Un alma de Dios.

15:24


Hola a tod@s!

Leí Madame Bovary siendo apenas una adolescente y reconozco que su argumento se quedó dando vueltas por mi cabeza mucho más tiempo del esperado: esa pobre muchacha, Emma, que devoraba novelas románticas esperando que su aburrida vida real se asemejara a las vibrantes fantasías de los libros, me recordaba demasiado a los anhelos de mucha gente a mi alrededor (y quizás también a los míos propios...). Pero, a parte de ésto, me sorprendió gratamente la prosa de  Gustave Flaubert, que no se me hizo nada pesada: con la caña que nos daban en clase con los autores realistas y los temas tan trascendentales que protagonizaban sus obras, me esperaba una lectura más difícil de la que me encontré. Sin embargo, a pesar de esta grata experiencia, no me animé a seguir leyendo al autor hasta el año pasado, cuando me tropecé casualmente con una curiosa edición de Bibliomanía que me hizo reencontrarme con su pluma. Por todo ello, decidí incluir a Flaubert como lectura para el reto Seamos Realistas al que me apunté a principios de año, a lo que contribuyó el hecho de poseer en mi estantería un precioso ejemplar de Un alma de Dios que pedía a gritos un poco de mi tiempo y de mis ganas lectoras. 


Felicidad es una humilde criada que ha vivido una vida de extrema dureza, llena de reveses y golpes del destino. Sin embargo y a pesar de todo, Felicidad se comporta siempre de una forma dulce y bondadosa, lo que contrasta con la conducta hostil que tiene el mundo para con ella. Felicidad da siempre más de lo que recibe, tanto a la familia Aubain, para la que trabaja, como a sus propios parientes, que no aprecian el amor sincero que les da y los sacrificios hace por ellos. Todo esto provocará un creciente malestar en el lector, a causa de las injusticias tan grandes a las que se tiene que enfrentar la pobre Felicidad y que ella acepta con resignación y sin acritud, dando por hecho que así son las cosas y que su pobre corazón simple no merece ser mejor tratado...



Felicidad es la actriz principal de esta obra: se trata de una mujer de alma pura, buena, generosa, humilde e increíblemente desgraciada: su nombre no es sino una marca irónica que subraya su triste devenir. Pero Felicidad no parece ser muy consciente de ello: Flaubert la retrata como una persona algo simple, corta de entendederas, a la que una y otra vez le rompen el corazón y en lugar de convertirse en un ser rencoroso y distante sigue entregándose como siempre, aunque una vez más acabe sufriendo como nunca. Felicidad trabaja como criada en la casa de una familia pequeño burguesa en horas bajas; empezó allí tras un despecho amoroso y ha entregado toda su vida a los Aubain, criando a los niños de su señora con todo su amor y haciendo suyas las alegrías ajenas al no disponer de ninguna propia. También tiene un sobrino al que quiere mucho y por el que hace todo lo que puede... Pero ¿quién se acuerda de Felicidad? Ella se sacrifica sin límites por los demás mientras que el resto actúa de una manera egoísta, sin pensar nunca en lo que daría un poco de alegría a esta desdichada mujer... El único amigo de verdad que tendrá Felicidad en su vida será Lulú, un loro que aparece durante la segunda mitad del libro y que llegará a ella de una manera totalmente casual, al ser rechazado por su señora. Lulú se convierte en objeto de verdadera devoción para Felicidad que lo venera como si fuera el Espíritu Santo: en él encontrará cariño recíproco y un compañero a quien cuidar y por quien dar la vida, aunque Flaubert, empeñado en hacer que nuestra protagonista lo pase mal, no dudará en poner obstáculos para que ni siquiera en el amor que siente por su mascota tenga Felicidad descanso para sus penurias. 


La prosa de Flaubert tiene un ritmo pausado pero rotundo; va desgranando poco a poco la vida y las circunstancias de Felicidad para que la conozcamos perfectamente y nos compadezcamos de ella pero, al mismo tiempo, no tiene piedad con su protagonista y nos deja ver perfectamente que los finales felices sólo suceden en los cuentos de hadas, que en la vida real el destino no duda poner piedras en el camino cada vez más grandes. Flaubert consigue condensar en menos de 100 páginas una historia cargada de sensibilidad, con un personaje central sólido y muy bien configurado, una narrativa fluida, una bella prosa y un estilo cautivador que va introduciendo al lector poco a poco en el triste mundo de Felicidad, haciendo que su lectura sea delicada y emotiva. Contrasta, por tanto, lo accesible del estilo del autor con la inhumanidad con la que es tratada Felicidad, lo que genera en el lector sentimientos enfrentados; es inevitable sentir tristeza y rabia al asistir al sufrimiento pasivo de nuestra protagonista, vapuleada sin piedad por las circunstancias de la vida, pero al mismo tiempo el relato resulta magnético, por lo que no querremos dejar de leer a pesar de los pesares. 


Un alma de Dios me ha parecido una lectura triste, bonita, hipnótica, despiadada y verdaderamente recomendable. Al tratarse de un libro tan cortito, las páginas vuelan entre nuestras manos, a lo que contribuye obviamente la depurada prosa de Flaubert, que no resulta en absoluto densa ni árida, sino todo lo contrario. Los personajes, sobre todo Felicidad, son totalmente tridimensionales y a pesar de que he repetido a lo largo de la reseña que el sufrimiento de nuestra heroína parece no tener fin, no resulta una lectura melodramática ni victimista, pues está todo medido para que nos hiera sin caer en la lágrima fácil: al final, lo que más duele es la bondadosa sumisión de Felicidad ante las injusticias que soporta. Flaubert ha sabido hacer un excelente análisis de la hipocresía y la decadencia burguesa en unas pocas páginas, dejando para el recuerdo un personaje memorable y lleno de amor como es Felicidad, a la que abandonamos con la pena de haberla conocido tan brevemente y en tan desfavorables circunstancias. En definitiva, me parece que  Un alma de Dios es una lectura idónea para todos aquellos que quieran acercarse a un clásico por la puerta grande y en formato pequeño, pues encontrarán una obra corta y sencilla de leer pero con una profundidad, empatía y sutileza que la hacen francamente inolvidable. Nota: 8/10.

"Sostenían diálogos, él repitiendo hasta la saciedad las tres frases de su repertorio, y ella contestando con palabras que ya no tenían sentido, pero en las que le rebosaba el corazón. En su aislamiento, Lulú era casi un hijo, un novio. Le subía por los dedos, le mordisqueaba los labios, se le agarraba al chal;  y cuando Felicidad bajaba la frente balanceando la cabeza como las nodrizas, las grandes alas del gorro y las alas del pájaro se estremecían juntas".

Te encantará

64 bocaditos!

  1. Muchas gracias por tu reseña. La verdad es que no me he animado todavía a coger a Flaubert... Tendré que hacerlo pronto.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a que lo hagas: seguro que te llevas una grata sorpresa. 1beso!

      Eliminar
  2. Vaya, me ha dado pena hasta la reseña. Este tipo de historias aunque sea del pasado son duras, un poco del estilo de Los Miserables. No he leído a Bovary pero es cierto que en los libros suceden cosas que en la vida real no son muy habituales.
    La apunto para otra época.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uys, tan mala era mi reseña que te ha dado pena? :P A pesar de que por el tiempo pasado la historia puede parecer exagerada, hace reflexionar sobre cómo nos comportamos con los más débiles, con los que no hacen valer su voz... Me recuerdas que tengo que hacerle hueco a Los Miserables, aunque con lo tocho que es, tendrá que esperar bastante... 1beso!

      Eliminar
  3. Me ha encantado la reseña Tizire. Este libro me lo apunté al ver alguna reseña en los comienzos del blog, pero lo tenía olvidado. Al ver tu post he mirado la lista y ahí lo tengo, apuntado desde hace siglos, me pongo las pilas, este es de los que me gustan, pese a que no lo voy a pasar muy bien me temo. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra haberlo puesto de nuevo en tu mente, Meg, pues de verdad vale la pena: aunque no es una lectura demasiado agradable, deja huella: te lo recomiendo! 1beso!

      Eliminar
  4. Pues tiene buena pinta. A mí Flaubert también me sugería una lectura más densa de la que describes. Me ha encantado el personaje de Felicidad que describes.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nada, Caminante, Flaubert puede imponer por el prestigio que tiene, pero su prosa es muy accesible y sus temas no dejan indiferente. Seguro que Felicidad te cautiva, 1beso!

      Eliminar
  5. Pues me has dejado con muchas ganas de conocer a este personaje a pesar de las circunstancias que rodean a su vida y siendo tan cortito es para coger el libro sin pensárselo demasiado
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lo pienses, Tatty, que seguro encontrarás una lectura bastante satisfactoria y que encima se acaba en un pis pas. 1beso!

      Eliminar
  6. Me voy muy convencida para conocer a Felicidad. Lo de los nombres tiene tarea, y al parecer esta heroína tendrá que pasarlas de todo tipo. Corta y clasico. Nos lo pones inevitable. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nombre impuesto a Felicidad no puede ser más irónico, pero remarca ese carácter de personaje trágico al que inevitablemente acabaremos amando. No dudes en apuntarte ésta Marilú: creo que te puede gustar. 1beso!

      Eliminar
  7. Coincido contigo en "Madame Bovary". Yo también la leí siendo muy joven y todavía tengo su marca. No he vuelto a leer a Flaubert, pero tampoco lo descarto. No sé si será con ésta o con otra novela.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Madame Bovary es mucha Madame Bovary! Si te gustó aquel libro, en éste te reencontrarás con Flaubert por todo lo alto. 1beso!

      Eliminar
  8. Ay!Aún no he leído "Madame Bovary"... Me apunto también este,que sueña bien. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es mucho más cortito que Madame Bovary, así que, si quieres iniciarte con este autor, es una opción muy a tener en cuenta. 1beso!

      Eliminar
  9. Por lo que cuentas el personaje femenino de alguna forma me recuerda a Emma, con mejor carácter pero con un fin que no va a ser bueno.
    Un gran autor pero me parece que me apetece más ahora leer su Bibliomanía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, creo que esta historia tiene varios rasgos en común con la obra maestra de Flaubert,aunque todos sabemos que este autor le gusta hacer sufrir... Bibliomanía es un libro estupendo, aunque al haberlo escrito con quince años, aún no tiene la prosa tan pulida que tendrá después... Ya me dirás que te parece, 1beso!

      Eliminar
  10. Pues me gustaría leerlo aunque me va a dar mucha pena, con lo fácil que me emociono jaj
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, Felicidad da penita... Aunque no te creas que vas a estar llorando: no sé cómo se las ingenia Flaubert para meternos en la historia y contener nuestra emoción hasta el final absoluto... 1beso!

      Eliminar
  11. Pues pinta bien aunque sea triste y duro,besotes y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura muy recomendable, a pesar de su dureza: da que reflexionar. Gracias a ti, 1beso!

      Eliminar
  12. Se nota que es uno de esos libros que impresiona y que tiene una fuerte carga emocional, pero tu reseña me hace pensar que no lo puedo dejar pasar, así que tomo nota; muchas gracias por hablarnos de él.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si algún día te apetece algo cortito pero que se te quede dentro, este es tu libro, Aglaia: me parece una lectura sencilla e intensa. 1beso!

      Eliminar
  13. Me encanta este libro, me hizo sentir lástima, luego enfadarme,k indignarme incluso ante esa actitud...
    Me hizo sentir :-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya... A Felicidad es para cogerla a veces de las greñas y gritarle ¡reacciona! Pero es que es tan buena e inocente que al final lo que deseas es protegerla... Hace sentir mucho, como dices. 1beso!

      Eliminar
  14. Tengo este libro en mi lista de deseos desde hace.... Pero es que son tantos... Pero lo has colocado ahora en muy buen puesto, que tu reseña me ha dejado con muchíismas ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya Margari, la lista es un peligro! Pero si lo encuentras en la biblio o lo que sea, no lo dejes pasar, que es una lectura brevísima que seguro que te da mucho más de lo que esperas. 1beso!

      Eliminar
  15. Pues es una gran recomendación y me ha encantado leer la reseña porque es uno de los que me faltan, he leído Madame Bovary, La educación sentimental y Bouvard y Pécuchet y este además lo tengo en la estantería esperando :) Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres fan de Flaubert no te pierdas este libro, Yossi, pues hace gala de su prosa más depurada y de su estilo único. Espero tus impresiones! 1beso!

      Eliminar
  16. La prota, desde luego, promete. Al leer el nombre por primera vez pensé en lo mismo, en esa ironía. No me he estrenado aún con Flaubert, otro clásico a descubrir. Y quizá me anime con esta, antes que pasar a la Bovary :)

    Besines, Tizire! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da una penita, Felicidad... y encima parece que el autor a veces se burla de ella adrede! Creo que es un buen libro para iniciarse con Flaubert por su brevedad: si te gusta, te puedes animar con Madame Bovary, el cual también te aconsejo mucho. 1beso!

      Eliminar
  17. Yo ya he probado a flaubert para una de mis clases con "la educación sentimental" y me encanto su narrativa! aparte de madame bovary este quiero leerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese no lo he leído, aunque ayer vi en una librería una edición de lo más apetecible... Si te gustó su prosa, lánzate con éste, que merece la pena conocer a Felicidad. 1beso!

      Eliminar
  18. No he leido nada de Flaubert, pero tu reseña me gusta. Quizá como siempre la he tenido en mente me anime con Madame Bovary
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en otro comentario, me parece este libro interesante para empezar con Flaubert porque se nota que el autor estaba en la cúspide de su carrera y tiene un estilo y arte para contar las cosas único, que condensa en menos de cien páginas. Madame Bovary por supuesto que te la recomiendo muchísimo también. 1beso!

      Eliminar
  19. Una fuerte protagonista, un clásico indiscutible como autor, una trama emocionante y dura y una extensión aceptable. No se puede decir que no.
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte convencido: creo que este libro puede gustar a cualquiera, a pesar de la dura vida de Felicidad. 1beso!

      Eliminar
  20. ¡Qué penita! Me ha dado una tristeza leer tu reseña. Esperaré a un momento más optimista en mi vida, porque algo me ha pellizcado de este libro. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me parece mal que hagas eso, porque la triste vida de Felicidad deprime a cualquiera! 1beso!

      Eliminar
  21. Lo tengo pendiente, a ver si el año que viene me animo, aunque para leer a Flaubert hay que esperar al momento adecuado... yo tarde 4 años desde que compré Madame Bovary hasta que me decidí a leerlo, jajajaja
    un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Te entiendo perfectamente! Yo tengo en la estantería montones de libros a los que no les ha llegado el momento... Y los compré con toda la ilusión del mundo! Encuentra tu estado ideal y no te pierdas Un alma de Dios, que si te gusta Flaubert, este seguro que te cautiva. 1beso!

      Eliminar
  22. Yo leí Madame Bovary hace muchísimos años, y la verdad es que apenas recuerdo nada. Ahora mismo no me apetece algo tan triste, pero es un autor a tener en cuenta.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta mucho el estilo de Flaubert por lo poco que he leído, y seguramente seguiré poco a poco conociendo su obra. No descarto una relectura de Madame Bovary porque ha llovido mucho desde mis quince años, jejejeje! 1beso!

      Eliminar
  23. Fluabert es uno de mis autores pendientes. Me ha gustado mucho lo que has contado de esta novela, aunque creo que para empezar con él, lo haré con Madame Bovary, más que nada porque es la que tengo por casa. Pero me apunto la que reseñas para un futuro.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madame Bovary es un libro excepcional que espero que te guste mucho. El que hoy toca me parece una muy buena novela, porque a pesar de su brevedad, no le falta ni le sobra ni una coma: se nota que el autor sabía perfectamente medir los tiempos y crear grandes historias sin muchas alharacas. 1beso!

      Eliminar
  24. Tengo pendiente Madame Bovary, así que creo que empezaré por ahí con el autor. Además, no sé por qué me parece que con esta protagonista me exasperaría un poco.
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, no, la pobre Felicidad... Es verdad que a veces es demasiado buena y dan ganas de sacudirla para que se espabile, pero acaban ganando las ganas de proteger a esta buena mujer... Espero que te guste mucho Madame Bovary, ya me contarás. 1beso!

      Eliminar
  25. Pues yo nunca había oído hablar de Flaubert, ¿cual es mejor para empezar, este o el de Mdame Bovary?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flaubert es un clásico del siglo XIX francés y según todos los especialistas, su obra cumbre es Madame Bovary. Si no sabes si te va a gustar y quieres hacerte una idea de como escribe, te aconsejo que empieces por éste, que es muy corto y sencillo y podrás hacerte una idea del estilo del autor bastante precisa. 1beso!

      Eliminar
  26. Gracias por esta reseña, Tizire. Me quedé con la espinita después de Madame Bovary (debo de ser la única persona de toda la blogosfera a la que no le hizo mucha gracia...). Quizá sea el momento de retomarlo.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, para gustos colores! Yo hace mucho que leí Madame Bovary, y me gustó, aunque sin convertirse en mi novela favorita... A veces depende del momento en el que nos acercamos a un libro! Si lees este y no te convence la prosa del autor (que no la historia, que quizás es sencilla y demasiado triste), es que Flaubert no es para ti. 1beso!

      Eliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Un autor que tengo pendiente...

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo con él, seguro que te gusta. 1beso!

      Eliminar
  29. Yo también leí "Madame Bobary" siendo adolescente y la verdad es que es un libro indeleble, por lo que leyendo ahora esta reseña de otras de las obras del autor, no te diría que no si me tropiezo con ella.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la dejes pasar si se atraviesa en tu camino, Kayena, que ya verás que no te arrepientes de conocer a Felicidad. 1beso!

      Eliminar
  30. Sólo me paso para desearte un muy feliz año.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Offuscatio! Feliz 2014 para ti también, 1beso!

      Eliminar
  31. Lo leí hace un par de años en esa misma edición. Una lectura deliciosa que encoge un poquito el corazón...
    Un abrazo bien fuerte y mis mejores deseos para el Año Nuevo, ¡¡Muy Feliz 2014!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no recuerdo mal, conseguí este libro gracias a un sorteo en tu blog, así que por tu culpa he conocido a Felicidad! Y te lo agradezco mucho...

      Que tengas un 2014 cargado de ilusión y alegría, 1beso!

      Eliminar
  32. La verdad es que me has dejado con las ganas de darle la mano a Felicidad, así que este... me lo llevo :) ¡Ah! Y me has recordado que tengo a Madame Bovary esperando desde hace demasiado tiempo.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anuca, no te lo pierdas! Es un libro muy cortito y Felicidad se queda en nuestra memoria mucho tiempo... Madame Bovary también me gustó mucho, ya me contarás qué te parece. 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe