariza, aunque destaca en este caso la caracterización de muchos norcoreanos como sombras grises, sin forma ni rasgos definidos, supongo que como metáfora de la alienación que sufren los habitantes de este país, que, por lo que leemos,  podría considerarse la mayor prisión del mundo.


Leer Pyongyang ha sido, sobre todo, una experiencia enriquecedora: me ha gustado conocer la opinión de una persona que realmente ha vivido y trabajado allí y que, por lo tanto, ha sido testigo de, si no toda la realidad de un país muy complejo, al menos de una parte significativa. Me ha gustado mucho que el autor no se limite a criticar lo que le parece mal de Corea del Norte, sino que también tenga palabras (y no precisamente amables) para todos esas naciones hipócritas que denuncian la dureza de un régimen cruel pero esconden la cara ante la deslocalización de sus grandes empresas en este país, donde la población es explotada sin ningún tipo de contemplaciones para engrosar las riquezas de gente sin escrúpulos. En definitiva, creo que Pyongyang es un testimonio cercano y muy personal sobre el día a día de un gran país amordazado que puede arrojar algo de luz acerca de la triste existencia de un pueblo sometido al que le han arrebatado su voluntad, que soporta estoicamente la represión a la que lo somete una casta gobernante con irritantes delirios de grandeza y que teme tanto una guerra nuclear como todas aquellas naciones que ahora mismo se sienten realmente amenazadas por este país. Nota: 7,3/10.

"Con seis días de trabajo a la semana, un día de "voluntariado" y las preparaciones para los grandes acontecimientos, el ciudadano de a pie no tiene, prácticamente, un momento libre. Está dedicado al Régimen en cuerpo y alma".

Te encantará

61 bocaditos!

  1. No conocía esta novela o bueno cómic...pero buff no creo que la lea porque el tema me da muy mal rollo...como tu yo también tenía mis hipótesis apòcalípticas y se relacionan todas con ese país jeje.
    En fin...esperemos que después de lo de boston, si hay añgún ataque de esta guerra no sea muy seguido...que todo son malas noticias leñe.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el autor cuenta su experiencia sin usar un tono dramático, sino más bien crítico e irónico, y hay situaciones tan absurdas que dan risa. Esperemos que las amenazas se queden en eso y no vayan a más. 1beso!

      Eliminar
  2. Opino como Lesincele... A pesar de tu estupenda reseña, creo que no podría con él, me superaría.
    Besindios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le he dicho a ella, las cosas que se cuentan en este libro no redundan en el drama, sino en la observación crítica de la realidad. Aún así, entiendo que es un género que no gusta a muchos y una temática que puede resultar inquietante. 1beso!

      Eliminar
  3. ¡Buenísimo! Muy entretenido, muy informativo y muy actual. Me encantó.

    Un beso.

    http://misslibritos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has leído? Qué bien! Es difícil encontrar gente a la que le guste este género! Me alegra que te gustara, 1beso!

      Eliminar
  4. Huy! Yo quiero!!!
    Hace muchísimo que no me meto con una novela gráfica y esta parece interesante
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que te guste, mientrasleo; no es lo mejor del autor, pero trata un tema muy interesante de una manera original. 1beso!

      Eliminar
  5. Nos traes un cómic de rabiosa actualidad. Lo tendré en cuenta para cogerlo de la biblioteca, a mí también me gusta estar bien informada de estos temas. Y yo también tengo ideas sobre un mundo apocalíptico con una hecatombe nuclear, pero no me había centrado en Corea del Norte al pensarlo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo tenía desde hacía tiempo en la estantería, porque me gusta mucho el estilo del autor y creo que el momento para leer esta novela ha sido el apropiado. Ojalá que te guste si finalmente lo lees. 1beso!

      Eliminar
  6. No he leído nada de novela gráfica. Hace unas semanas en Cuarto Milenio hacían también un reportaje con unos colaboradores del programa que fueron allí y contaban cosas que parecen impensables en el Siglo XXI. Lo peor de todo sin duda, es las condiciones en las que vive la población, me parece muy cruel. No me importaría leer este libro y tener más información, a mí también me dan mucho miedo la que puedan liar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No voy a pontificar sobre las maravillas que posee el género, pero te aseguro Norah que hay libros realmente maravillosos. No me enteré del reportaje de Cuatro pero me gustaría verlo: Corea del Norte es un país demasiado misterioso y me gusta estar informada de lo que pasa allí. 1beso!

      Eliminar
    2. Te dejo el enlace, a ver qué te parece. Yo lo encontré muy interesante.

      http://www.cuatro.com/cuarto-milenio/programas/temporada-08/t08xp24/Corea-Norte-pais-secreto_2_1561380189.html

      Un beso! Me apunto la novela.

      Eliminar
  7. La verdad es que no suelo fijarme en este tipo de novelas, pro es un tema que también me inquieta y sobre el que reconozco no estar segura de saber lo que de verdad es cierto, no descarto leerlo. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te gusta la novela gráfica no te apures por leerlo: tampoco es cuestión de sentirse incómoda con la narración. Pero es un libro la mar de interesante y una de las pocas crónicas de primera mano que existen sobre este país. 1beso!

      Eliminar
  8. Nunca he leído una novela gráfica Tizire. Hablando de la situación, da mucho miedo. Viendo lo que destacas de la información que ofrece el libro me parece una muy buena opción así que me lo apunto. Da bastante miedo lo que se cuece por allí: Rusia dice que no, luego ayuda, China no es lo suficientemente firme... Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains Yossi, deberías darle una oportunidad al género que esconde verdaderas joyitas... Éste no es el mejor del autor, pero sirve para acercarnos a lo que pasa en ese país. La situación actual en torno a Corea del Norte es inquietante: el baile de poder y las constantes amenazas la verdad es que dan miedito. 1beso!

      Eliminar
  9. No me llama la atención. De todas formas parece interesante la visión de alguien que ha vivido en el país y cuenta su experiencia de una manera muy amena y grafica. Seria interesante otro libro grafico para que les explicase a los coreanos todo lo que se pierden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes lo más irónico de todo, Quadern? Aunque no exista un cómic que le explique qué es lo que se pierde, en Corea del Norte se encargan de la animación de importantes series de dibujos animados famosísimas a nivel mundial donde el american way of life está bastante presente... Pero es tal la censura y el lavado de cerebro que eso da igual. 1beso!

      Eliminar
  10. Yo no soy de este tipo de libro. soy mucho más clásica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues déjalo pasar sin remordimientos! 1beso!

      Eliminar
  11. Yo no suelo leer novelas gráficas por lo que aunque tu reseña me ha gustado, creo que con el libro no me animaría, no me atraen
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que es un género que no triunfa demasiado entre los lectores más clásicos, así que no voy a intentar convencerte de que le hagas hueco. 1beso!

      Eliminar
  12. Ya he visto en otras ocasiones que has traído otras novelas gráficas de este estilo tan interesante. Tengo anotada en mi libreta algunas recomendaciones tuyas. En este caso, no me voy a animar porque aunque suena interesante no me termina de convencer el fondo. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya picado la curiosidad con alguno de los libros de este género que he traído a mi blog! Sé que la lectura de estos libros minoritarios y no triunfan demasiado en la blogosfera... Pero hay verdaderas joyitas que te pueden gustar. Te recomiendo Persépolis y Maus, dos apuestas seguras. 1beso!

      Eliminar
  13. En la última visita a la librería me día una vuelta por la zona de novela gráfica, pero no había nada interesante. Lógicamente no estaba esta novela que nos traes y que me ha parecido indispensable. Ya se lo que tengo que buscar la próxima vez.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo suelo pasar mucho por la zona de los cómics, pero es cierto que a veces hay demasiada morralla y pocas cosas interesantes... Este libro no esta mal, pero te recomiendo antes Crónicas Birmanas o Crónicas de Jerusalén, dos libros excelentes. 1beso!

      Eliminar
  14. Un libro muy curioso, interesante para conocer algo mejor Corea del Norte y fácil de leer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es uno de los pocos retratos fidedignos del país y se lee en un suspiro, por lo que puede ser una interesante herramienta para comprender mejor lo que allí se cuece. 1beso!

      Eliminar
  15. Gran reseña, Tizire. Después del párrafo introductorio, ya no hay forma de desviar los ojos de la pantalla. En todo caso, yo me quedaría con "Crónicas de Jerusalén" (o "Persépolis" que también me llama muchísimo la atención). Definitivamente tengo que dedicarle un par de horas a este género. Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Offuscatio, te confirmo desde ya que las dos novelas gráficas que has mencionado son mejores que el que hoy traigo al blog, y dan mucho que pensar. Ojalá que te guste el género si finalmente te lanzas a por él. 1beso!

      Eliminar
  16. La novela gráfica no me atrae, Tizire. Lo intenté pero no acaba de llenarme...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que contigo no tengo nada que hacer, ejejeje! Espero convencerte con otros libros! 1beso!

      Eliminar
  17. Me ha gustado mucho la reseña y e ha asombrado todo lo que has sido capaz de extraer y reflejar de forma tan magnífica. No he le´dio nada de novela gráfica, tengo Maus entre mis pendientes de hace la menos un año y veo que esta es otra gran opción. También me da miedo todo lo relacionado con el "conflicto" ¿real? y sobre todo con lo poco que al final uno intuye que sabe o que le informan.
    Un besito, gracias por la reseña y la aportación ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Marilú, me pongo colorada! Maus es un imprescindible del género (hasta tiene un premio Pulitzer): es una buena opción para iniciarse en el género! 1beso!

      Eliminar
  18. Pues no soy yo mucho de novela gráfica pero esta me llama muchísimo la atención. Por lo actual del tema que trata y un poco por lo mismo que te ha impulsado a tí a leer: por adquirir una visión un poco más cierta, casi de primera mano, y no simplemente dejarse absorber por lo que nos cuentan o leemos, que puede estar muy dirigido y manipulado.

    Un besote y gracias por la reseña, Tizire, que por cierto es magnífica :)

    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que, aunque la novela gráfica no sea un género predilecto, este libro es perfecto para tener una visión de primera mano de lo que pasa en Corea del Norte y ser conscientes de una realidad lamentable. Gracias por tus palabras. 1beso!

      Eliminar
  19. A pesar de haber resultado una experiencia enriquecedora para tí, no pierdo ni un segundo en este régimen absurdoy alienante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto tu parecer pero yo prefiero investigar un poco antes de rechazar algo por completo... Lo que cuenta el autor viene a confirmar los peores presagios de este régimen, eso sí. 1beso!

      Eliminar
  20. Pues una cosa te voy a decir: pienso que estamos más alienados nosotros que ellos, a fin de cuentas solo tienen un canal de televisión en el que el "amado líder" se explaya e internet que más debería llamarse "intranet" porque es solo de ellos, no conocen el mundo exterior. Nosotros con toda la información que tenemos...y aquí estamos día sí y día también escuchando las chorradas que dicen los políticos riéndose en nuestras narices....con toda la libertad que tenemos (¿para qué, me pregunto, si no sabemos utilizarla?).

    Dicho esto, me apunto el cómic porque me interesan este tipo de temas. Gracias Tizire por traerlo a tu blog y perdón por el rollo soltado. Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te digo yo que nuestra libertad en ocasiones sea una farsa, pero aún estamos lejos del nivel "lavado cerebral" de Corea del Norte. Eso no quita que nosotros estemos también bastante alienados, aunque por medio de otros mecanismos. Ojalá que te guste el cómic si lo lees. 1beso!

      Eliminar
  21. Pues si dices que no es la mejor obra del autor ¿por cual recomendarías empezar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaron mucho Crónicas Birmanas y Crónicas de Jerusalén: te recomendaría este último, donde hace un análisis muy interesante de la situación del país. 1beso!

      Eliminar
  22. No suelo leer novela gráfica pero sí que es verdad que últimamente está creándose un hueco en el mundo editorial y, que quieres que te diga, los ilustradores son para mí verdaderos artistas.
    Así que entre lo que te he contado y que siempre es positivo conocer más a fondo otros países, sobre todo cuando no hacen más que aparecer en el telediario por temas peliagudos, creo que no descartaré del todo esta novela. Ver veremos.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un género que lleva algunos años dando muy gratas sorpresas a la literatura, aunque es evidente que a los lectores más tradicionales no le agrada este tipo de narración. A veces me siento mal trayendo estos libros al blog porque sé que a muy pocas personas les interesa, pero puede más mi amor por estos libros que el rechazo que provocan. 1beso!

      Eliminar
  23. No he leído novelas gráficas, pero últimamente me paso mucho por la sección en la que están en la librería y siempre estoy tentada de llevarme alguna.
    El libro que reseñas me resulta interesante porque es un tema en la boca de todos en estos momento, y me parece genial tener una idea de primera mano para saber como es verdaderamente un país como Corea del Norte.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normal que te quedes prendada en esa zona de la librería: son unos libros muy llamativos! Quizás para iniciarte este no sea el mejor libro, pero hay muchos que podrían enamorarte de golpe, 1beso!

      Eliminar
  24. No soy muy de novela gráfica, pero con reseñas como ésta, me dan ganitas de darle una nueva oportunidad al género. Me la llevo apuntada, por si acaso.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya le has dado una oportunidad y no te ha convencido, no lo fuerces! Puede que no disfrutes de este tipo de narración y tampoco es cuestión de pasarlo mal. 1beso!

      Eliminar
  25. Tiene pinta de ser interesante pero no me acaba de comvencer. La novela gráfica es un género que me cuesta mucho...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, Trotalibros, lo entiendo. La novela gráfica no es un género que interese demasiado por estos lares, jejejeje! 1beso!

      Eliminar
  26. No he leído ninguna novela gráfica, pero como apenas tengo tiempo he de elegir muy bien las pocas novelas que puedo leer, por ahora lo dejo correr. Pero gracias por enseñarnos algo diferente.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Susana. Lo cierto es que si es un género que no te interesa y tienes otros libros pendientes les des prioridad a esos, que al fin y al cabo sabes de antemano que te gustarán. 1beso!

      Eliminar
  27. Pues me ha resultado muy interesante el libro. No había oído hablar de él, pero estando Corea del Norte tan de actualidad, me inspira mucha curiosidad conocer algo de información de primera mano.
    Me lo llevo apuntado.
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te interesa el tema, este libro arrojará luz sobre la situación que atraviesa Corea del Norte a través de un testimonio fidedigno. Ya me contarás, 1beso!

      Eliminar
  28. Lo apunto para echarle un ojo, que me gusta bastante la novela gráfica =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien! Alguien a la que le gusta el género! Si te animas me gustaría saber tus impresiones. 1beso!

      Eliminar
  29. No he leído ninguna novela gráfica, pero no terminan de llamarme la atención. Esta parece dura e interesante pero tengo la sensación que no es una lectura para mi.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no sientes que te vaya a gustar, mejor dejarlo así, que seguro que tienes montañas de libros que leer, jejeje! 1beso!

      Eliminar
  30. Hace mucho que no leo una novela gráfica, así que lo tendré en cuenta.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás si la pillas! 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe