Orlando.

21:24


Hola a tod@s!

La primera vez que oí hablar de él fue hace más de dos décadas; tendría yo unos 8 o 9 años y esperaba la hora de la merienda mientras miraba la televisión distraídamente cuando apareció el trailer de una película que estaba de estreno. No sabía describirlo entonces, pero la androginia de la protagonista me llamó mucho la atención y ese vídeo, en el que aquel hombre luego se convertía en mujer, se me grabó a fuego en la memoria. Desde entonces, siempre que emitían dicha publicidad me quedaba pegada a la tele, fascinada por esa extraña historia titulada Orlando... El tiempo pasó y, aunque nunca vi ese film, jamás olvidé las sensaciones que me produjeron aquellas imágenes. Años después, cuando ya tenía edad para entender la película, me enteré de que estaba basada en un libro de Virginia Woolf, y decidí no verla sin acercarme primero a la novela, pues así conocía la historia original de primera mano y aprovechaba para estrenarme con esa alabada escritora. Pero la procrastinación hizo de las suyas y no fue hasta que surgió el Reto Escritoras Únicas cuando decidí saldar esta deuda personal: era el momento de conocer a Orlando y comprobar si las palabras de Woolf me evocaban aquella curiosidad infantil que siempre relacioné con el personaje gracias a su adaptación cinematográfica.


Orlando es un bello y noble muchacho nacido en la Inglaterra isabelina que ama la Naturaleza, la poesía y el rico mundo en el que ha sido criado. Orlando está acostumbrado a recibir halagos y atenciones de hombres y mujeres pero, cuando al fin se enamora de una bella muchacha rusa, ésta le parte el corazón. Este hecho hace que nuestro protagonista se encare por primera vez a una de las muchas decepciones a las que tendrá que hacer frente, ya sea por el amor, el arte, la ley o la muerte. Orlando marcha entonces a Constantinopla a servir como embajador y allí queda fascinado por el exótico mundo oriental, donde los ropajes, las comidas y las gentes son tan distintas a su país de origen. En este escenario Orlando sufrirá una transformación extrema: tras pasar siete días seguidos durmiendo y, mientras la ciudad es asediada, Orlando, sin razón alguna que lo explique, despierta metamorfoseado en mujer. En el cuerpo de una dama, pero sin que su personalidad sufra ninguna transformación radical, Orlando vivirá durante los siguientes 300 años todo el esplendor y la decadencia del Imperio Británico, conociendo a grandes personalidades que marcaron la historia y teniéndose que plegar a las costumbres de cada momento a pesar de su espíritu independiente e inconformista.


Esta novela, narrada a modo de falsa biografía, oscila en torno a la figura de Orlando, joven y apuesto caballero que no deja indiferente a nadie que lo conoce. Orlando es sensible, apasionado, melancólico y muy seguro de sí mismo mientras es hombre, y continúa de este modo cuando se transforma en mujer, aunque se da cuenta de que socialmente su actitud no está bien vista, al contrario de lo que le ocurría cuando era varón. Es quizás esta la reflexión más importante que podemos sacar de éste libro: los roles asignados a cada sexo son una construcción social, no dependen de la Naturaleza y, según la época histórica, las diferencias entre hombre y mujer se marcarán más o menos dependiendo de un arbitrario protocolo impuesto por los propios seres humanos. En este sentido, las vivencias y pensamientos de Orlando sobre aquello que vive y lo que compara con su etapa masculina suponen un inteligente y lúcido alegato a favor de la igualdad de sexos que Virginia Woolf expresa con gran inteligencia, componiendo de este modo un texto rompedor para el momento en el que fue escrito. 


Virginia Woolf realiza en estas páginas una perspicaz crítica al rol de género que no resulta nada pesada o inaccesible, ya que juega con un interesante recurso que convierte esta novela en un ejercicio de genialidad: el humor. Con una prosa irónica, que se ríe abiertamente del estilo biográfico victoriano utilizando toda su redundancia y pomposidad, Woolf nos muestra las peripecias de Orlando desde un punto de vista externo, el de un estudioso que ha rebuscado entre los archivos más inaccesibles para desentrañar los secretos de la vida de este personaje excepcional. La autora demuestra ser una excelente narradora que nos introduce de lleno en la historia, pues es capaz de jugar con el plano más introspectivo y lánguido del propio Orlando y con esa visión supuestamente objetiva y rigurosa del biógrafo, que cae de lleno en la caricatura.  A esa mordacidad se le suma el incisivo análisis sobre el papel de la mujer y el hombre en la sociedad a través de los siglos, que creo que está muy bien perfilado: la autora nos muestra los últimos 300 años desde un punto sociológico muy interesante, y se detiene especialmente en la época victoriana, a la que critica sin piedad, señalándola como la etapa histórica más oscura para las mujeres, que tenían que plegarse a unas normas estúpidas e hipócritas que Woolf desprecia abiertamente. Esta manera de escribir, con su mezcla de sarcasmo, lucidez, profundidad y una prosa sin fisuras hacen de este texto un relato perfecto para acercarse no sólo a la prosa, sino a las convicciones personales de la propia Virginia Woolf, y de paso nos lleva a entender por qué se la considera una mujer adelantada  a su tiempo.


Orlando es una novela inteligente, intensa, indispensable; uno de esos libros que se lee con gusto e interés, que no dejan de aportarte cosas a lo largo de sus páginas. Aunque desde principios de año tenía intención de leerlo he ido postergando su lectura hasta este mes de diciembre, y cuando lo empecé, pensaba que no lo iba a pillar con el ánimo adecuado, que me iba a costar, que no lo disfrutaría... Nada más alejado de la realidad: Orlando es una novela estupenda, que te atrapa desde el principio y te hace recorrer la historia de la mano de un personaje singular, medio hombre, medio mujer, que nos enseña que da igual el sexo con el que hayamos nacido, que somos hijos de las convenciones y que sólo de nuestra mano está acabar con los prejuicios y hacer de este mundo un lugar donde todos y todas podamos ser tan libres, apasionados e independientes como queramos, sin ataduras relativas al género. Orlando es ese tipo de libros donde un personaje extraordinario te invita a vivir sus mismas experiencias y a compartir sus anhelos; quizás no sea la obra más popular o reconocida de la autora, pero su carisma singular la hace única y, por lo tanto, imprescindible.

Recordó cómo de muchacho había exigido que las mujeres fueran sumisas, castas, perfumadas y exquisitamente ataviadas. "Ahora deberé padecer en carne propia esas exigencias - pensó -, porque las mujeres no son (a juzgar por sí misma) naturalmente sumisas, castas, perfumadas y exquisitamente ataviadas. Sólo una disciplina aburridísima les otorga esas gracias, sin las cuales no pueden conocer ninguno de los goces de la vida".


Te encantará

38 bocaditos!

  1. Qué historia más rara, y ni la había oído nombrar. Lo que sí me suena más son esas imágenes, pero no sé dónde las he visto. Me ha gustado lo que cuentas, tampoco me he estrenado con la autora y me parece una opción muy apetecible para hacerlo. Si te soy sincera me da la misma sensación que a ti de que va a ser difícil que la pille en el momento oportuno, pero a lo mejor es más fácil de lo que parece... Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro estupendo que te recomiendo: a mí me sorprendió muy gratamente! La película me llevaba persiguiendo décadas y ya la he visto, así que bien por mí! No me pareció un libro especialmente difícil, así que te animo a leerlo. 1beso!

      Eliminar
  2. No era de las novelas de Woolf que más me tentara pero ahora sí que me has dejado con curiosidad y con muchas ganas de probar.
    Besotes y feliz año!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí sí que me perseguía esta historia y me alegra mucho haberla leído! Dale una oportunidad, quizás te sorprenda. 1beso!

      Eliminar
  3. Interesante libro e interesante reseña. Tomo nota.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Me cuesta mucho ponerme con esta autora, la veo muy enrevesada aunque tengo un libro que es una recopilación de sus diarios que me gusta mucho, y la encuentro muy interesante. Lo "malo"de estos libros es comprobar que no hemos avanzado tanto como nos gusta pensar. No descarto su lectura aunque tengo primero La señora Dalloway en la lista.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa pereza que comentas me pasaba a mí, me parecía muy densa... Pero después de leer Orlando y algún que otro fragmento suyo creo que es una gran narradora y tengo ganas de seguirla conociendo. La pena es que, como bien dices, la sociedad se sigue pareciendo mucho a la que conoció la autora... 1beso!

      Eliminar
  5. no es mi favorito, tengo leído y releídos las olas y Al faro pero me parece un muy buen libro, ya sabes que es de mis escritoras favoritas. La película es una buena adaptación aunque con muchas licencias, sobre todo al final, la moto... Ya sabes.... Tu conclusión sí me parece magnífica sobre todo porque usas la palabra convenciones que Woolf tanto denostaba. besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo en mi lista otros libros de la autora de los que me han hablado mucho mejor que de éste, pero mi pequeña deuda tenía que ser saldada! La película bien pero el final fue un poco wtf... 1beso!

      Eliminar
  6. Este libro es uno de mis Pendientes y lo pongo con mayúsculas porque es muy especial; alguna vez leí que el personaje de Orlando estaba en gran parte inspirado en Vita Sackville y ella me interesa mucho, casi tanto como Virginia, así que seguro caerá más temprano que tarde, ya va siendo hora :) Muchas gracias por la reseña y te desde ya un hermoso año nuevo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente está inspirado en esa mujer, de hecho dicen que es una especie de carta de amor camuflada... segruo que te gustará. Gracias por tus palabras, 1beso!

      Eliminar
  7. Cuando vi tu comentario en Facebook sobre ese libro que te hacía cumplir con varios cometidos pensé en alguna de las autoras pero no habría apostado porque fuese Orlando, alguien nos dijo hace poco que no era para todo el mundo (hablo en plural porque no iba sola, no es que haya desdoblado mi personalidad, que ya sería el acabose, jeje). Pues eso, pensé que sería de los de más adelante y llegas tú y lo sacas. Tengo claro que leeré más Woolf, ya pasé por su cuarto y estuve con la señora, así que nis veremos, Orlando.
    Te deseo un año nuevo cargado de erizos felices, lecturas, buenos momentos y deseos que se cumplan. Todo lo mejor que bien lo vales.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Orlando era un pendiente y, aunque había leído varias críticas negativas, tenía ganas de conocerlo... Y me gustó, a pesar de todo! Pero Woolf tiene muchas obras donde elegir, más complejas y laureadas, así que tendré que seguir conociéndola poco a poco: su habitación me espera y una excursión al faro está pendiente... 1beso!

      Eliminar
  8. Es una autora de la que no he leído nada aún pero sí tengo ganas de probar, aunque este libro no me llama especialmente, me animaré con algún otro
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene tantas obras buenas que no te va a faltar donde elegir para probar con ella! 1beso!

      Eliminar
  9. Woolf no está entre mis preferidas, pero ésta que nos traes hoy me parece interesante. Quizá pruebe con ella. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la conozco poco, pero de momento me gusta. Espero seguir explorando su obra. 1beso!

      Eliminar
  10. No conocía esta obra de Woolf y me la llevo anotada, además esta edición me gusta bastantes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela estupenda y me parece que accesible: ya me dirás qué te parece! 1beso!

      Eliminar
  11. No tenía conocimiento de esta novela y la verdad que has conseguido llamar mi atención. Lo tendré en cuenta :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de lo más desconocido de la autora, pero merece mucho una lectura! 1beso!

      Eliminar
  12. Me encanta virginia y quiero seguir leyendo sus obras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también quiero seguir conociendo a esta gran autora, me ha dejado con ganas de más! 1beso!

      Eliminar
  13. Este libro lo tengo pendiente de leer. Virginia es una autora que me gusta mucho. Besitos y feliz año nuevo 2015, que ya estamos en él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo, Pilar: si la autora te gusta, este seguro que no te decepciona. 1beso!

      Eliminar
  14. Me cuesta leer a virginia porque me enredo entre sus frases interminables y acabo agotada.
    Asumo que es mi culpa. No doy la talla
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí esta novela me pareció muy accesible, mira que le tenía miedo y no me costó... Pero ya te contaré cuando lea otras obras de la autora! 1beso!

      Eliminar
  15. Me gusta, no había oído hablar de él... lo anoto =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena novela, no te la pierdas! 1beso!

      Eliminar
  16. De Virginia Woolf solo he leído unos cuantos poemas nada más, pero ahora gracias a tu reseña me apunto esta novela para darle una oportunidad.
    Feliz año nuevo Tizire, espero que este repleto de buenas lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo que seguir conociendo a la autora, ojalá que mis próximas lecturas de la autora sean igual de nuevas! 1beso!

      Eliminar
  17. Leí este libro hace aaaaaños. No es de mis preferidos de Woolf pero cualquier libro de Virginia es un buen libro, rompedor en cualquier caso, claramente adelantada a su tiempo (y cómo pagó ese desfase entre su manera de ver y vivir las cosas y lo que le rodeaba). Lo recuerdo sobre todo como un libro sobre roles y lo absurdo de lo mismo. En muchas cosas no se ha cambiado tanto...
    Vuelvo despacio. Un abrazo y gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pareció muy innovador y me hizo querer leer más de la autora, que seguro que me sigue sorprendiendo con su prosa y su planteamiento. Ya tengo mucha tarea para este año, a ver si cumplo! 1beso!

      Eliminar
  18. Me parece una historia muy curiosa aunque no creo que sea para mi.
    Un beso y feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces nada, déjala pasar sin remordimientos! 1beso!

      Eliminar
  19. A mí me maravilló la forma de escribir de Woolf pero reconozco que esa prosa suya también acabó por hacérseme cuesta arriba. Orlando quedó inconcluso pero supongo que se ha convertido en esa espinita que quiero sacarme tarde o temprano.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a que lo termines: a mí me gustó mucho la historia, aunque quizás esa anécdota que me acompaña desde niña hizo que me entusiasmara más la historia. 1beso!

      Eliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe