El primer viaje de Sócrates.

14:26


Hola a tod@s!

Recuerdo mis lecturas de adolescencia oscilando entre dos vertientes: los impepinables clásicos, que tantas satisfacciones me dieron y los libros propios de mi edad, que mirando en retrospectiva calificaría como "lecturas moralizantes", pues tenían como objetivo concienciar sobre los peligros de la juventud: me vienen a la mente novelas sobre la anorexia, la adicción a las drogas, la pertenencia a bandas callejeras... Aunque todas ellas me parecían interesantes y el mensaje quedaba más que claro, siempre tuve ganas de leer la historia de un adolescente "común y corriente", contada desde dentro: sus inquietudes, pensamientos, aspiraciones y filosofía vital sin sentir constantemente la sombra de la advertencia; me apetecía un soplo de aire fresco, leer historias desde un punto de vista juvenil que se acercaran más a mis preocupaciones personales, sin tener la sensación de que los libros también me echaban el sermón. Tras acabar el instituto dejé de lado la literatura juvenil y no fue hasta hace un par de años cuando me volví a asomar por estos lares: gracias al entusiasmo de mi hermana pequeña me enganché a Harry Potter, disfrutándolo al máximo y al poco de empezar el blog tuve la oportunidad de leer Bajo la misma estrella, un libro que me sorprendió enromemente puesto que, a pesar de la dureza de la historia, la perspectiva con la que se contaba era radicalmente distinta a lo que yo conocía: me creí a los personajes, su particular sentido del humor, su mundo interior; me parecieron adolescentes reales con  problemas de verdad y no sujetos a los clichés de siempre. Desde entonces he ido apuntándome algunas recomendaciones interesantes de literatura juvenil como la que hoy les traigo: se trata de  El primer viaje de Sócrates y es la ópera prima del jovencísimo Emil Ostrovski, que con el pretexto de ser un road-book y estar editado por Nube de Tinta tenía ya varios puntos para pasar a mi lista de "libros que tengo que leer"...


La premisa de esta historia no puede considerarse demasiado original: adolescente depresivo decide cortar por lo sano hasta que una llamada con noticias inesperadas lo detiene; en este caso, el imprevisto que cambiará su vida es el nacimiento de un hijo del que no tenía constancia. A punto de que el niño sea dado en adopción, Jack va al hospital a hablar con su ex y a conocer al bebé... y decide fugarse llevándose consigo al crío en una cochambrosa furgoneta, iniciando un loco viaje hacia ninguna parte en el que establecerá una especial relación con el recién nacido, al que llamará Sócrates. Ya desde el momento de la elección del nombre nos queda claro que Jack no es un adolescente normal: ama la filosofía, se cuestiona repetidamente el sentido de la vida, no para de darle vueltas a lo absurdo de su existencia: Jack entablará intensas conversaciones con el bebé que le darán muchas respuestas a sus inquietudes, aunque el pequeño Sócrates sólo le conteste en su imaginación. La aparición de Tommy, el mejor amigo de Jack y de Jess, la madre de Sócrates contribuirán a que la historia profundice en los temores propios de una época tan trascendente como el salto a la madurez: el miedo al futuro, el resentimiento de la amistad, la incertidumbre de lo desconocido o la resistencia a crecer serán el motor que impulse una trama singular de la que seremos cómplices desde el principio.


Jack es un chico algo peculiar que atraviesa una mala racha: por ello, el día de su cumpleaños y en plena resaca y depresión existencialista, decide suicidarse. Pensando en la novia que lo ha dejado, en el mejor amigo que ha decidido cambiar radicalmente el rumbo de su vida y en las felicitaciones recibidas por Facebook de gente que no le importa y que olvidará en un par de años, Jack tiene claro que su vida carece de sentido. Justo en el momento que ha tomado su decisión, una llamada de Jess, su ex novia, dará al traste con todos los planes: ha tenido un hijo suyo precisamente hoy, está sola en el hospital, quiere que vaya a verla y que sea él el que entregue el bebé a los padres adoptivos. Y es en el momento en que llega a la clínica y está a punto de cumplir las órdenes recibidas cuando tiene una epifanía: puede que su vida no tenga sentido, pero quizás esté a tiempo de legarle algo significativo al crío que tiene entre los brazos: por ello decide atravesar el país en furgoneta para presentarle el bebé a su abuela Bob, enferma de Alzheimer, con la esperanza de hacer algo trascendente de verdad. A través de los diálogos locos entre Jack y las respuestas que él imagina que le da Sócrates conoceremos en profundidad al personaje principal, a ratos inmaduro, a ratos todo un filósofo que retrata muy bien el contraste interior de una persona que se enfrenta al paso a la edad adulta sin estar del todo preparado para ello. La fidelidad con la que se comporta su amigo Tommy, muchacho que ha decidido cambiar su vida pero que, a pesar de todo ayudará a Jack hasta el final y la mezcla explosiva entre rencor y sensatez que impulsan a Jess, su antiguo amor, harán que esta cómica historia intente escarbar un poco más allá de la excentricidad en la que viene envuelta, para darnos algunas reflexiones sobre las que pensar.


El estilo de Ostrovski es fresco y sencillo: el autor nada entre los guiños a la cultura popular, la naturalidad del  lenguaje cotidiano que utiliza cualquier joven hoy en día y ciertos pensamientos algo más profundos que tratan de transmitirnos las inquietudes de Jack, pero sin que estos resulten complejos ni pesados, pues están expresados con mucha campechanía. Todas las ideas que le rondan por la cabeza al protagonista sobre la vida, la muerte, la amistad, el vacío existencial, el miedo al futuro y demás temas de cierto calado son manifestados con  espontaneidad, por lo que no suponen ninguna traba para los lectores que no disfruten de las disquisiciones filosóficas. Porque, ante todo, El primer viaje de Sócrates es un libro divertido y tierno que pretende reflejar el complejo mundo interior de muchos jóvenes confusos de una manera amena y franca, añadiendo algunas gotas de introspección que hacen de ésta una novela diferente. La trama se estructura en capítulos cortos plagados de diálogo, siendo los más curiosos los que tiene Jack con su hijo, que vienen a ser los que tiene consigo mismo: este juego metafísico es quizás la parte más entrañable de la narración y donde podremos hallar más profundidad, sin que el lector se enrede en términos complicados o en paradojas inescrutables: en este sentido, el uso que hace el autor de la filosofía es bastante de andar por casa y quizás sea ésta la principal fortaleza de la historia.


Me lo he pasado francamente bien con El primer viaje de Sócrates: lo he tomado como lo que es, la entretenida y extravagante huida hacia adelante de unos jóvenes que no serán los mismos cuando finalice su particular odisea. Ostrovski no se molesta en ambientar la historia ni en desarrollar demasiado el contexto: va al grano con los personajes, que serán los que sustenten totalmente la trama, haciéndolos perfectos en su imperfección, adorables a pesar de sus locuras. Evidentemente si uno se lo toma en serio no va a tragar alegremente con el secuestro de un niño y lo fácil que es que se den a la fuga, pero no creo que la historia haya sido escrita para que uno se ponga riguroso, sino más bien para conocer a unos seres humanos diferentes pero a la vez iguales a tantos otros, que intentan hallar la salida de sus laberintos personales utilizando para ello un coche que se cae a pedazos y la promesa de legar algo de valor a un bebé tan pequeño que no recordará nada de esta aventura. En definitiva, El primer viaje de Sócrates es una de esas lecturas que te dejan con una sonrisa en el recuerdo: quizás no es la historia más original ni la mejor escrita, pero tiene la autenticidad y el desparpajo suficientes para hacerla única: mi yo adolescente hubiera estado encantada de tropezarse con un libro así. Nota: 7/10.

"¿Por qué la situación del universo es más importante que la nuestra? Que la tuya. ¿No lo entiendes, Jack? Yo no soy real. Tengo dos días. No sé hablar. Ni siquiera he asumido todavía mi propia existencia, mucho menos la de cualquier otro. No estás discutiendo conmigo. Estás discutiendo contigo mismo sobre las cosas en las que en realidad crees. Así que sé sincero contigo mismo. ¿En qué crees?"

*Agradezco a Nube de Tinta el envío del ejemplar. 

Te encantará

84 bocaditos!

  1. Que bonito parece, me lo "requeteapunto", besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una historia muy tierna, te la recomiendo! 1beso!

      Eliminar
  2. Has dicho justo al final, lo que yo he pensado en la reseña de Bajo la misma estrella. Mi yo adolescente hubiera estado encantada de tropezarse un libro así (dicho con otras palabras) Me llevo la recomendación de calle, me encantan el tipo de historia, que no es nueva, ni original pero no importa, al chico existencialista y toda la pesca. Estoy casi segura de que me va a gustar. Gracias por la reseña y añado, la última imagen que nos dejas es genial.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé que ya estamos mayorcitas para estas lecturas, pero qué quieres que te diga: a mí un libro que habla de los problemas adolescentes de manera divertida e inteligente es algo que disfruto y satisface mi traumatizado yo de hace quince años. No es nada del otro mundo, pero te saca la sonrisa y la mantiene: al final, tampoco hace falta mucho más para disfrutar de un libro, no? 1beso!

      Eliminar
  3. Hola Tizire. Es un tema que me pilla un poco lejos, pero lo que cuentas me parece interesante y, sobre todo, original; se sale de la típica historia de adolescente marginal empujado por la sociedad. Quizás lo lea en un futuro. Por si acaso, me lo apunto. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Marisa: no vemos aquí el típico chiquillo incomprendido; el protagonista está solo porque quiere y se plantea cosas más interesantes que qué marca de zapatillas se pondrá al día siguiente. Como acercamiento a una historia juvenil diferente, es muy recomendable. 1beso!

      Eliminar
  4. Parece interesante!
    y Qué reseña tan completa!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras! El libro es genial, tenlo en cuenta! 1beso!

      Eliminar
  5. Yo lo tengo apuntado, pero voy a retrasar su lectura. Me parece muy interesante, pero me demoraré en leerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cada libro tiene su tiempo y lo mejor es elegir las lecturas según nos vaya apeteciendo. 1beso!

      Eliminar
  6. La primera vez que vi este libro me llamó mucho la atención, pues estoy estudiando filosofía. Aun no he tenido la oportunidad de leerlo, pero tarde o temprano lo haré.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si estudias Filosofía te parecerán muy básicos ciertos pensamientos del prota... Pero al mismo tiempo, puede que conectes con su manera de pensar: espero que te guste! 1beso!

      Eliminar
  7. Por lo que dices, parece distinto de muchas de las cosas que se están haciendo en literatura juvenil, quizás más profundo y reflexivo pero asequible para todos. Tal vez le dé una oportunidad más adelante, así que no me olvidaré del título.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, advierto que aquí no hay vampiros, extraterrestres ni otras criaturas más o menos fantásticas: es simplemente la historia de un chico normal pasando una mala racha. Me parece algo diferente y entretenido y por ello lo recomiendo. 1beso!

      Eliminar
  8. En esta ocasión dejo la novela pasar, creo que no me va a entusiasmar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ves que no es para ti, no seré yo quien te haga cambiar de opinión, que ya la lista de pendientes es bastante larga. 1beso!

      Eliminar
  9. Me lo apunto! Me interesa y ahora me ha dado por leer filosofía pura pero un descanso no está mal. Estoy con Wittgenstein y es abrirlo y sentir el olor a neurona quemada. Me hace gracia tu introducción, a mí me pasó igual, combinaba en la infancia clasicazos con libros de mi edad jajaja.Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! Lo del olor a neurona quemada me ha matado! Es que mira que ponerte con Wittgenstein, hay que tener bemoles! Es un libro divertido y muy muy ligero, así que no temas salir atrofiado; como desengrasante te puede sentar bien. 1beso!

      Eliminar
  10. Es una historia interesante cuando menos. Me has tentado mucho con ella así que me la llevo apuntada.

    En el cole e instituto no recuerdo haber tenido demasiadas lecturas obligatorias así que no las recuerdo demasiado dramáticas. Eso sí, los libros que me mandaban siempre eran clasicazos que no me interesaban nada y me aburrían bastante...

    Gracias por presentarnos el libro. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte convencido. A mí me obligaron a leer pocas cosas, pero sí que recomendaban lecturas juveniles supongo que para meter el gusanillo por la lectura y construir valores: peros, sinceramente, casi todas eran un coñazo: parecía que no existían los adolescentes normales y corrientes, sino que todos estaban abocados a sufrir graves peligros... Por eso estos libros con los que tropiezo ahora me gustan tanto. 1beso!

      Eliminar
  11. ¡Se nota que realmente lo has disfrutado!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, una historia bastante amena, la verdad. 1beso!

      Eliminar
  12. Al principio parecia que este libro no era para mi pero al terminar tu reseña no se a veces apetece leer este tipo de libros positivos, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Rocío: no es que vaya a ser una lectura inolvidable, pero a veces apetecen libros más sencillitos y sin pretensiones, que te hagan pasar un buen rato. Este es uno de ellos. 1beso!

      Eliminar
  13. Todo son buenas críticas y me atrae pero a pesar de que lo has disfrutado, creo que lo voy a dejar pasar...que tengo mucho pendiente!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, Lesincele! Seguro que tu lista de pendientes es más larga que la Gran Muralla China! Por eso te lo perdono, que ya tienes bastante, jejeje! 1beso!

      Eliminar
  14. Yo leo mucho juvenil pero no soporto las historias moralizantes como tu bien dices. Esta historia aunque parece divertida y recuerda un poco a esas de aventuras fáciles de mi juventud no creo que me vaya a acercar, al menos por el momento.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de las historias moralizantes es que acabas por no creértelas, por estar enfocadas casi al adoctrinamiento. Entiendo que hay muchas novelas del género más interesantes que elegir antes que ésta, espero que las disfrutes y me recomiendes algunas! 1beso!

      Eliminar
  15. Por lo que cuentas, me recuerda un poco a Las ventajas de ser un marginado, como que va por el mismo estilo, y ya que ese libro me gustó tanto, es posible que este lo haga también. A pesar de leer poco de este género juvenil, a veces se encuentran algunos libros que puedes disfrutar sin importar tu edad, esos son los mejores ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del libro que mencionas he oído todo tipo de críticas, desde las más entusiastas hasta otras que me han hecho descartarlo... Pero si dices que te gustó, lo volveré a tener en cuenta. Este es un libro de esos que se disfrutan a cualquier edad, siempre que te lo tomes con humor y sin prejuicios. 1beso!

      Eliminar
  16. Es curioso y hubiera estado muy bien en su día pero ahora no creo que me gustara mucho. Es verdad que los libros juveniles de antes a veces parecían escritos por tu propia madre y no hacían más que dar lecciones. Aunque ahora se pasan con las distopías y los seres sobrenaturales, está genial que venga un poco de aire fresco.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te apetece acercarte a la novela juvenil, huye, insensata! Pero de vez en cuando a mí sí que me gusta leer algo de esto, eso sí, que no sean cosas demasiado sobrenaturales, que me saturan. Las distopías no me disgustan, aunque nunca he leído una juvenil y la única que me interesa es Los juegos del hambre, que caerá por insistencia recomendadora. 1beso!

      Eliminar
  17. Me llama mucho la atención este libro, quiero leerlo!

    ResponderEliminar
  18. No coincidimos en nuestras lecturas juveniles, más bien recuerdo las de EGB: Los escarabajos no vuelan al atardecer, que todavía hoy se sigue vendiendo y El collar de caracoles, dime que lo has leído.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esos dos a mí no me tocaron! El de Los escarabajos... me suena, pero nunca lo leí, y el de El collar de caracoles no me suena! Miraré por ahí a ver si algún primo mío los tiene, jejeje. 1beso!

      Eliminar
  19. Tengo ganas de leer algo de la editorial =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen muchos libros chulos para elegir: te animo a que busques el que más atención te llame! 1beso!

      Eliminar
  20. Me gusta asomarme a este tipo de historias de vez en cuando, asi que apuntado me lo llevo. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, Meg, espero que lo disfrutes mucho, que es uno de esos libros que dejan buen sabor de boca. 1beso!

      Eliminar
  21. Parece una lectura fresca y entretenida, así que la apunto.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Xavier, es un libro ligerito y entretenido, que deja un regusto agradable, así que en algún momento te puede venir bien. 1beso!

      Eliminar
  22. Yo vuelvo a la literatura juvenil de vez en cuando, me gusta. Éste libro no lo conocía pero me gusta el argumento y que lo importante sean los personajes.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El argumento fue lo que me llamó la atención: el secuestro de un crío que no tiene ni un día, qué locura! La verdad es que tiene gancho y se pasa bien leyéndolo. 1beso!

      Eliminar
  23. Aunque no la sitúo entre mis prioridades, el argumento es curioso y es una novela que no me importaría leer.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes: si algún día tienes algún hueco lector que no sabes cómo rellenar y te apetece una historia fresquita y diferente, este libro te puede servir. 1beso!

      Eliminar
  24. A pesar de ver que has disfrutado mucho con este libro, esta vez no me lo llevo, que no termina de tentarme. Y mi estantería me mira con mala cara...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No enfades más a tu estantería, que seguro que le quedan muchos libros por cargar! 1beso!

      Eliminar
  25. De vez en cuando leo este tipo de libros, sobre todo cuando mi hijo va poniendo en mis manos lo que él lee. Me lo apunto.

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esta puede ser una estupenda lectura compartida, así que no le pierdas la pista! 1beso!

      Eliminar
  26. Pues quizá mi yo adolescente también hubiese disfrutado con una novela así, porque es cierto que los programas educativos tienden a llenarse de clásicos o bien de esas novelas con mensaje y con enseñanza, y a veces lo que se echa de menos es algo más cercano a nosotros en ese momento con lo que empatizar.

    Así que en ese sentido, y aunque no soy demasiado de juvenil, creo que podría gustarme. Me llaman esos personajes y ese reflejo de los miedos y preocupaciones que todos hemos sentido alguna vez. Supongo que, leída ahora ya adulto, es de esas que te hacen "rejuvenecer" un poco :P

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los clásicos que leí de joven fueron más bien por iniciativa propia, ya que no me obligaron a leer algunos en particular, sino que me recomendaban una lista de la que yo podía elegir los que quisiera (creo que eso es menos traumático que hacerte leer a juro algún tocho incomprensible) pero sí que las lecturas juveniles que nos recomendaban eran un poco tostón. A mí me gusta de vez en cuando aventurarme por el universo juvenil, un poco para utilizar los libros como máquina del tiempo y reencontrarme con mi yo pasado a través de las letras. En ese sentido, este libro me dejó buen sabor de boca. 1beso!

      Eliminar
  27. Este libro pinta ser entretenido y chulo!
    a ver si un dia lo leo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante chulo y recomendable: a por él! 1beso!

      Eliminar
  28. Voy a prescindir de ella. Ahora mismo no me llama mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te llama, no hay más que hablar: otros libros te esperan! 1beso!

      Eliminar
  29. Es verdad que en la novela juvenil hay historias interesantes (con alguna me he topado), así que nunca cierro las puertas. Pero tengo la lista tan gorda tan gorda que creo que a mi yo adolescente le voy a mandar a algún botellón para que no me de la lata (lo sé, está fatal).

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Vaya ejemplo para tu yo adolescente! Bueno, bueno, cuando se canse de tanto wisky de garrafón se puede dar un paseíto por una historia de este tipo, que seguro que la disfruta. 1beso!

      Eliminar
  30. Hace tiempo que este libro me había llamado la atención por lo que tú misma señalas: la editorial, el joven autor, el argumento, la originalidad... Ahora que leo tu reseña y nos dices que te lo has pasado muy bien leyéndolo, ya no me quedan dudas: al saco!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, Mónica, si ya lo tenías en el punto de mira, yo te confirmo que debes darle una oportunidad! No te creas que es una historia inolvidable, pero es bastante bonita e inteligente, cosa que es de agradecer. Ese saco cualquier día se rompe, ejejeje! 1beso!

      Eliminar
  31. Yo tengo mis dudas. He leído dos reseñas de este libro. Me gusta, sí pero no, a lo mejor en un momento sí pero puede que más tarde no... No lo sé. Estoy hecha un lío. Lo mejor dejarlo en manos del destino. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deja que el destino tome las riendas: ante este tipo de dudas, lo mejor es creer en la casualidad: si se cruza en tu camino sin que te lo esperes, será la señal que necesitas. 1beso!

      Eliminar
  32. La verdad es que no pinta nada mal... no saldré corriendo a buscarlo, pero si está en la biblioteca seguro que le doy una oportunidad! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo disfrutes mucho si te lo tropiezas en la biblioteca; te aseguro que es una experiencia particular la de esta historia. 1beso!

      Eliminar
  33. Reconozco que me gusta lo que cuentas, la verdad. Me la llevo apuntada :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte convencido un poquito: espero que logre conquistarte! 1beso!

      Eliminar
  34. En mi época también pasaba algo similar: o leías los típicos clásicos (que te exigían en colegio e instituto) o lecturas moralizantes cuyo tufillo echaban para atrás. Ahora las cosas han cambiado y por ello, de vez en cuando, también me acerco a la literatura juvenil y no me decepciona.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese tufillo... cuántos lectores se habrán perdido por su culpa! Pero ahora las cosas son distintas: quitando las novelas que abusan de elementos paranormales, los libros juveniles más cotidianos son bastante sorprendentes: los de Nube de Tinta, de momento, no me han decepcionado. 1beso!

      Eliminar
  35. Trabajo todos los días con adolescentes confundidos, Tizire. Quizá a otros adolescentes les interese compartir esas dudas e inseguridades, con las que seguramente se identificarán.
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a esos adolescentes con los que trabajas le vendría bien conocer este tipo de historias, que afrontan de frente muchas de las cosas que se le pasan a los jóvenes de hoy por la cabeza. 1beso!

      Eliminar
  36. Yo leía muy pocos libros para adolescentes cuando yo lo era, excepto Harry Potter, no recuerdo muchos más, tiraba más hacia la literatura adulta, Pero ahora con todos los blogs de literatura juvenil que hay, leo más de ese género que cuando tenía 15 o 16 años. Es curioso.
    El libro me interesa, tal vez no tanto como otros de la misma editorial, pero sí que me gustaría leerlo en algún momento.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es curioso lo tuyo: te estás reencontrando con el género por contagio! La verdad es que la blogosfera que trata los libros juveniles hace que descubramos títulos que a mí por lo menos nunca se me hubieran pasado por la cabeza que existían, cosa que es de agradecer. 1beso!

      Eliminar
  37. Pues no sé qué decirte, no me atrae como lectura. Mi libro de adolescente más recordado... Los escarabajos vuelan al atardecer, y La perla.
    Siempre he leído cosas un poco peculiares ahora que lo pienso
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros que mencionas no los he leído, aunque tengo buenas refeerencias. Desde luego, con todas las lecturas que tenemos pendientes es difícil añadir libros que no nos terminan de convencer a primera vista. 1beso!

      Eliminar
  38. Me gusta porque la tematica me atrae. Lo pase muy bien con Zingara en busca de Jim Morrison

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda! No recordaba ese libro y sí que parece que tienen cosas en común... Quizás le eche un vistazo. 1beso!

      Eliminar
  39. La apunto, me gusta de vez en cuando me gusta leer algún libro juvenil, aunque suelo escoger distopías que puedan ser interesantes para adultos, pero con tu reseña me ha apetecido de pronto leer esta historia de adolescentes perdidos que se plantean cosas importantes. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustan las distopías, aunque todavía no he leído ninguna de corte juvenil: tengo pendiente Los juegos del hambre que me la han recomendado hasta la saciedad. Me gusta acercarme de vez en cuando a libros que, aunque se supone que no están dirigidos a mi edad, me pueden aportar nuevas perspectivas sobre diferentes temas. 1beso!

      Eliminar
  40. Pus yo cuando era adolescente no leí nada de literatura juvenil, aunque creo que era un género que no estaba tan de boga como ahora. Este me ha entrado por los ojos leyendo tu reseña. Me lo llevo apuntado
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando yo era adolescente tampoco estaba tan de moda como ahora la literatura juvenil: quizás por eso parecía que todos los libros estaban escritos por nuestros padres. Ahora estoy aprovechando para acercarme a este género que tantas cosas diferentes aporta al panorama literario. 1beso!

      Eliminar
  41. Un libro la mar de curioso...Me lo llevo apuntado, guapa
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste mucho; puede que no sea original, pero sí que es diferente. 1beso!

      Eliminar
  42. No me llama mucho la verdad, lei bajo la misma estrella y no me gustó , creo que no era el momento oportuno...y este lo voy a dejar de momento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te gustó Bajo la misma estrella? Anda, creo que eres la primera persona que conozco que no le gusta! Yo leí ese libro antes del boom y reconozco que me impactó bastante. Este no tiene nada que ver temáticamente, aunque sí trata a los adolescentes como seres humanos y no como gente a la que aleccionar, lo que me gusta. 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe