El árbol de Emily.

15:10


Hola a tod@s!

Últimamente visitar la biblioteca me está empezando a suponer un serio problema: inocente de mí, acudo a entregar algún libro con la firme intención de poner pies en polvorosa en cuanto acabe el trámite... y termino cayendo en el hipnotismo de las estanterías que asemejan bellos mosaicos, con libros  como teselas de variadas formas y colores que me atraen irremediablemente. Curioseando entre tomos tropecé con uno muy feo a simple vista y del que jamás había oído hablar, pero cuyo título derribó cualquier prejuicio: se llamaba El árbol de Emily y había sido escrito a principios de este siglo XXI por Lalita Tademy, una super ejecutiva americana que lo dejó todo para investigar sus raíces y escribir una novela con la memoria familiar como argumento. Sin referencias en las que fijarme sobre esta obra, seguí mi primera intuición e hice de El árbol de Emily el mío propio, esperando encontrar una buena historia a la sombra de sus ramas.

El árbol de Emily es una saga familiar que abarca más de un siglo (1834 - 1936) de la vida de una familia esclava a orillas del Río Cane, en Luisiana. Los acontecimientos son narrados desde el punto de vista de cuatro mujeres fuertes y luchadoras, cuya ambición es mejorar su calidad de vida y mantener unida a su familia aunque ésto pueda parecer imposible, al ser tratados como una mera propiedad, intercambiable como cualquier otra. A pesar de los duros acontecimientos que marcan su existencia, no se considerarán nunca víctimas desprotegidas ni se hundirán en la desesperación: el carácter indestructible de estas matriarcas les hará mantener todo lo que puedan su dignidad intacta.


Como he dicho, la memoria familiar de esta estirpe esclava tendrá nombre de mujer,  y la historia la iremos conociendo al tiempo que las nuevas muchachas de la familia toman el liderazgo de la misma. Suzette será la primera protagonista que conoceremos pero, para hablar de ella, debemos mencionar antes  a Elisabeth, la inquebrantable fundadora de la estirpe, que ha tenido que enfrentarse a la separación de parte de su familia a raíz de su venta y traslado desde una plantación de Virginia a la  granja de los Derbanne. Elisabeth se ha librado de las duras jornadas en el campo que realizan el resto de esclavos al servir en la casa señorial, donde también ha colocado a su hija, proporcionándole un futuro algo mejor que los días sin fin recolectando algodón bajo el sol de Luisiana. Suzette es una joven muy inteligente cuya aspiración será convertirse en una mujer refinada que controle su propia vida, convirtiéndose en miembro de la "gente libre de color" que en Nueva Orleans no obedece amos y administra su propia hacienda a pesar de su negritud y del racismo imperante. Suzette se criará con Oreline, la señorita de la casa, lo que hará que aprenda el francés y los buenos modales de las clases altas, llegando incluso a hacer la primera comunión con otros niños blancos, lo que es motivo de orgullo familiar. Su destino quedará sellado cuando Eugene Daurat, un francés amigo de sus patrones, se encapricha de ella y le roba sus sueños infantiles abusando sexualmente de la muchacha, que consentirá por ingorancia y temor. Fruto de estos encuentros nacen dos niños: la más pequeña, Philomene, tomará el testigo de la historia. 


La vida de Philomene parecía que iba a ser algo más tranquila que la de su madre y abuela: poseedora de un don gracias al cual tiene visiones del futuro, protegida por una familia que la cuida y quiere a pesar de ser mulata y enamorada de un buen hombre, esclavo como ella, con el que tiene dos niñas gemelas, su existencia parece feliz dentro de la adversidad. Pero la desgracia se ceba con Philomene cuando su novio es vendido y sólo pueden verse muy de vez en cuando, lo que acabará separando definitivamente a la familia. Los acontecimientos acaban endureciendo su corazón hasta límites insospechados, sacrificando su felicidad por encontrar una estabilidad económica que sustente a la familia. Para ello aceptará las proposiciones sexuales de Narcisse Fredieu, el nuevo dueño de la plantación, teniendo un total de ocho hijos en común, todos ellos completamente blancos: Philomene utilizará cualquier artimaña que se le ocurra para darles a esos pequeños una posición social y unas comodidades inusitadas en la época para unos "bastardos de color". La primogénita de Philomene es Emily, una hermosa niña que no vivirá las penalidades y sacrificios sufridos por sus antecesoras: mimada por su padre como una auténtica princesa y protegida por su familia negra con uñas y dientes, Emily será la primera niña libre de su familia. La blancura de su piel es cuidada como un tesoro, pues se considera su pasaporte a una vida mejor. Su educación exquisita y su porte orgulloso se aleja mucho de sus raíces: Emily exigirá la felicidad como derecho, no como un privilegio pocas veces experimentado por un esclavo. Si bien respeta sus orígenes negros, se ve radicalmente ajena a ellos, aunque tenga que enfrentarse en ocasiones al racismo de otros blancos cuando descubren que, a pesar del color claro de su piel no es "una de ellos": aún así, nunca bajará la cabeza ni se humillará ante nadie, convirtiéndose en el último eslabón de esta estirpe de mujeres cuya única meta es lograr una vida mejor de la que les tocó en suerte.


El estilo de la autora es sencillo, ágil y envolvente: es muy fácil trasladarse a las orillas del Río Cane de la mano de sus letras y conocer de cerca la vida de los esclavos y también el ambiente civil de la Luisiana decimonónica y de principios del siglo XX. La autora no hace uso en ningún momento del tono melodramático ni del victimismo para explicar la historia de sus antepasados: no le hace falta, la dureza de algunos pasajes, contados con total sobriedad, hablan por sí mismos. Se ha querido retratar a unos personajes de carne y hueso, que sufren pero que tienen que tomar las riendas de su vida en la medida que puedan y que deciden sacrificarse para vivir algo mejor, si no para sí mismos, para sus descendientes. También retrata algunos momentos alegres pasados en familia, festividades vividas en conjunto; en definitiva, Tademy intenta relatar el periodo de esclavitud de sus antepasados de una forma amplia, deteniéndose más en la perspectiva humana de unas personas privadas de libertad y sometidas a los caprichos de otros simplemente por tener la piel oscura que en la mera tortura salvaje, tan común en los relatos de la opresión negra estadounidense más populares de nuestro tiempo. El ritmo de la historia no decae en ningún momento y, a pesar de lo parejas que resultan las vidas de algunas de sus protagonistas a través de las generaciones, todas tienen un carácter propio que distingue perfectamente sus objetivos y motivaciones, sin que la trama resulte repetitiva. La ambientación del escenario natural y político es concisa pero bien estudiada y, como he mencionado antes, sumerge perfectamente al lector en la época, descubriéndole algunos aspectos quizás desconocidos, como de dónde viene la expresión "gente de color", la existencia de burgueses negros libres mucho antes de la liberación de los esclavos y, en general, la apreciación social de la esclavitud por parte de blancos y negros, sin matices políticamente correctos.


El árbol de Emily ha supuesto una grata sorpresa dentro de mis lecturas a varios niveles: cuando escogí este libro no tenía ni idea que iba a tratarse de la historia de una estirpe esclava, cosa que me agradó porque me gustan mucho las sagas familiares y la esclavitud negra en Estados Unidos siempre ha despertado mi curiosidad, aunque nunca había leído ficción al respecto. Me gustó mucho la forma de narrar de la autora, que considero ágil, atractiva y honesta: se nota que disfrutó contando esta historia y escarbando en sus orígenes. Y empaticé especialmente con la fuerte perspectiva femenina de unas protagonistas curtidas a base de decepciones, lágrimas, rabia y esperanza, que lejos de redundar en un rol de sufrimiento constante se levantan después de cada caída y pelean sin descanso por un porvenir benigno, que tarde o temprano ha de llegar. Recomiendo sin dudar El árbol de Emily a todos aquellos que busquen una buena historia familiar contada con pulso y sencillez que inexplicablemente ha pasado desapercibida en nuestro país a pesar de ser una estupenda lectura. Nota: 7´9/10.

"Algunos no se comportan con sensatez y tratan a sus negros peor que a los bueyes, pero son sólo unos pocos, lo suficiente ignorantes como para dañar a su propiedad. Ni uno solo de los míos recibe más de veinte latigazos sin mi permiso. No como en la plantación de McAlpin, donde el mes pasado uno de sus muchachos casi murió desangrado de la paliza que le propinó. La Iglesia nos enseña que tienen alma, y debemos guiarlos con lealtad".


Te encantará

68 bocaditos!

  1. Jajaja, conozco esa sensación, me pregunto cómo se nos verá desde fuera, ahí medio hipnotizadas!
    No conocía el libro, pero si me topo con él le echaré un vistazo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que ser un espectáculo, Carax! El libro es muy recomendable, más si te gustan las sagas familiares. 1beso!

      Eliminar
  2. Este tipo de novelas me fascinan, me la llevo anotada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me pasa lo mismo cada vez que voy a la biblioteca. Llego con la firme idea de dejar los libros y huir, pero las estanterías me atraen como un imán y me digo que solo voy a curiosear, para al final terminar de nuevo cargada de libros hasta la siguiente visita.
    Me apunto el título. Me ha parecido muy interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que son unos lugares endemoniados! Y nosotras fáciles de convencer... Hay que huir de las bibliotecas si queremos acabar con nuestros pendientes! 1beso!

      Eliminar
  4. Las sagas familiares acostumbran a gustarme y esta pinta muy bien, parece una lectura agradable. Me lo apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me sorprendió muchísimo: es una historia que mantiene el pulso y que no baja su interés a lo largo de sus páginas. 1beso!

      Eliminar
  5. Pues no tenía ni idea de la existencia de este libro, pero, por lo que cuentas, me gustará seguro. Me gustan las sagas familiares bien escritas, ambientadas en lugares exóticos y en las que las mujeres son las protagonistas. ¡A veces las estanterías te dan sorpresas fantásticas!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que dices, vas a encontrar en esta historia un libro inolvidable: te animo a buscarlo, que de verdad es una historia sorprendente! 1beso!

      Eliminar
  6. Lo tengo y tres veces jaja. A ver si lo busco que no sabía de que trataba pero como a ti el título me atrajo en cuanto lo vi.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lo tienes tripitido? Mujer, qué haces que no lo lees? La verdad es que la portada es fea, pero el título es magnético. 1beso!

      Eliminar
  7. Yo también intento volver de la biblio con las manos vacías, a día de hoy no lo he conseguido nunca. Sería como mandar a un niño a un kiosco gratis y decirle que no coja nada. Del libro, no lo conocía, pero creo que me va a gustar, en especial de la mitad al final. Apuntado!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que los libros son como las chuches, y afortunadamente más nutritivos! Ojalá que disfrutes de la lectura, es un libro estupendo. 1beso!

      Eliminar
  8. No lo conocía, pero me encantan las sagas familiares y este me lo apunto. Lo mismo me pasa a mí con la biblioteca, me encanta ir, remirar las estanterías y aunque me resisto, siempre acabo llevándome alguno.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si es que tenemos poca voluntad... Las bibliotecas son todo un vicio. A mi me sorprendió mucho este libro, del que no sabía nada, y creo que recomendarlo es lo menos que puede hacer: la historia merece la pena. 1beso!

      Eliminar
  9. YO también sucumbo a la tentación de las estanterías de la biblioteca... jejeje
    No acostumbro a leer sagas familiares, pero bueno, la temática de la esclavitud no me desagrada leer para saber algo más de ella, así que no descarto no encontrarme con éste libro también en mi biblio.
    SAludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí sí que me gustan las sagas familiares, pero cuando elegí este libro no tenía ni idea que me iba a encontrar con una de ellas. Si te interesa el tema de la esclavitud, encontrarás un documento interesante y lleno de detalles que retratarán muy bien la época de la esclavitud. 1beso!

      Eliminar
  10. En su día leí bastantes historias familiares pero hace un tiempo que no. Me gustó mucho Raíces, que también trataba el tema de la esclavitud de la gente de color. Esta no la conocía; también tiene pinta de estar bien. No he leído todo lo que cuentas de la trama para no saber nada, por si un día me animo enfrentarme a ella.
    Y sí, las estanterías llenas de libros son irresistibles...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustan mucho las sagas familiares, aunque no he leído demasiadas: esta fue toda una sorpresa. Yo tenía planeado leer Raíces y El color púrpura, que tratan el tema de la esclavitud, y creo que al que le interese este tema, esta novela le puede gustar mucho. 1beso!

      Eliminar
  11. Wow, pued me la apunto, me encantan las sagas familiares, hubo una época que fue todo lo que leía. Ahora en verano leo Vida y destino jeje. un beso Tizire :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo pendiente Vida y destino, pero creo que no caerá en estos meses, que mis estantería se enfada. Puedes elegir El árbol de Emily como libro para desconectar: es una historia muy entretenida y, si te gustan las sagas familiares, puede que lo disfrutes mucho. 1beso!

      Eliminar
  12. Pues no lo conocía, pero a mí me pones una saga familiar y me tiro de cabeza!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaja, pues tírate, merecerá la pena! 1beso!

      Eliminar
  13. Son peligrosas las bibliotecas... Siempre están tentándonos... Y tú eres peligrosa también, que me acabas e dejar con unas ganas de leer este libro...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peligro en el ambiente! Yo creo que no me pasaré por la biblioteca en una temporadita... Este libro seguro que te gusta, Margari, te animo a leerlo! 1beso!

      Eliminar
  14. Creo que tu experiencia es las sorpresas más bonitas que se pueden tener con un libro además de disfrutarlo jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que soy una afortunada: a veces me encuentro verdaderos hallazgos que, sin conocerlos previamente me han dejado buenas sensaciones. 1beso!

      Eliminar
  15. No se que me ha gustado más si el libro o tu historia...
    Me llevo ambos :-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, mientrasleo! 1beso!

      Eliminar
  16. Es cierto, la biblioteca es una malvada trampa de lectores ;-) Nunca consigo volver con las manos vacías a casa cuando paso a devolver algún libro y eso que voy diciéndome a mí misma "no mires, no mires", ¡pero no hay manera! jajajajjaa!! Y la lista de pendientes en casa crece y crece.
    En fin, creo que te entendemos muy bien.
    Por cierto, me has dejado muy intrigada con este título, me lo llevo apuntado. Es que pasar por los blogs de los compañeros es casi tan peligroso como entrar en la biblioteca ;-) Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajaja! Pues sí, va a ser que visitar blogs no es muy sano... Si a la biblioteca hay que ir con una de esas viseras que se les pone a los burros, a los blogs no sé cómo podemos enfrentarnos para ver títulos tan sugerentes! 1beso!

      Eliminar
  17. Umm... no me llama mucho el libro pero me he reído mucho con tu experiencia en la biblioteca. Aquí, durante los meses de verano, nos permiten sacar ocho libros.. y allá que voy yo y salgo cargada como una burra... ¡¡como si hubiera libros en casa esperando!! Al final me leo la mitad de los que saco pero disfruto muchísimo teniéndolos en casa conmigo jejeje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ocho libros?¿?¿!!! Qué pasada! Si a mí me dejaran sacar tantos iría con una carretilla a la biblioteca, jajajaja! Yo saco cinco, que es el máximo, y la mayoría de las veces no me puedo leer ni la mitad! Pero como dices, se agradece la compañía. 1beso!

      Eliminar
  18. Yo a la biblioteca, que además la tengo a apenas 20 metros de mi casa tengo que ir a tiro fijo y sin mirar a los lados, porque sino me pierdo :D No conocía este libro y por lo que cuentas creo que me gustará. Así que me dejaré caer por la biblioteca como quien no quiere la cosa :D

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tuyo sí que tiene riesgo, que sales de tu casa y estas a la puerta de la biblio! A ver si tienes suerte y lo encuentras, eso sí, no te lleves muchos más! 1beso!

      Eliminar
  19. La verdad es que no conocía este libro y no pinta nada mal, las sagas familiares me gustan y el tema de la esclavitud, aunque lo acabo pasando fatal, mueve mi curiosidad.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, el tema de la esclavitud está contado sin ningún morbo: como digo, no se centran en el sufrimiento físico, sino más en el espiritual, que aunque es duro, muestra unas perspectiva muy humana y cercana. Te animo a leerlo. 1beso!

      Eliminar
  20. Tienes que tratarte lo de las visitas a la biblioteca ¿eh? Bueno, pues este libro no lo cónica en absoluto y me ha dejado muy buen sabor de boca tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Terapia intensiva ya! Aunque, qué quieres que te diga; cuando encuentro estas joyas me alegra ser una biblioenferma! 1beso!

      Eliminar
  21. jajaja, a mí me pasa lo mismo, y eso que últimamente no voy tanto, porque tengo la estantería llena de libros sin leer (sin contar los que tengo en el kindle), e intengo controlarme un poco más.

    Y por tu culpa, otro más que va a la lista de pendientes ;)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los del lector ya ni los miro, que tengo muchísimos y hace tiempo que no leo nada electrónico. Y a pesar que mis estanterías se quejan, no puedo evitar volver cargada de libros! Siento sumar más a tu lista, 1beso!

      Eliminar
  22. Hola, Tizire. La leí esta mañana, pero no pude comentar. La verdad es que me llama la atención esa fuerza de la protagonista femenina, que, al final, parece ser también uno de los elementos que más te ha gustado. Pero, ya sabes como funciona esto, demasiados pendientes esperando su turno en la estantería. Un beso y buen fin de semana,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Offuscatio, sé que los pendientes mandan, y aunque yo siempre estoy picoteando más de lo que debiera, creo que lo mejor es ceñirse a los libros que uno tiene en mente leer, que si no, se enquistan y no hay manera de leerlos todos! 1beso!

      Eliminar
  23. No lo conocía, pero tiene muy buena pinta, a mí también me llaman mucho las sagas familiares y la esclavitud, qué bueno que nos descubras estos libros menos conocidos, ¡gracias!
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu amable comentario, espero que, si lo lees, lo disfrutes tanto como yo. 1beso!

      Eliminar
  24. tiene muy buena punta para las vacaciones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ideal para esta época, así que si no tienes nada que leer, ya sabes. 1beso!

      Eliminar
  25. Pues tiene muy buena pinta, aunque no se...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te convence, mejor déjalo pasar. 1beso!

      Eliminar
  26. jajajaj a mí me pasa lo mismo con las estanterías de la biblio, me atraen. Y no hay manera de resistir esa tentación. El libro que nos presentas hoy podría gustarme, así que me lo apunto e investigaré a ver si lo tienen en la biblio jeje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si tienes suerte y te llevas de la biblio esta sugerencia, cuya historia merece la pena. 1beso!

      Eliminar
  27. Pues gracias por el descubrimiento, no lo conocía y creo que me puede gustar. A mi me pasa como a tí, pero más grave, el la librería!! la semana pasada me traje un libro del que no tenía referencias ni nada, me dejé llevar, menos mal que me ha encantado :-) Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, yo a las librerías es que ni me acerco, que no puedo salir de allí sin uno o dos libros bajo el brazo, y esos no son gratis! Si finalmente lo lees, ya me dices si te ha gustado: creo que es un libro interesante que merece la pena. 1beso!

      Eliminar
  28. Pues la verdad es que es de lo más interesante. No lo conocía, así que a ver si algún día me topo con él, porque hace muchos años me dió por leerme todo lo que tuviese que ver con este período y disfruté un montón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, pues si te gusta el periodo, este libro seguro que te parecerá interesante! Espero que te tropieces con él y lo leas, que seguro que en tu reseña le puedes sacar toda la chicha que yo he dejado por el camino. 1beso!

      Eliminar
  29. Suerte que una no tenga que esconder el ser carne de cañón de este tipo de tentaciones, jajaja. Es una suerte, aunque acabes desbordada muy a menudo.
    Me recuerda mucho, mucho, mucho, a la serie de Raíces, que vi de pequeña y me impactó una barbaridad. Buen descubrimiento :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me avergüenzo de esta atracción fatal, pero mis libros propios a veces se enfadan, jejeje! Yo la serie Raíces no la he visto porque quería leer el libro antes: curiosamente pensaba leerlo antes de acabar el año y me he tropezado con éste que es similar antes, así que puede que aplace algo más su lectura para no comparar directamente. 1beso!

      Eliminar
  30. Tu reseña es preciosa. Me quedo con el libro y a ver si lo encuentro por estos lares...

    Un beso !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras! Ojalá que te guste mucho si lo lees, 1beso!

      Eliminar
  31. Excelente reseña a ver si me recomindas alguna novela gráfica también. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como he visto que has leído Maus y Persépolis, te animo a que pruebes con Píldoras Azules y con Epiléptico, que son dos cómics que me han encantado. El arte de volar y Arrugas también son dos muy buenas novelas gráficas españolas. 1beso!

      Eliminar
  32. Coincidimos, me pierdo en la biblioteca,cada vez que voy además de pasarme alguna que otra hora...(se me va el santo al cielo), salgo con más libros de los que puedo leer...
    Muy buena reseña, ya está apuntada, me ha gustado mucho todo lo que nos cuentas, las sagas familiares, que el ritmo no decae, que sea ágil su lectura, en definitiva iré a la biblioteca y espero tener suerte.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy entretenido y con una historia bastante emotiva y sugerente: ojalá que no te decepcione si lo lees, ya me cuentas! 1beso!

      Eliminar
  33. Me ha gustado tu reseña, pero no me llama lo suficiente el libro como para engrosar aún más mi lista de posibles adquisiciones jejej menos mal. Gracias de todos modos. Muacks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien que haces: si no te atrae lo suficiente, mejor dejarlo pasar, que luego pesa el remordimiento de no leer todo lo que tenemos pendiente! 1beso!

      Eliminar
  34. Me gustan las sagas familiares y el tema de la esclavitud es un punto a favor, ya que la última novela que leí del tema (Criadas y señoras) me encantó, así que me llevo tu recomendación.
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te puede gustar mucho Elena, es un libro sorprendente que engancha desde el principio. No lo dejes pasar. 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe