Rōnin.

9:01


Hola a tod@s!

Hace algunos años, unos amigos me invitaron a jugar a un videojuego de estrategia que consistía en conquistar el mayor número de territorios posibles para acabar forjando un imperio. El juego se ambientaba en la Edad Media, y allí podían luchar los diferentes grupos de poder que había por aquel entonces en todo el mundo conocido, pudiendo realizar combinaciones de lo más bizarras... Yo, que era una novatilla que no se enteraba muy bien, me dediqué jugar a lo loco y a enfrentarme contra lo que yo consideraba más opuesto a mi equipo, convirtiéndome en una especie de diosa maquiavélica que trataba de reescribir la Historia a base de rivalidades imposibles... O eso creía. En una de estas decidí encarar a mis tropas árabes, llenas de refinados andalusíes de espadas afiladas y movimientos gráciles con un ejército de vikingos fortachones y malcarados cuyos brutos mandobles escandinavos prometían acabar con todo expeditivamente... Pero poco después me enteré de que mi tonta ocurrencia estaba basada en hechos reales: verdaderamente los vikingos invadieron parte de la Península Ibérica durante la Edad Media, llegando incluso a Sevilla, donde arramblaron con todo lo que se encontraron a su paso. Quizás esta anécdota tan superficial hizo que mi cerebro se fijara especialmente a partir de entonces  en los accidentes históricos, es decir, en esas cosas que no cuadra que hayan pasado pero que sin embargo ocurrieron, por muy raro que hoy nos parezca. Una de las que más me sorprendió cuando la descubrí fue la expedición que un grupo de japoneses hizo a España en el siglo XVII para establecer relaciones diplomáticas entre nuestro país y el Imperio del Sol Naciente, que llevó a que muchos nipones se asentaran aquí y cuyo linaje llega hasta hoy en día transmitido por el apellido Japón. Cuando me enteré que habían publicado una novela con este asunto de fondo, supe que tenía que leerla: entre que las buenas críticas a la prosa de Francisco Narla no cesaban y que el tema me parecía francamente fascinante, tenía claro que la lectura de Rōnin iba a ser una prioridad.


A comienzos del siglo XVII, dos hombres en extremos opuestos del mundo se encuentran paralelamente inmersos en una encrucijada: por un lado, el honorable samurái Saigō Hayabusa, derrotado tras una importante batalla en la que ha caído la fortaleza de su señor, se ve en la tesitura de renunciar a un suicidio honroso, acorde con sus valores éticos y morales,  para  cumplir la última orden de aquel al que sirve: ha de convertirse en un rōnin, un "hombre ola" que vagará por los caminos soportando la vergüenza de su nuevo rango con el único objetivo de descubrir quién fue el traidor que hizo posible la caída del castillo de Fushimi. A miles de kilómetros de distancia, en la corte española, se encuentra Dámaso Hernández de Castro, un valiente soldado al servicio de su majestad que cae enamorado perdidamente de una menina de la reina Margarita, la bella Constanza de Accioli. Este amor, aunque correspondido, se presenta imposible, dada la alta alcurnia de la muchacha, a la que no puede aspirar un pobre veterano de las guerras de Flandes; es por ello  que Dámaso, ayudado por su amigo Hortuño de Andrade, secretario del mismísimo duque de Lerma decide buscar fortuna en Manila para regresar algún día y ser merecedor de la mano de su amada... Aunque no se imagina que, desde antes de partir se han dado órdenes concretas para que no regrese jamás.


Aunque me decidí a leer esta novela principalmente por el marco histórico, lo que destaca en ella sobre todas las cosas es la construcción de sus dos personajes principales, en los que descansa casi toda la acción: Saigō y Dámaso, dos hombres provenientes de culturas completamente distintas, resultan ser más parecidos de lo que cabría esperar, teniendo ambos la honorabilidad como bandera. Para Saigō, el honor reside en dejar atrás todo lo que conoce y ama: su familia, su pueblo, su respetabilidad, a cambio de cumplir el último mandato de su daimyo, traicionado por otros señores feudales japoneses en plena guerra por hacerse con el control del país. Para Dámaso el honor es ser fiel a sí mismo a pesar de las dificultades que se atraviesen en su camino: aunque tenga que ir a la otra punta del mundo para conseguir la posición social que le permita ser aceptado por el padre de su amada, Dámaso intentará mantener en lo posible su integridad moral, aunque a medida que pasa el tiempo se va dando cuenta de que una mano negra conspira para que no pueda volver. Cuando Saigō y Dámaso por fin coinciden, asistiremos a la forja de una poderosa amistad más allá de las diferencias culturales y de las barreras idiomáticas: estos dos hombres, introspectivos y solitarios a su pesar quedarán unidos por una lealtad que traspasará fronteras y que generará momentos realmente épicos y  emotivos. El otro personaje que destacaría sobre los demás sería el de Constanza, el interés romántico de Dámaso, una muchacha enamorada que podría haber sido caracterizada como la típica heroína insulsa, pero a la que el autor le da otra dimensión, dibujando a una mujer soñadora pero valiente y con carácter, con la que simpatizaremos rápidamente. El antagonista de la historia, Hortuño, sí que creo que abunda en el cliché, quizás porque me han parecido demasiado livianas las motivaciones que lo llevan a ir contra Dámaso, aunque me ha resultado un personaje interesante para conocer el ambiente corrupto que campaba por la Monarquía Hispánica en aquel entonces y que parece que aún no nos ha abandonado...


Rōnin es una pedazo de novela en toda la extensión del término: no sólo es un buen tocho de casi 900 páginas sino que todo en ella está pensado a lo grande: múltiples escenarios que dan prácticamente la vuelta al mundo, muchos personajes secundarios (de los cuales algunos se acaban perdiendo en la historia), enorme trabajo de documentación... Eso tiene sus cosas buenas y malas: para los amantes de la novela histórica es un auténtico placer adentrarse en el universo planteado por Francisco Narla, con sus vericuetos bien estudiados y fortalecidos por una prosa sólida que, además, incita a seguir leyendo, pues resulta amena, sencilla y vibrante... Pero quizás a aquellos lectores a los que no les vaya demasiado el género no les termine de convencer la ambición de este libro, con un detallismo que puede pecar de exagerado al describir y explicar diferentes aspectos del contexto y la trama sin quedarse en la mera superficie. La novela se divide en capítulos cortos que le dan bastante agilidad a la trama y estos, a su vez, están agrupados en once magari, que son los movimientos de cada contrincante en el tradicional juego japonés del go y cuyos títulos tienen muchísimo que ver con cada nueva etapa o revés en la vida de Saigō y de Dámaso. Quizás resulten un poco liosos los saltos argumentales que se producen entre la trama "europea"  y la trama "japonesa", pero todo se resuelve con un excelente trenzado de una historia que acaba confluyendo apropiadamente, para alegría del lector. El ritmo de la narración va siempre en aumento, hasta que llega un punto intermedio en el que se mantiene a velocidad crucero, con un pulso sostenido que parece  que no va a ir a más... Pero las últimas 150 o 200 páginas son realmente vertigionosas,  dotando a la acción de una dosis extra de vitalidad que nos impide querer salir del escenario: todos los elementos que han ido desarrollándose por separado han convergido; es hora de dejarse arrastrar por la vorágine de sensaciones que propone al autor sin ningún tipo de cortapisas.


Rōnin ha sido, sin duda, una de las lecturas más apasionantes que he hecho este año: todos los ingredientes que utilizó el autor para cocinar esta obra (lealtad, honor, amistad, venganza, deber, amor, orgullo...) fueron mezclados en su proporción justa, dando lugar a una sólida novela de aventuras, donde el escenario histórico está perfectamente definido y trabajado y consigue eso que no todas las novelas del género logran: picarnos la curiosidad por profundizar sobre los hechos que nos cuenta el autor y, en definitiva, acercarnos más a ese pasado que nos narra y que logra traspasar el papel decididamente. No he leído Assur, la novela anterior de Narla, que también recibió muchísimos parabienes, pero tras haberme sumergido en Rōnin no tengo ninguna duda en que tarde o temprano lo haré: el buen oficio del escritor y la meticulosidad argumental que he visto en este libro me hacen querer seguirle la pista, pues no siempre es fácil encontrar libros donde el entretenimiento, la divulgación histórica y la buena prosa estén tan bien avenidas. Nota: 8/10.

"El caballo, un zaíno de mirada noble, volvió a resoplar, como si quisiera dejar claro que le venía a dar lo mismo el aire que le diera al veterano. El haz de cañas de esparto se alejó rodando un un bisbiseo. Y bajo las ramas de una verdolaga en la vera del camino, un erizo que ya se recogía miraba extrañado sin decidirse a cruzar hacia su madriguera" 
* Por cierto, primer literierizo cazado! ;) 



Te encantará

66 bocaditos!

  1. La verdad es que no me llama mucho la atención esta novela. Nunca lo ha hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no hay nada que hacer! No es tu libro, así que tu lista estará contentísima. 1beso!

      Eliminar
  2. Lo tengo marcado en rojo en la lista de pendientes. Le tengo muchísimas ganas a este libro desde que salió, pero ahora mismo se me va de precio. Supongo que esperaré a que esté en bolsillo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es carillo, la verdad: a mí me lo prestaron porque los Reyes no me lo pudieron traer y que sepas que pesa mucho! Yo quiero conseguir Assur en bolsillo, porque ese sí que no conozco a nadie que lo tenga y me lo quiero leer. 1beso!

      Eliminar
  3. Me encanta el género y esta pinta muy bien, apuntada queda.
    Creo que el encuentro de dos personas con culturas tan diferentes y en la época en que se desarrolla la trama puede dar bastante jugo :)

    Felicidades por tu "captura" por cierto ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro, Baccana, que este libro tiene mucha chicha con esa amistad tan peculiar... Y, por cierto, gracias! 1beso!

      Eliminar
  4. Si tuviera 400 páginas menos no me lo pensaba. Pero entre que la historia no es mi fuerte y que me va a sobrar tanto detalle, mejor lo dejo ir. Me ha gustado tu anécdota, yo también juego en plan kamikaze cuando no tengo probabilidades de ganar.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te entiendo, a mí si un género no me convence y lo veo tan tocho, pues no me tiro a por él... Pero como la Historia me gusta mucho, no lo pude evitar! Jajaja, yo es que con la mayoría videojuegos soy un poco despistada, así que kamikaze es lo mío. 1beso!

      Eliminar
  5. Le tengo unas ganas tremendas a esta novela, tiene todo lo que se necesita para convencerme; buena historia, el lugar en el que está ambientada... y todas las reseñas que he leído para ella son fantásticas. Espero que caiga muy, muy pronto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tenía las expectativas y fueron cumplidas, así que por mi parte, te lo recomiendo: espero que no te decepcione! 1beso!

      Eliminar
  6. ¡Se me acumula la lectura con Francisco Narla! No he leído todavía su "Assur" y ahora me tientas con este "peaso" de reseña (qué buena la introducción como emperatriz maquiavélica conquistadora) sobre "Ronin". Tengo que leerle pero ya. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo pendiente Assur, pero es que Ronin me tentaba demasiado como para hacerlo esperar! El autor escribe muy bien, espero que te guste! 1beso!

      Eliminar
  7. A mí también me gustó mucho esta novela, muy bien documentada y muy entretenida, es extensa pero no se hace pesada
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí tu reseña después de terminar el libro, y coincidimos en todo: es una lectura estupenda que no resulta nada densa. 1beso!

      Eliminar
  8. Bueno, yo siempre digo que no soy demasiado de histórica. Y cuando me acerco al género suele ser porque el contexto me encanta, me parece curioso. O como en este caso, porque lo desconozco por completo. Aunque, por otro lado, la verdad es que 900 páginas me pesan bastante. Sobre todo ahora, que llega el verano y me suelen apetecer novelas más ligerillas. Pero me la llevo para el futuro :)

    Yo con lo de las conquistas en los videojuegos soy un poco desastre. Poco ambicioso que es uno, oye, jajaja :P

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, así que no eres un conquistador, eh? Bienvenido al club! La verdad es que el libro es bien gordo y yo creo que es mejor leerlo en invierno, me pega más: ahora el verano exige dejar volar la imaginación más libremente... 1beso!

      Eliminar
  9. La novela histórica me cuesta leerla, me tiene que llamar mucho para que no me aburra. Este de momento no es para mi en estos momentos,saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa eso con otros géneros, así que te comprendo perfectamente, así que mejor elegir lecturas que nos satisfagan completamente. 1beso!

      Eliminar
  10. Perdona que pase de largo por esta reseña tuya de hoy porque la tengo preparada para tomar el relevo a lo que tengo ahora entre manos, y me gustaría leerla limpita y sin influencias. Más adelante la comentamos, ¿vale? Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece correcto, yo siempre hago la mismo! Ya comentaremos más adelante. 1beso!

      Eliminar
  11. Tengo previsto leer Assur y si me gusta leeré tb este, ya que me atrae mucho el tema de los Samuráis porque nunca leí nada sobre este tema. Muy buena reseña, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también leeré Assur, aunque seguramente quedará para el invierno: como esté tan bien escrito como éste valdrá mucho la pena. 1beso!

      Eliminar
  12. Lo tengo en mi lista de deseos de hace tiempo, tengo muchas ganas de leer a este hombre y este episodio histórico también me llama. Oye litericio hay también en la elegancia del erizo. Me ha gustado saber qué te llevo al libro, yo tamnbién juego a esos juegos a veces. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedes creer que no he leído La elegancia del erizo? Ya me vale! Espero que te guste cuando te estrenes con el autor, 1beso!

      Eliminar
  13. Narla me atrae sin remedio desde Assur, pero reconozco que la extensión de sus novelas hace que siempre retrase su lectura con la excusa de... "ahora no tengo tanto tiempo". Sé que tarde o temprano me enredaré entre sus hilos ;-) Tú reseña no ha hecho más que alimentar mis ganas.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son muy tochas las novelas, hay que elegir bien el momento para ponerse con ellas! Yo creo que dejaré Assur para el invierno: espero conseguirla en versión de bolsillo. 1beso!

      Eliminar
  14. Aunque es gordo y se me hace caro, lo tengo en la lista desde hace tiempo. Me tocará esperar a la edición de bolsillo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos casos, la biblioteca es nuestro mejor amigo, espero que tengas suerte y lo consigas! Y si no, la edición pequeña no tardará en salir, seguro. 1beso!

      Eliminar
  15. Descubrí a Francisco con Assur, y me encantó, así que esta sin duda la leeré ¡¡¡ Gracias por la reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aunque empecé al revés del pepino, estoy segura que seguiré leyendo al autor. Gracias a ti por tu comentario! 1beso!

      Eliminar
  16. Parece interesante pero ahora mismo es demasiado extenso para mí... Lo dejaré pasar.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, es bastante tocho... Ya le llegará su turno. 1beso!

      Eliminar
  17. No solo me gustó el libro, sinoq ue tuve la suerte de acudir a una presentación y completarlo con las mil anécdotas que cuenta el autor
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suertuda! A mí también me hubiera gustado acudir a una presentación del autor: quizás con alguna próxima novela. 1beso!

      Eliminar
  18. Me ha encantado la anécdota, no me parece superficial ni mucho menos (la he disfrutado). No soy muy de novela históricam pero me cae muy bien Narla, y me gusta lo que nos cuentas de esos ingredientes del libro que te han cautivado. Pero es verdad que tantas páginas asustan. No descarto la lectura.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, tú es que eres buena, pero en el fondo es una soberana bobería... A mí el autor también me gusta, aunque me he acercado a él tras leer la novela, antes no me había interesado mucho su figura. Ahora que sé lo bien que escribe, no me importa enfrentarme a esos tochos tan gordos que hace. 1beso!

      Eliminar
  19. La compró mi pareja. Yo creo que tarde o temprano la leeré porque tengo curiosidad por la forma de narrar del escritor pero pasará un tiempo hasta que la lea. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero tu opinión y que, cuando le llegue el momento, la disfrutes mucho. 1beso!

      Eliminar
  20. Tengo su primer libro pendiente en casa =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás si su prosa te convence! 1beso!

      Eliminar
  21. Me alegro que hayas disfrutado con Ronin. A mi también me gustó mucho. Mi paisano Francisco Narla, después de estos éxitos con Assur y Ronin, está llamado a darnos grandes alegrías literarias. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo tu reseña, fue de las que más me animó a ir a por ella. Estoy deseando leer más cositas del autor. 1beso!

      Eliminar
  22. Este no es el momento adecuado para esta obra, ahora estoy más dispersa y necesito lecturas más cortitas, pero igualmente te agradezco la reseña, guapa.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo: el verano es para obras de menos peso. Quizás más adelante... 1beso!

      Eliminar
  23. Lo tengo anotado! lo que pasa es que todavía tengo Assur pendiente! a ver cuando me pongo es que es gordo y tengo que buscar el momento jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que empiezo al revés del pepino, jejeje! Pero Assur caerá fijo. 1beso!

      Eliminar
  24. Este libro lo tengo en mente desde hace tiempo y tu reseña me ha despertado otra vez el impulso de leerlo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lo pierdas, Lourdes, ya verás cómo te diviertes con esta historia! 1beso!

      Eliminar
  25. Me ha parecida curiosa la historia de cómo te metiste en ese mundillo. La verdad es que no sabía lo de los vikingos. Lo de los japoneses sí lo sabía porque me pilla al lado.
    Sinceramente el tema del libro no me llama mucho la atención, pero tengo que reconocer que me parece interesante.

    Un besito,
    ~El Imperio de las Bellotas~
    ~El Club de las Sebaduras~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si no te llama, puede que no sea un libro para ti, pero de verdad que es muy interesante... 1beso!

      Eliminar
  26. No son los libros que tienen la temática de la que suelo leer... pero no puedo negar que me llama mucho la atención, por su portada, por la trama detrás de las páginas y la gran historia que me llama para conocerla profundamente...
    Espero poder con el libro algún día :) un besote, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la portada es la mar de llamativa, pero entiendo que el grosor y la temática no sean atractivos para muchos lectores... Aunque si te interesa un poquito, deberías darle una oportunidad. 1beso!

      Eliminar
  27. Pues pinta genial ^^, aunque por lo que has dicho de su longitud me hecha algo para atrás...
    PD: Acabo de descubrir tu blog, te sigo porque está genial ^^. ¿Si no es molestia, podrías quedarte por el mío? Significaría mucho para mí. Miles de gracias :33.
    Un beso,
    Kayla

    ResponderEliminar
  28. Me llama la atención, sí, aunque tal vez ahora no estoy muy por la labor de leer novela histórica, me la guardo para cuando me vuelva a apetecer leer algo de este estilo.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto va por rachas, Carla: a veces hay géneros que no nos apetece ni oler... Y de repente nos entra la fiebre por leer lo que sea de este tipo! Tenla en cuenta, que quizás te guste cuando vuelvas a la histórica. 1beso!

      Eliminar
  29. Le veo una pintaza estupenda, y ya sé a quién le podría gustar seguro. Me lo llevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia la mar de adictiva y muy bien montada: te animo a que la leas! 1beso!

      Eliminar
  30. Tengo muchas ganas de leerlo, pero he de reconocer que, en este momento, su extensión me echa un poco para atrás, así que esperaré a encontrar un mejor momento para su lectura.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante gordote y en verano apetece algo más fino.... Pero cuando llegue el momento, seguro que las páginas se te pasan volando. 1beso!

      Eliminar
  31. Totalmente de acuerdo con tus impresiones, es una novela perfecta y no se hace larga,
    besucus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un gustazo de libro que no deberían perderse los fans del género; a que no? 1beso!

      Eliminar
  32. Ya la tenía anotada:) Tampoco he leído "Assur", pero creo que esta llama más. Es cierto que sus 900 páginas imponen un poco, pero tiene pinta de ser de esas novelas que se leen más rápido de lo que imaginabas.
    1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me fijé más en Ronin porque el tema me atraía más, pero como me gustó la prosa del autor, le daré una oportunidad a Assur. La cuestión es buscar hueco para leer el tocho... 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe