Contra el viento del norte / Cada siete olas.

13:30


Hola a tod@s!

No soy una lectora asidua a la novela romántica y reconozco que es un género que me echa un poco para atrás: ya sé que "el amor  mueve el mundo" y que este sentimiento impregna de distinta forma casi cada libro del mercado, pero a mí se me hace difícil disfrutar de una historia centrada única y exclusivamente en una relación amorosa. A ver, claro que me gusta que en un libro de cualquier temática se exploren los sentimientos de una pareja, siempre que estén bien llevados y tengan sentido con el resto de la trama, pero eso de leer una novela basada sólo en el "te quiero - no te quiero" no es para mí: la mayoría de libros así que he leído me han parecido pésimas obras que abundan en estereotipos rancios y en las que se da una imagen de la mujer con la que no me identifico, así que mejor evitarme el disgusto. Pero, como en todo en esta vida hay excepciones y yo también tengo un corazoncito al que a veces le da por suspirar... Por eso cuando veo que hay obras del género que son recomendadas incluso por aquellos que no lo frecuentan y que señalan su calidad no puedo evitar anotármelas ya que, al fin y al cabo, leer es como comer: lo mejor es tener una dieta variada. Hace un par de meses tuve un pequeño bache lector y me acordé de una  estas narraciones que tenían el amor por bandera y de la que todo el mundo hablaba muy bien; se trataba de Contra el viento del norte, una pequeña novela epistolar a la moderna (vía e-mail) que prometía desparpajo y naturalidad. Tras leerla, no pude evitar buscar inmediatamente su continuación, Cada siete olas, ya que el planteamiento de Daniel Glattauer, su autor, consiguió cautivarme: por ello les traigo hoy una reseña conjunta sobre estos dos libros románticos tan fuera de lo común que consiguieron reavivar la llama de mis relaciones tormentosas con las novelas del género.


Leo Leike es un tipo común y corriente que un día, por error, recibe un correo electrónico pidiéndole la cancelación a la suscripción de una revista con la que no tiene absolutamente nada que ver. Leo ignora tanto este como muchos otros mensajes con el mismo asunto que le llegan, hasta que decide sacar a la insistente persona que se los envía de su error. Al otro lado de la pantalla, Emmi Rothner está empeñada de darse de baja de la revista  Like sin darse cuenta de que envía por error sus quejas a una dirección equivocada... Una vez aclarado el malententido y, al contrario de lo que cualquiera podría esperar si le sucediera algo así, Leo y Emmi siguen intercambiando correos electrónicos que se vuelven cada vez más personales, haciendo crecer una inocente relación platónica que cada vez parece más peligrosamente real...


El alma de Contra el viento del norte y Cada siete olas son los diálogos entre sus protagonistas, Leo y Emmi: dos personas de caracteres muy distintos unidas por una curiosa casualidad ideada por un destino juguetón. Leo es un chico serio, tímido, introspectivo, mientras que Emmi es todo un volcán de energía, una persona dicharachera, alegre, irónica, que pone contra las cuerdas al sorprendido Leo más de una vez. Me asombró especialmente la capacidad del autor de generar una voz muy personal para cada uno de sus protagonistas: la correspondencia que intercambian Leo y Emmi parece estar escrita verdaderamente por dos personas diferentes, con personalidades muy marcadas; sus mensajes los definen muy bien y van creciendo en intensidad y complejidad a medida que esta extraña amistad da paso a sentimientos más fuertes. Los correos de la primera novela nos dan a conocer a dos personas que esconden más de lo que parece, dejando entrever lo que realmente sienten tras las palabras que virtualmente se dedican... Pero en el segundo libro las interacciones se vuelven más simples y se pierde la chispa que había caracterizado la relación de estos dos, convirtiéndose en otro relato del montón con un tira y afloja amoroso que desluce muchísimo su concepción original: creo que ni Leo, ni Emmi, ni el lector se merecían que se vulgarizara esta especial historia de amor del modo que lo hizo Cada siete olas.


Los libros, al estar narrados a modo de correos electrónicos. están escritos de un modo directo, en primera persona, sin intermediarios: no hay un narrador que suavice el tránsito de una etapa a otra, sino simplemente  son mensajes que se envían y en los que los protagonistas van desnudando lentamente su alma. Pequeños detalles como la hora de envío o el asunto nos dan pistas sobre la intensidad y dependencia que Leo y Emmi comienzan a tener uno del otro, pero son elementos sutiles, de los que nos vamos dando cuenta a medida que la cosa se pone seria. Las notas que se remiten comienzan siendo inocentes bromas que ponen a prueba la distinta capacidad de los protagonistas a responder ingeniosamente al otro, pero cada vez se van volviendo más personales y, con ello, más vehementes: el cándido coqueteo del principio muta en algo que parece ser amor. Sin embargo, aunque todo indica que merecen darse una oportunidad, Leo y Emmi se resisten a dar el paso de conocerse en persona: no hay que olvidar que más allá de la pantalla ambos tienen una "vida real" y quedar con el otro parece ser el método que desharía el encantamiento en el que están ensimismados, compuesto de correos electrónicos a medias donde todo es perfecto y feliz. Esta tensión funciona perfectamente en  Contra el viento del norte y no tanto en Cada siete olas, obra que hubiera preferido que Glattauer no escribiera: el primer libro había terminado de una forma perfecta, redonda, dejando al lector con el corazón encogido, mientras que el segundo genera más que nada indiferencia: en mi caso particular esta historia rompió el hechizo en el que me había sumido la primera y no hay vez en que piense en Contra el viento del norte sin arrepentirme de haber leído su continuación.


Creo que hoy me ha salido una reseña especialmente confusa y revuelta, pero es que esto de hablar de dos libros tan distintos a la vez ha sido todo un reto. Y sí, digo bien que son distintos porque creo que ambas historias no tienen demasiado que ver, más allá del nombre de los protagonistas: mientras Contra el viento del norte supuso para mí un soplo de aire fresco en cuanto a lecturas contemporáneas románticas, cayendo prendada de la aguda personalidad de los protagonistas y su insólita pero bella relación, Cada siete olas me pareció un libro más, donde ella se volvió una histérica paranoica y él un insulso perdonavidas que mataron todo lo bonito y especial que tenía el libro anterior. Desde mi punto de vista, Contra el viento del norte es un libro absolutamente recomendable, original, notablemente ejecutado, con una relación fuera de lo común pero muy bien llevada que culmina en una última parte vibrante y con un final increíblemente bueno, que quizás moleste a algunos pero que a mí me pareció ideal. Cada siete olas, sin embargo, no es un libro que me apetezca recomendar; aunque no está mal escrito pierde la esencia de todo lo anterior, desmoronándose a cada paso como un castillo de arena: quizás tenga un final más complaciente para el "gran público", pero no creo que fuera el que la historia merecía. En definitiva, si quieres leer un bonito romance contemporáneo que se sale de lo habitual, te recomiendo Contra el viento del norte, por ser una lectura fresca e inteligente que consigue conmover. Lo de leer su continuación, Cada siete olas, lo dejo bajo tu responsabilidad: es verdad que ata los cabos sueltos (para quien considere que quedaba alguno), pero por el camino sacrifica lo que hacía única la historia de Leo y Emmi: te aseguro que si yo pudiera volver atrás en el tiempo sabiendo lo que sé ahora, ni me plantearía darle una oportunidad.

Nota: Contra el viento del norte: 8/10 ;  Cada siete olas: 5/10.

"Nuestro caso es distinto, Emmi: nosotros partimos de la línea de llegada, y sólo se puede seguir una dirección: hacia atrás. Nos dirigimos a la gran desilusión. No podemos vivir lo que escribimos. No podemos reemplazar las numerosas imágenes que nos formamos el uno del otro. Será decepcionante que no estés a la altura de la Emmi que yo conozco. Y no lo estarás. Te sentirás deprimida si yo no estoy a la altura del Leo que tú conoces. Y no lo estaré. Después de nuestra primera - y única - cita nos separaremos desilusionados, desanimados, como después de una comida abundante que no nos ha gustado, a pesar de haberla esperado un año con un hambre feroz, de haberla hervido a fuego lento y a borbotones durante meses ¿Y luego qué? ¡Se acabó! ¡Ya está! ¿Haremos como si no hubiese pasado nada? No. Emmi, nunca se nos borrará la imagen desmitificada, desvelada, desencantada, defraudada, resquebrajada del otro. Y no sabremos qué escribirnos. Ya no sabremos para qué escribirnos. Y algún día nos cruzaremos en un bar o en el metro. Fingiremos no reconocernos o no vernos, nos apartaremos rápidamente. Sentiremos vergüenza por lo que ha sido de "lo nuestro", por lo que ha quedado. Nada. Dos extraños con un ficticio pasado común, por el que tanto tiempo y con tanto descaro se habían dejado engañar".

Te encantará

66 bocaditos!

  1. La verdad es que no me llama mucho ninguno de los dos.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Ay, me pasó exactamente lo mismo con este libro. Encontré Contra el viento del norte en una librería de segunda mano en super buen estado y lo compré por dos euros para probar y la verdad es que cuando empecé a leerlo y aunque no estaba muy convencida, me enamoró. Además de sentirme MUY identificada con la situación, pues viví hace tiempo una similar, Leo y Emmi lograban que se me encogiera el corazón.
    Sin embargo, y aunque hubiera preferido que acabara de otra forma la historia que como acaba en el primer libro, no me gustó, como a ti, Cada siete horas. Toda la inocencia, la sutileza que se ve en el primero, el "no vernos y vernos" se acaba en el segundo y al final ya me lo acabé de leer para ver como acababa, algo resentida con el autor. Pero bueno, creo que como con la vida, tenemos que quedarnos con las cosas buenas (xDDD) y para mi, Contra el viento del norte me gustó demasiado para pensar en el otro.
    ¡Gracias por la reseña! La verdad es que yo no sé si hacer una de ambos libros o qué, porque me pasa como a ti que haría una reseña algo liosa, pero me ha gustado mucho ^^
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que no estoy sola en esto de las sensaciones encontradas! Es increíble como un libro tan bueno como Contra el viento del norte pueda perder tanto en una segunda parte que, supuestamente, ofrece lo que muchos lectores querrían... Creo que podía haber puesto un final que gustase en el primer libro, alargando un poco más la trama, pero escribir una novela completa donde los dos protagonistas se vuelven insoportables era absolutamente innecesario. Qué pena: Leo y Emmi merecían más. 1beso!

      Eliminar
  3. Coincido punto por punto! La verdad es que no veia la necesidad de hacer la segunda parte, que hizo perder el realismo y la credibilidad. De hecho tardé muchos meses en cogerla, sabiendo que no me iba a gustar. Sin duda, Contra el viento del norte es totalmente recomendable pero no su continuacion. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tardé nada en leer el segundo porque el primero me gustó tanto que pensé que merecería la pena... Y ahora que sé que me equivoqué, animo a aquellos a los que les guste la historia que huyan de la segunda parte!!! 1beso!

      Eliminar
  4. Me encantó mucho muchísimo "Contra el viento del norte". La segunda partr es más forzada, pero tb me gustó. Es como si te diera dos finales, ya tu te quedas con el que más te guste... no? Jeje
    Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que disfrutaras de la segunda parte, a mí en algunos momento me indignó! Pero, como bien dices, sólo hace falta quedarse con nuestro final preferido, que para eso hay donde elegir! 1beso!

      Eliminar
  5. Bueno entonces está dicho que no me leeré el segundo, para no arruinarlo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no te lo recomendaría, pero si el primero te deja con curiosidad, quizás te apetezca conocerlo... 1beso!

      Eliminar
  6. Me gusta el romance y la originalidad, así que sin duda iré por el primero; respecto al segundo, bueno, ya veremos ;) Muchas gracias por esta entrada tan bonita y nada confusa, ha quedado todo clarísimo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú léete el primero y ya me cuentas: te aseguro que la historia se sale de la norma y vale mucho la pena. Gracias por tus palabras, 1beso!

      Eliminar
  7. Me gusto mucho el primero pero también pienso que el segundo no merecia la pena y se lo podía haber ahorrado, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, parece que el segundo lo sacó para rentabilizar el primero más que para darle un digno final a los personajes... Una pena. 1beso!

      Eliminar
  8. Yo tampoco soy mucho de literatura romántica pero de vez en cuando apetece =D Y no conocía este libro que recomiendas. Por la sinopsis me ha parecido una historia interesante y fresca. ¡Me lo apunto! Eso sí, te voy a hacer caso y lo dejaré en una lectura única, sin leer el siguiente...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me cuesta leer historias puramente románticas, pero hay muchas que merecen bastante la pena, como Contra el viento del norte. Espero que te guste tanto como a mí: es una novela sorprendente! 1beso!

      Eliminar
  9. Pues aquí otra que suscribiría punto por punto tu entrada. No me gusta demasiado el género romántico así tal cual. Leí por recomendaciones "Contra el viento del norte" en un tren, así de una sentada, y me parecieron dos personajes muy bien dibujados y una trama ya muy vista y algo tópica. Aún así, leí el segundo, y me pareció una pena. Todo lo bueno que tenía el primero libro se pierde en el segundo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El género puramente romántico no es lo mío, pero Contra el viento del norte es un libro especial, que creo que conmueve hasta a los más escépticos. La pena es que el autor no haya sabido continuar la historia o que la haya continuado... 1beso!

      Eliminar
  10. Totalmente de acuerdo contigo. Podía haberse ahorrado el segundo libro. El final del primero es perfecto y la hace una novela redonda.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad? Es que el primer libro es tan emocionante y esa parte final está tan bien trabajada que el segundo es totalmente innecesario. Una decepción. 1beso!

      Eliminar
  11. Por algún blog la había visto y bueno. En mi caso creo que si me animo sería más bien por ese formato, esa especie de novela epistolar trasladada hasta nuestros días como tú dices, que por la propia historia en sí. Es cierto que hay que leer de todo pero yo y lo exclusivamente romántico cuanto más lejos estemos, más simpatizamos :P

    Además, coincidis varias con que esa continuación desluce bastante la historia de la primera novela, cosa que también me desanima lo suyo.

    Un besín! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El formato es genial: es el primer libro que leo en versión correo electrónico y me gustó bastante, se consigue mucha naturalidad. El problema es haber estropeado la historia innecesariamete. Yo tampoco soy de corazoncitos voladores y el género romántico me espanta bastante, pero a veces una se sorprende y por ello no termino de descartarlo... No me pasa lo mismo con los zombies, ya lo sabes! 1beso!

      Eliminar
  12. Me gustó mucho la primera parte, es de los libros que más rápido he leído en mi vida, yo creo. Y la segunda no la he leído, y vistas las opiniones coincidentes de prácticamente todo el mundo, no creo que llegue a hacerlo.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primer libro se lee rapidísimo: yo creo que me lo ventilé en una mañana de principio a fin: a eso ayuda mucho el formato... El segundo me costó un poco más, no por el formato, sino porque se había perdido la magia. 1beso!

      Eliminar
  13. Esta vez no me los llevo; no me atraen. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces no hay nada que hacer! 1beso!

      Eliminar
  14. Yo no soy nada de novela romántica así que los dejaré pasar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos menos para la lista de pendientes entonces! 1beso!

      Eliminar
  15. No se escapa ni una, Cada siete olas es el libro que no ha gustado a nadie, pobre Daniel, debió dejarlo en el pc y no sacarlo nunca. Yo también necesito esa dosis de azúcar y ternura de vez en cuando pero tiene que haber algo más. El de las olas no lo tocaré ni con la vista y el primero no sé, aunque todo el mundo lo recomienda a mí lo del internet y los mails no me va mucho. Veremos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaajajaja, pues sí, Norah: más le hubiera valido al autor dejarlo en la carpeta "malas ideas" y no darle a imprimir... Pero bueno, supongo que mucha gente se habrá quejado del final de la primera parte y eso le animó a crear una segunda más complaciente... Como persona alérgica a las historias de amores imposibles, te recomendaría Contra el viento del norte, pero si no te gusta la novela epistolar ya no estoy tan segura, ya que es la base de la historia... En fin, déjate llevar por los impulsos. 1beso!

      Eliminar
  16. En un principio sentí curiosidad por leer alguno de sus libros, pero luego leí un par de reseñas negativas y me desanimé. Tu reseña de los dos no es tan pesimista (sobre todo del primero), pero eso de que se narre vía emails, nanai (el trauma de 50 sombras xD)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primer libro está muy bien, pero claro, si te gusta el género epistolar lo disfrutarás más, si no, no tiene sentido. No sabía que las 50 sombras se narraba vía email: normal que estés traumatizada (lo siento, no debería opinar sin haber leído el libro, pero creo que sé lo suficiente de la historia para pensar que no me pierdo nada bueno...) 1beso!

      Eliminar
  17. Tomo nota y si me animo, leeré sólo el primero.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás si te animas: espero que te guste! 1beso!

      Eliminar
  18. Me gustó el primero, creo que tiene un final buenísimo =)
    El segundo me entretuvo también, pero lo dicho =P

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primero es fantástico y tiene un final que a mí me impactó mucho! El segundo... meh. 1beso!

      Eliminar
  19. Yo estos libros los tenía apuntados para leerlos, aunque no son una prioridad. Por lo que cuentas, casi me dan ganas de leer sólo el primero, pero me conozco, y como ese me guste, va a ser difícil resistir la tentación de coger el siguiente.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leí el segundo inmediatamente por lo mucho que me gustó el primero, así que entiendo que si te gusta Contra el viento del norte quieras seguir con la historia. Estos son los típicos libros para leer entre lecturas más densas o una tarde medio aburrida en que no sabes qué hacer, ya que se leen rapidísimo. 1beso!

      Eliminar
  20. ¡Buena reseña! Me pasó un poco como a tí, la primera parte tiene mucha frescura y fluidez narrativa que me encantó; en la segunda parte, la historia se hace repetitiva y se va "descafeinando" poco a poco.

    Creo que me hubiera gustado que Contra el viento del Norte hubiera sido un poquitín más larga, y que quizá el autor hubiera optado por un final intermedio entre éste y el de Cada siete olas. Aún así, me dejó con buen sabor de boca haber leído los dos :-).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera parte es una maravilla: fresca, ágil, encantadora... La segunda es una versión escrita del muro de las lamentaciones y eso me desanimó mucho. Estoy de acuerdo contigo en que el autor podía haber alargado la primera novela y darle otro final más "alegre", ahorrándose el segundo libro, aunque a mí la conclusión de la primera novela me encantó. 1beso!

      Eliminar
  21. Pues acabas de ahorrarme un tiempo precioso. He leído el primero y me gustó mucho aunque yo tampoco soy de leer novela romántica, pero te voy a hacer caso y me salto el segundo directamente :)

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no estás muy convencida de leer el segundo, pasa de él, no te pierdes nada: el primero deja un recuerdo muy bonito como para fastidiarlo. 1beso!

      Eliminar
  22. Tengo el primero en casa sin tocarlo todavía aún. Pero todas las opiones coinciden en lo del segundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el segundo flojea tanto que es normal que la mayoría de los lectores acabemos decepcionados... Pero supongo que habrá mucha gente a la que le encantó, aunque sean más discretos que los que despotricamos contra él, jejeje! 1beso!

      Eliminar
  23. Coincido contigo totalmente, Tizire. "Contra el viento del norte" me pareció una novela especial y delicada, con un lenguaje evocador y fresco, distinto, y unas metáforas de esas que conmueven y no resultan en ningún caso empalagosas o artificiales. En cambio, la segunda parte, me pareció muchísimo más floja, intrascendente. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Mónica: es una pena que la belleza de una obra tan sencilla y hermosa quede empañada por una segunda parte que no aporta nada y que mata el espíritu de la anterior... Pero bueno, siempre quedará el recuerdo de un primer libro maravilloso. 1beso!

      Eliminar
  24. Veo que coincides con las reseñas que ya había leído, que el primero muy bien pero el segundo....que muy flojo. A ver si me estreno con el autor que las tengo pendientes.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es un libro que te puede gustar, así que no lo descartes. La pena es lo del segundo libro, pero bueno, eso no es impedimento para conocer una historia realmente especial. 1beso!

      Eliminar
  25. Tengo bastantes ganas de leer Contra el viento del norte porque aunque tampoco soy mucho de romántica me pasa como a ti, tantas reseñas positivas me han picado la curiosidad. Cada siete olas no sé si lo leeré ya que en general no gusta tanto y supongo que tampoco me pierdo demasiado dejándolo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, que soy una lectora "antiempalagosa" quedé encantada con el primer libro, y creo que es el típico que gustaría a mucha gente que no esté acostumbrada al género. El segundo sólo te lo recomiendo si sientes desesperadamente que tienes que saber más de los personajes, aunque te aviso que a mí me pasó y salí escaldada... 1beso!

      Eliminar
  26. Contra el viento del norte es un libro muy especial para mí. No soy objetiva cuando se trata de esta novela. En general coincido contigo en todo, aunque a mí me gustó un poco más Cada siete olas que a ti. Yo necesitaba una continuación. Rompe un poco el encanto del primero es cierto, pero yo me quedé contenta.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que no olvidaré la historia tan especial de Leo y Emmi, pues es de esas que se quedan en la memoria... Pero sólo con la primera parte, que Cada siete olas hizo que perdieran gran parte de su encanto. Yo también creía que necesitaba una continuación, hasta que la leí y me sentí decepcionada... 1beso!

      Eliminar
  27. Lo siento, pero esta vez no. No me gustaron nada. No entiendo que no se muevan y se pasen páginas y páginas dudando y escribiéndose. Si tanto sienten... qué pasa? que no son jovencitos... y la autotortura está pasada de moda. O supongo que la novela romántica y yo no terminamos de ser amigas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Comprendo tu punto de vista, aunque entiendo que dos desconocidos, al principio, pueden tener dudas sobre si conocerse o no, si hacer realidad esos sentimientos que se les pasan por la cabeza... Por eso me pareció innecesaria la segunda parte, porque ya era demasiado tiempo, demasiadas dudas y demasiado estiramiento del chicle. Quizás se me rompió el amor de tanto usarlo... 1beso!

      Eliminar
  28. No sólo es hablar de dos libros distintos, es que hablas de dos libros que te han causado sensaciones distintas, y eso no debe ser fácil, siendo el mismo autor y un libro la continuación del otro. No me acabo de animar con estas lecturas, aunque todo el mundo coincide en que el primero es genial y el segundo... ploff.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es algo complicado hablar de los libros que me provocaron sentimientos tan dispares, aún siendo protagonizados por las mismas personas... Pero bueno, espero que haya quedado claro lo que quería decir. Me da que no son unos libros que disfrutaras, así que ni te preocupes por ignorarlos. 1beso!

      Eliminar
  29. A mí el primero me sorprendió muchísimo por su estilo y me tuvo enganchadísima hasta que lo terminé. Creo que puso el listón demasiado alto y por eso el segundo no está a la altura.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón: el primero es tan bueno que el siguiente no le llega ni a la suela de los zapatos. Me pasa igual con los libros de Carlos Ruíz Zafón: La sombra del viento es alucinante, de mis libros favoritos, pero los que han venido después, aún siendo buenas historias, me han parecido mucho más flojas. 1beso!

      Eliminar
  30. Anda! Pues tomo nota para leer únicamente el primero (lo tengo en la estantería de pendientes) porque si ya de por sí es un género que no me seduce...Gracias por tu sinceridad, guapetona.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no es un género que te encante, dale una oportunidad al primero y vez si te convence: yo creo que es un libro muy bien escrito que puede llegar a muchas personas, a pesar de su evidente romanticismo. Ya me contarás. 1beso!

      Eliminar
  31. A mi igual que a ti, la primera me gustó, pero la segunda me pareció repetitiva, cansina y no me aporto nada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas son las palabras: repetitiva, cansina, sin nada nuevo que aportar... No sé por qué el autor no se quedó con ese primer libro tan redondo... 1beso!

      Eliminar
  32. Me ha pasado algo parecido con dos libros de Julian Barnes, Hablando del asunto, y Amor, etcétera. Es una pena que los autores escriban continuaciones que solo sean un pálido reflejo de una memorable primera parte. Gracias por recomendar Contra el viento del norte, lo leeré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Nuno: Cada siete olas es un pálido reflejo de la anterior, que se la podía haber ahorrado. El primero es un libro con cierta sesibilidad que vale la pena, pero el segundo... Olvidable. 1beso!

      Eliminar
  33. Creo que lo de maldecir a Glattauer por continuar la historia de Leo y Emmi nos ha pasado a todos. Hubiera sido mejor no continuar la historia, pero supongo que la presión de aprovechar el tirón estaba ahí. Una pena.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba que serían exageraciones, pero vamos, después de leer el libro, las críticas se quedan cortas y uno sólo se puede preguntar ¿por qué? 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe