Xingú.

10:47


Hola a tod@s!

Esto de tener un blog literario hace que afloren manías de lo más raritas; si ya como lectora tenía mis supersticiones particulares (leer a determinados autores en una época concreta del año, no repetir género literario en dos lecturas seguidas, etc.), esta bitácora ha hecho que me surjan algunos tics incomprensibles que hay que calmar para mantener mi trastorno obsesivo - compulsivo a raya. Una de mis actuales fijaciones es la de llenar espacios: me estresa mucho entrar en las páginas de este blog donde recopilo los libros y autores que he leído y ver que hay letras que aún no he hollado, mientras que otras están sobrerrepresentadas... Puede que nunca encuentre una sugerente novela cuyo título comience con una solitaria "J" y se me hace harto difícil conseguir una "Ñ" en mi colección de apellidos de autores, pero no desistiré: aunque oficialmente no me he apuntado en ningún reto relativo, esto se ha convertido en algo personal. En busca de un buen libro que completara mi colección de letras huérfanas descubrí Xingú, una pequeña novelita que supuso un flechazo en toda regla: más allá de su exótico título, la edición de Contraseña me enamoró, el dibujo de Sara Morante me cautivó y la autoría de Edith Wharton me convenció de que debía hacerme con un ejemplar: ya no era sólo cuestión de rellenar un hueco estéticamente en el blog, sino también de saldar una deuda con una escritora de la que poseo varios libros y a la que nunca me había atrevido a leer. 


El Club del Almuerzo es una distinguida sociedad en la que las damas más eminentes de Hillbridge se reúnen para hablar de sus últimas lecturas y de los más variados temas culturales, demostrando así su erudición y superioridad intelectual y burlándose veladamente de aquellos que no llegan a su nivel. Al enterarse de que la famosa escritora Osric Dane va a visitar la ciudad, mueven todos los hilos posibles para que ésta asista a una de sus reuniones y así demostrarle lo versadas que están en su obra... Pero la escritora no es tan receptiva al halago fácil y la frivolidad como ellas pensaban, generando un ambiente algo incómodo para todas que sólo se romperá cuando la discreta y poco valorada señora Roby hable apasionadamente de Xingú, dándole un vuelco a la situación de lo más curioso. 


Las protagonistas de esta historia e integrantes del prestigioso Club del Almuerzo son cuatro señoras (Ballinger, Plinth, Levert y Roby) y dos señoritas (Van Vluyck y Glyde) que, como bien dice la primera frase del libro "persiguen la Cultura en cuadrillas, como si fuera peligroso encontrársela a solas"; parece que como sociedad cultural su único interés es soltar más datos que las demás, demostrando así una superficialidad apabullante que es recibida con aplausos por el resto. La señora Ballinger es la que lleva con mano de hierro las riendas de este grupo, siendo el modelo a imitar: vanidosa, engreída, snob y quisquillosa, se hace lo que ella quiere según su voluntad, aunque el resto de integrantes, secretamente, esté en desacuerdo con sus decisiones. El verso suelto de esta pandilla es la señora Roby, la última en llegar al club: fue admitida por los buenos comentarios que hizo un amigo de estas señoras en público pero, con el paso del tiempo, ha resultado ser todo un fiasco; no parece interesada en seguir las imposturas que rigen al grupito y su carácter alegre y despistado parece irritar al resto de damas. La oportunidad de que el Club del Almuerzo se muestre en todo su esplendor llega con la visita de Osric Dane, una escritora de éxito a la que la invitación de estas señoras no le resultará particularmente emocionante, demostrando durante la reunión con las mismas una actitud fría y condescendiente que parece no sucumbir al peloteo desaforado. La señora Roby, que es el único personaje realmente auténtico de este pequeño relato, aprovechará la tensa situación que se genera para dejar en evidencia tanto a sus falsas compañeras de tertulia como a la pedante escritora, sacando el tema de Xingú a colación y dejando fascinado al auditorio: Osric Dane queda anonadada ante su disertación y las demás no dudan en subirse al carro del discurso que da la señora Roby, aunque cuando todo termina y hablan entre ellas de la velada se dan cuenta de que de Xingú tienen más bien poca idea y de que quizás la amable y atontada señora Roby se ha burlado de ellas delante de sus narices...


Edith Wharton perpetra una historia bastante clásica, con una presentación, nudo y desenlace bien definidos, que trata un tema que considero original para la época de la que hablamos (principios del siglo XX): las falsas apariencias o, como muchos dirían hoy en día, el postureo. Las integrantes del Club del Almuerzo son un grupo de señoras aburridas y sin nada mejor que hacer que utilizan la cultura como santo y seña con la que identificarse, aunque en realidad tengan poco interés real por ella. Todas estas señoras en sus debates se limitan a repetir frases manidas, afirmar con más o menos convicción las opiniones de otros, parlotear acerca de lo divino y lo humano sin demasiado espíritu crítico  y sin que ni siquiera les interese, pues se supone que es lo que queda bien de cara a los demás, lo que las hace diferentes aunque sólo sea una fachada. En el club no pueden existir opiniones que se salgan del guión. nadie puede tener personalidad propia: la jerarquía de manada es implacable y si las integrantes quieren seguir formando parte de esta selecta comunidad, han de plegarse al protocolo.  La evidente crítica que realiza la autora a esas damas de la alta sociedad que pretenden sentar cátedra desde la superficialidad más absoluta se refleja con unos diálogos sutiles pero venenosos, donde las descripciones de los personajes no dejan lugar a duda hacia qué tipo de personas tira la autora sus dardos. Al mismo tiempo Wharton también le mete caña a sus colegas de profesión, con el papel que le da a la escritora Dane, una autora pedante que desde su atalaya moral mira con desprecio a este grupo de mujeres reunidas para honrarla, sin que surja de su parte la intención de mostrarles su obra desde otra perspectiva. La señora Roby le sirve a Wharton para darles una lección a todas ellas y reflejar con sinceridad el mundo del que ella misma formaba parte: a través de unas  conversaciones ágiles y una astucia digna de aplauso, la autora hace de esta historia un pequeño y simpático teatrillo que conserva actualmente toda su vigencia y que despierta la sonrisa cómplice en el lector al comprender qué hay realmente detrás de Xingú.


Xingú es una obra que destaca por su prosa amena, su trasfondo sarcástico, su elegante puesta en escena y su franca lucidez: me alucina que en tan pocas páginas la autora haya criticado a tantos tipos de personas (culturetas de pacotilla, escritores cargantes, ricachones engreídos) con tanta gracia como es el caso. A todo esto hay que añadir una cuidada edición por parte de Contraseña,  que incluye un interesantísimo prólogo en el que se habla de la vida y obra de Wharton de una manera clara y concisa y también unas preciosas ilustraciones realizadas por Sara Morante que son absolutamente deliciosas y que dotan de un carácter único a esta pequeña novela que adquiere la categoría de tesoro dado el mimo con el que se ha publicado. Xingú tiene, para mí, el "factor X" que todo buen libro ha de tener: se trata de una historia interesante, bien escrita, con personajes definidos y con una doble lectura que enriquece su sencillo argumento; es, sin duda, un caballo ganador. Si pese a todo no te he convencido para que te acerques a este texto ¿de verdad quieres seguir viviendo sin averiguar qué significa Xingú? Creo que este es un argumento más que suficiente para darle a este librito su merecida oportunidad. 

- No le aconsejaría yo leer "Las alas de la muerte" con ese espíritu. Por mi parte, existiendo tantos libros que deben leerse, no entiendo dónde se encuentra tiempo para los que son un mero entretenimiento. 

Te encantará

62 bocaditos!

  1. Me da pena que no me llame la atención con lo bien que te ha quedado la reseña... Y yo que te iba a preguntar qué era eso de Xingú. Veo que no tienes intención de revelarlo =P Bueno, le echaré un vistazo si me la cruzo, y como ahora frecuento más la biblioteca, siempre puedo hacer una "degustación" de prueba a ver qué tal. Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te voy a decir lo que es Xingú, tendrás que averiguarlo personalmente! Si no te atrae y me chantajeas, quizás te lo acabe contando... 1beso!

      Eliminar
  2. Pues me has picado la curiosidad por conocer a estas damas. Le daré una oportunidad :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás que pasas una tarde muy agradable con ellas, son únicas! 1beso!

      Eliminar
  3. Ainsss... la historia en sí ni me llama ni me deja de llamar pero... ¡tengo qué averiguar qué es Xingú! Jajaja, no puedo quedarme con esta curiosidad :o
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, te va a tocar al menos ojear el libro si lo quieres saber... 1beso!

      Eliminar
  4. Pues la verdad es que no sé, por un lado me llama la lectura y siento curiosidad pero por otro no lo tengo tan claro, apuntaré con interrogantes
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tienes un montón de libros por leer, pero si te lo tropiezas, échale un ojo: creo que te puede gustar. 1beso!

      Eliminar
  5. .___.
    Vale, blogger me acaba de borrar PORQUE SI el mensaje. Vamos a odiarlo D:
    Bueno, lo que te estaba comentando es que hace poco descubrí a Wharton con La edad de la inocencia y me encantó, así que espero poder leer más de la autora y este libro parece tan bueno como cualquier otro. He visto además ciertos paralelismos que sin ser el libro igual, creo que es un tema que Wharton le gustaba hablar.

    A mi me pasa ese TOC de rellenar los huecos en la lista de autores que he reseñado. Yo solo lo hago por apellidos del autor y tengo muchos huecos aún por rellenar (algunos que no imaginaba que estarían, como la letra E. ¿Cómo puede ser que no haya reseñado ningún autor cuyo apellido empiece por la E? No lo entiendo xD). Con la N te recomiendo a Nothomb, que a mi me gusta mucho y sus libros son muy ligeritos xDDD.

    ¡Un beso! Y gracias por la reseña, no conocía el libro :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Odiemos a Blogger: a mí estos días me ha hecho la misma jugarreta un par de veces! Tengo La edad de la inocencia y otro libro de la autora en la estantería, pero me daba un poco de respeto leerla por varias reseñas negativas que he leído, aunque con lo que me ha gustado Xingú, ya voy más confiada. Ya veo que mi TOC no es único, me siento más aliviada! De las E que he leído desde que tengo el blog, te recomiendo a Eugenides, autor de Las vírgenes suicidas, que creo que te puede gustar. 1beso!

      Eliminar
  6. Jjajaja , pues ya tienes una X que es bastante difícil, yo, como voy por autores lo tengo más fácil, apostaría a que tengo uno de cada uno, lo tendía que mirar. De Edith Wharton he leído muy poco, poco más que fragmentos en revistas pero me da que me voy a poner a tirar dardos como ella. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues ya ves Yossi, yo y mis manías: no sólo ordeno por autores, sino por títulos y así se me hace imposible rellenar todos los huecos! Esta es mi primera experiencia con Wharton y me anima a leer otras obras suyas, a ver si son tan buenas! 1beso!

      Eliminar
  7. De por sí el hecho de que sea una novela de Edith Wharton es suficiente para que me tiente, con lo que me gusta esa autora; pero luego de leer tu reseña, me dan ganas de ir corriendo a la librería más cercana, a ver si doy con ella ;) Esas compulsiones lectoras son bastantes divertidas, y de no ser por ellas, de lo que nos perderíamos ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues corre, Aglaia, es un libro genial! La verdad es que para ser tan pequeñito deja muy buen sabor de boca; y encima me ayuda con mis pequeñas manías sin importancia! 1beso!

      Eliminar
  8. También me hago el propósito de leer algo de esta autora y esta novela puede ser una buena elección.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enzo, para mí ha sido un muy buen estreno, así que no puedo hacer otra cosa que recomendártela. 1beso!

      Eliminar
  9. Oye, pues no tiene mala pinta :)

    Disfruto a veces con estas historias con doble lectura, y cuando esa otra lectura se dirige hacia la crítica, sea cual sea, ya me pierdo. Es como si siempre lo valorase un poco más en un autor a la hora de plasmar una historia.

    Me quedo con curiosidad por saber que es eso de Xingú :P

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que es una historia muy sencillita, pero con una mala leche sutil que no deja al lector indiferente. Tomarme el té con estas señoras ha sido todo un gusto y ya sabes que lo bueno, si breve, dos veces bueno. 1beso!

      Eliminar
  10. Qué divertida la reseña, te leía e iba sonriendo a la par pero ¡confieso! leí un libro de Wharton y ufff, qué cuesta arriba, no veía el momento de acabar. No sé que falló en este encuentro, verás, que la autora no me parece que lo haga mal pero la historia me superaba, me sentía muy alejada del retrato y de la vida de los personajes. Hablo de La casa de la alegría, me dio rabia, no creas, hay mucho admirador de la autora pero no congeniamos. Ahora bien, esta Xingú parece un bocado de posible cercanía de posturas, esas tertulias son la mar de sugestivas para hablar del postureo jajaja. Ya te contaré si me animo a poner una X en mi vida titularia y una reconciliación con la W.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo tus comentarios sobre La casa de la alegría: compré ese libro en la Feria del Libro del año pasado y lo he ido postergando porque ya son varias las opiniones un tanto frías que me llegan... Pero no sé, Xingú es cortito, inteligente, de gran mordacidad que se lee en un suspiro y deja un buen regusto: dale un voto de confianza! Pon una X en tu vida, que seguro que te soprende (espero que para bien). 1beso!

      Eliminar
  11. Pues sí que me interesa, pero antes quiero leer La edad de la inocencia y después ya me haré con este libro.
    A la ilustradora ya la conozco por Los Watson de Jane Austen y me convencieron totalmente sus dibujos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La edad de la inocencia me espera en la estantería y ojalá me guste tanto como imagino: es un libro del que llevo detrás varios años y que he conseguido hace muy poco. Sara Morante es una ilustradora de 10: a mí es que me encanta su estilo y sólo por sus dibujos merece la pena hacerse con los títulos que decora. 1beso!

      Eliminar
  12. Y cuando crees que no te queda nada más por leer, te descubren que hay un título de W. que no conocía,
    Graciasm, gracias!!!!!! A por él
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, a por él! Espero que te guste y me alegra haberte descubierto otro título para tu colección. 1beso!

      Eliminar
  13. Edith Wharton es una autora que tengo pendiente, pero que de momento no me he animado a leer. Esta novela tiene muy buena pinta, creo que la intentaré leer pronto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí fue la primera obra suya y me anima a darle una oportunidad a las demás, de las que he leído tanto cosas buenas como malas. 1beso!

      Eliminar
  14. Me gustó mucho "Las hermanas Bunner" así que, ¿por qué no probar con esta? Anotada queda.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He investigado sobre el libro que mencionas, que no conocía, y me lo anoto: creo que esta autora me va a dar muchas alegrías. 1beso!

      Eliminar
  15. Intrigada me has dejado! Voy a ver si puedo encontrar algún ejemplar de este libro pero nunca había oído hablar de él ni me suena. Leí hace poco Las hermanas Bunner y me gustó mucho la forma que tiene la autora de narrar así que Xingú es una escusa para volver a leerla ;) Gracias por la reseña!!
    Un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo conocí este libro de casualidad, buscando trabajos ilustrados por Sara Morante, y tuve la suerte de tropezármelo en la última Feria del Libro, así que no pude dejarlo escapar: menos mal que no lo ignoré, porque es una historia muy buena. Las hermanas Bunner pasa ya a mi lista de libros futuros. 1beso!

      Eliminar
  16. Una reseña fantástica! Con la autora no me he estrenado pero este título ni me sonaba. Y ahora vas a hacer que lo busque y que se convierta en la primera novela de la autora que lea.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte convencido, Margari! Para mí ha sido una muy agradable lectura y no dudo en recomendarla: así dan ganas de seguir leyendo a a la autora. 1beso!

      Eliminar
  17. Me chiflan estos personajes que se dedican a meter el dedo en el ojo al rebaño. Creo que me lo pasaría bien leyendo este libro y mira que la Wharton me aburrió en su día con otra novela. Yo de la X tampoco tengo nada aunque va junta con la Y y la Z, eso es trampa ¿verdad?
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! No mujer, no es trampa: ego te absolvo (o como se escriba). No puedo hablarte de otras obras de la autora, porque aunque tengo varios libros suyos, no había leído nada escrito por ella antes de éste, pero Xingú es un libro sencillo, ligero y con mucha ironía. A mí me gustó y creo que te puede alegrar una tarde aburrida. 1beso!

      Eliminar
  18. Que bien me viene esa letra, jajaja Me queda aún el hueco en el reto. Gracias mil :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, siempre viene bien ayudar a un coleccionista de letras! 1beso!

      Eliminar
  19. Me ha llamado la atención tu reseña. No lo conocía, pero me apetece leerlo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte presentado este libro y ojalá te animes a leerlo y te guste. 1beso!

      Eliminar
  20. Sin ser una autora que me apasione me gustaría seguir conociendola y no me importaría hacerlo con esta novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no pude tener mejor estreno, albanta: quizás no sea un libro inolvidable, pero es una lectura agradable y con una crítica muy ingeniosa. 1beso!

      Eliminar
  21. Este sí que es para mí, me lo llevo de mil amores. Me gusta Wharton siempre que no sea "La edad de la inocencia" ;-)) Y esos dibujos de Sara Morante son lo más. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra poder hacerte una recomendación que te interese! No he leído La edad de la inocencia, aunque ya me espero de todo: he leído cosas buenas y malas y creo que mis expectativas están moderadas para no llevarme un chasco. Xingú es una buena historia y su edición es una delicia, sin duda. 1beso!

      Eliminar
  22. Que reseña más divertida :) (a mí me lo ha parecido). Yo también he adquirido manías parecidas a las que comentas, y lo que es peor: obsesiones (gggrrrrrr), especialmente con autores a los que parece nunca voy a llegar.
    Con Edith Warthon tuve un pequeño desencuentro con La edad de la inocencia pero hace tiempo que quiero hacer las paces con ella, y a mí sí me has convencido con este caballo ganador, que además no sólo quiero saber qué significa Xingú, sino también porqué perpetra esta historia ;)

    Gracias y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si divertida, pero espero que al menos haya sido desenfadada! Sé que Edith Wharton no es santo de devoción de todo el mundo, es más casi he leído más malas experiencias de su obra que buenas, pero a mí me llama muchísimo la atención. Así que, por favor, no pienses que la autora "perpetra" un crimen a la literatura con este libro, sino que esta historia es más bien una historia ingeniosa y simpaticona que ridiculiza a ciertos círculos gafapastis de la época. 1beso!

      Eliminar
  23. Me lo llevo, claro, que no he leído todavía nada de ella!! vaya con nuestras manías lectoras y con los factores que nos hacen llegar a un libro, y me encantan!! Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, manías para qué las quiero! Creo que es un buen libro para iniciarse con la autora, ya que al ser cortito vemos claro si su estilo casa o no con nuestros gustos. 1beso!

      Eliminar
  24. No he leído nads de la autora y con tu reseña estoy deseando hacerme con este libro. Además esas ilustraciones... ¡qué difícil resistirse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que te arrepientas porque la historia es buena y la edición digna de cualquier biblioteca que se precie. 1beso!

      Eliminar
  25. Pues no me importaría leerlo, me gusta lo que nos cuentas!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que, si te animas, te agrade mucho la historia. 1beso!

      Eliminar
  26. Hace ya bastante que lo leí y me gustó muchísimo. Es una novela corta pero vale mucho la pena y más con esas ilustraciones de Sara Morante ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es una edición de lujo que ensalza la historia con las bellas ilustraciones de la autora. 1beso!

      Eliminar
  27. Mmmmmmm que apetecible...a ver si lo encuentro en la biblioteca.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tengas suerte, porque es un libro la mar de apetecible! 1beso!

      Eliminar
  28. Un argumento interesante, además no he leído nada de esta autora, con lo cual puede ser una buena oportunidad. Lo tendré en cuenta, ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece un libro estupendo para estrenarse con Wharton: es cortito y muy ameno y no da tanto miedo como otros de sus monstruos más conocidos! 1beso!

      Eliminar
  29. El libro no sé, la frase final me ha encantado. Aunque es verdad que de vez en cuando necesitas lecturas más "ligeras", yo necesito algo más que un mero entretenimiento. Pero claro, cada lector es un mundo :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La frase final la dice una señorona muy estirada que al final tiene su merecido... Seguro que el libro te haría gracia. 1beso!

      Eliminar
  30. Es que la edición es una monería =)
    Gracias por la reseña, lo buscaré.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me declaro fan de Contraseña: como todos los libros sean así, se van a convertir en objeto de deseo inmediato para mí! 1beso!

      Eliminar
  31. Pues con Wharton ando yo a vueltas, con su narrativa breve... Edición preciosísima!! Tomo nota.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no conoces esta pequeña historia te la recomiendo, Carmen, que creo que te podría gustar. Ya me contarás. 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe