Hasta siempre, Gabo.

1:54


La 1: 30 de la madrugada, me acabo de enterar. Nunca pensé que después de una tarde tonta, de risas y conversaciones vacuas y de una noche entre la vigilia y el sueño, mirando sin demasiada atención a lo que la caja tonta me contaba, la madrugada saldría a mi paso con un palo de este calibre. No le conocía personalmente, sólo a través de sus letras y de lo que los demás decían de él, pero su huella en mi vida ha sido profunda, imborrable. De ahí viene el dolor, de ahí y de lo inesperado de su partida. Porque, ¿qué más da que fuera casi la crónica de una muerte anunciada? Ya sé que desde hace tiempo el estado grave del escritor era un secreto a voces y que nadie es inmortal, como ni siquiera lo fue Melquíades aunque lo pareciera... Pero eso no quita que mi corazón acabe de perder un trozo bien grande. No me esperaba, querido Gabo, enterarme de tu partida casualmente, en las conversaciones de otros por esto de las redes: me parece casi una traición a tu persona no haber estado atenta a tu estado de salud, darme cuenta antes que, de verdad, esta vez la vida se te iba entre las manos. Y aquí me tienes, llorando como una magdalena porque te has ido, porque ya nunca volverás a escribir ni podré cumplir mi sueño de conocerte, porque he confirmado la sospecha de que una persona puede sentir la muerte de otra desconocida y tan lejana en la distancia y en el tiempo como algo personal, porque hoy noto también que una parte de mí ha desaparecido para siempre. Queda tu enorme presencia en la literatura universal y todos los escritos tuyos que aún me quedan por descubrir y que seguramente llegarán como cada otoño, con su rastro de letras, para trasladarme a ese mundo mágico creado por ti y que lo siento como mi verdadero hogar. No me tengas en cuenta estas frases errantes que salen de mis dedos sin orden ni concierto; son la pena y la soledad en la que me has dejado las que hablan por mí esta noche. Sólo espero que descanses en paz y que te hayas ido rodeado de aquellas mariposas amarillas que desperdigaste en tus obras al Macondo de tus sueños. Para los que nos quedamos, ya eres eterno. 

"Sólo Dios sabe cuánto te quise" - El amor en los tiempos del cólera, Gabriel García Márquez. 

Te encantará

34 bocaditos!

  1. Un grande. de mis favoritos de la vida. Lloro mucho su pérdida.

    ResponderEliminar
  2. Muy triste, la noticia y sentirla con tu entrada. No pienses en traiciones, nunca se está preparado por más que uno ande a la espera. Como bien dices, para quienes quedamos ya es eterno. Un abrazo Tizire

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy sentida. Es un mazazo, se va un grande, para mí el más. Siempre nos quedarán sus libros.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Una gran pérdida. Solo nos queda seguir disfrutando con sus obras.

    ResponderEliminar
  5. Al menos nos quedan sus obras. Siento que no le hayas podido conocer, pero leyendo sus libros seguro que le rindes el merecido homenaje.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Que descanse en paz, y como han dicho siempre nos quedaran sus libros, besotes

    ResponderEliminar
  7. Se ha ido uno de los grandes.
    Besos,

    ResponderEliminar
  8. Lo has dicho tú todo, compañera, y muy bien. Se va un grande. A nosotros nos quedarán siempre sus palabras, también enormes.

    ResponderEliminar
  9. Vaya pues yo que llevo unos días que por aquí ando lo justo, y la caja tonta no es mi devoción me acabo de enterar por tus sentidas y hermosas palabras... se va un grande pero nos deja un trozo de sí, y con ello ya es inmortal...

    ResponderEliminar
  10. Precioso homenaje, claro que se puede sentir la muerte de alguien a quien no "conocemos" (no personalmente), hay personas que saben llegar. Afortunadamente, su obra se queda, de forma que no se va del todo. Un besote Tizire.

    ResponderEliminar
  11. Me enteré esta mañana. Siempre es una pena cuando desaparece un escritor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hay muchas formas de conocer a la gente. Rectifico: hay muchas formas de querer a la gente. Por eso, duele. Pero como he comentado se va quien ha dado tanto a tantos que no puedo menos que imaginarlo irse con una sonrisa.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Creo que me han impresionado más tus palabras que lo que lo hizo anoche la noticia. No voy a decir ahora que era mi favorito pero me gustó mucho El amor en tiempos del cólera y me divertí mucho con Vivir para contarla. Entiendo lo que sientes, sobre todo por esa sensación de que no habrá historias nuevas de su mano, creo que es el momento de ponerme con la Crónica de una muerte anunciada, que me recomendaste hace un tiempo y así en cierto modo te acompaño.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Al escuchar la noticia, sentí como si acabara de perder a alguien muy cercano y querido, así que concuerdo en que puedes echar de menos a ese extremo a alguien a quien no has conocido, pero es que Gabo era de esas personas que, tan pronto como leías una de sus obras, se te metía en el corazón y pasaba a convertirse en un amigo querido. Se le echará mucho de menos, pero también creo que es inmortal gracias a sus palabras.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  15. Ha sido un golpe duro. Aunque no es mi escritor preferido, ha estado muy presente siempre para mí, y parte de mi juventud está ligada a él. Ha sido como perder un trocito de vida.
    Siento que no hayas podido conocerlo en persona, pero nos queda el consuelo de tener algo de su esencia en su obra. Seguro que él estaría feliz de ver cuántos corazones ha tocado.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  16. Creo que no se ha publicado el comentario que había escrito... Bueno, decía que parece que García Márquez significa más para ti que para mí, que solo he leído su "Cien años de soledad". Aún así, cuando me enteré ayer por la noche a través de facebook, me quedé impresionada y me sorprendió que mis ojos se humedecieran... supongo que porque su muerte representa la de una parte de la Literatura (aunque sus textos sobrevivan). Me ha gustado mucho lo natural y sincero de tu homenaje. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Yo me eneteré esta mañana por la radio. Una triste noticia. Siempre tendremos sus libros que tan buenos momentos nos hacen pasar. Por ello, siempre estará presente en nuestras vidas. También le dediqué un post porque él lo vale.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Un precioso y emotivo homenaje. Y es que la pérdida es tan grande. Se siente, se siente mucho...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. Nunca se irá, como tantos otros, nos quedan sus libros, sus sueños, sus opiniones, gran parte de su cerebro y esa tremenda sonrisa que lo inunda todo.

    Bs.

    ResponderEliminar
  20. A mí también me pilló de sorpresa... Has hecho un homenaje precioso.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Parece que el nobel si tiene quien le escriba, derramando sentimiento, ternura y dolor.

    Para mi también fue una sorpresa, a pesar de saber de su enfermedad, pero como nos cuesta acostumbrarnos a la muerte ¿eh?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Venía justo de comentar que Gabo es de esos genios que nunca piensas que vayamos a perder. No importa que su mal estado de salud fuese casi un secreto a voces, porque nunca te replanteas que pueda llegar a irse.

    Es una auténtica pena que no podamos disfrutar con nuevas historias de su pluma, pero al menos podemos consolarnos un poco con ese legado que ha dejado a la literatura, que es enorme. "Cien años de soledad", que fue la primera novela de este hombre que leí, es una de las inolvidables para mí.

    Un besín, Tizire!

    ResponderEliminar
  23. Cómo te entiendo, Tizire, cómo te entiendo...
    :(

    ResponderEliminar
  24. A Gabo lo perdimos en cuerpo y alma pero nos deja un legado inmenso. Digo lo mismo que Rober: Cien años de soledad es una novela que la tengo como una reliquia. Es toda una joya de la literatura universal. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Un gran entrada Tizire, y muy emotiva. Creo que no queda nada más que decir y creo que la mejor manera de rendirle el respeto y el cariño que se merece es seguir leyendo sus obras, siempre, y darlas a conocer a cuanta más gente mejor. Abrazos.

    ResponderEliminar
  26. Poco puedo decir, lo he leído casi todo, algunas cosas varias veces, es para mí insuperable, grandioso, se lo ganó a pulso de talento, del todo, no hay más que ver la reacción unánime. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Gracias por apuntarte a la lectura conjunta de Platero y yo :) ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  28. ¡Qué triste ha sido la partida de Gabo! Muy sentido tu post, me ha conmovido

    ResponderEliminar
  29. Qué entrada más emotiva Tizire, es un bonito homenaje.
    1beso:)

    ResponderEliminar
  30. Preciosa manera de despedirse, Tizire, aunque nunca se irá porque mientras lo leamos, lo recordemos, disfrutemos de sus escritos, estará muy muy presente.
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Bufff, le has regalado un homenaje precioso.
    Una gran perdida, sin duda.
    Un besin

    ResponderEliminar
  32. He de reconocer que no llegué a conectar con cien años de soledad, pero indudablemente, tienes razón, se va un grande
    Besos

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe