El insólito peregrinaje de Harold Fry.

19:42

Portada y Reseña del Libro El insólito peregrinaje de Harold Fry, RacheL Joyce

No sé muy bien qué fue lo que hizo que mis pasos se encaminaran hacia El insólito peregrinaje de Harold Fry, pues no recordaba haber oído hablar de él y la portada (factor determinante para "entrarle" a un desconocido) me parecía de lo más anodina. No, no fue amor a primera vista, fue otra cosa: a fuerza de verlo en una pequeña Feria del Libro en la que participaba, me picó la curiosidad: supongo que su blancura destacaba entre tanta novela erótica y policial, teñidas de negro hasta las trancas... Total, que me acabé llevando el libro de Rachel Joyce a casa un poco casi por obligación, por no irme de aquella Feria sin nada entre la manos, y pasaron varios meses hasta que me decidí a hacerle hueco:.. Cuando lo hice, me arrepentí de no haberle prestado antes más atención: no sé si fue por estar en un momento especialmente sensible o qué, pero necesitaba un libro así para reencontrarme con una historia que me embebiera completamente; Harold Fry llegó a mi vida para dejar marca y ahora quiero contarles por qué.


Harold Fry es un anciano común y corriente que vive con Maureen, su esposa, en un pueblecito al sur de Inglaterra donde todos los días parecen ser iguales al anterior. La monotonía de su vida quedará abruptamente interrumpida el día que recibe una carta inesperada: Queenie Hennessy, una antigua compañera de trabajo, le escribe desde la otra punta del país para informarle de que tiene cáncer y está a punto de morir. Harold, sorprendido al tener noticias de su amiga después de 20 años de silencio, decide enviarle una nota de despedida y agradecimiento, al tiempo que se lamenta de haber perdido en contacto con Queenie, que tan bien lo trató en el pasado. Mientras camina rumbo al buzón en el que va a depositar su carta, comienza a reflexionar sobre su vida, sus errores, las oportunidades que ha dejado pasar y  las que nunca llegaron. Piensa en Maureen y su matrimonio distante, emponzoñado de rutina y reproches, y piensa también en su hijo David y en su poca conexión mutua... Sumido en sus recuerdos y alentado por una conversación casual, Harold decide pasar de largo del buzón de correos e ir caminando hasta Berwick, a 1000 kilómetros de distancia, para despedirse en persona de Queenie y darle su carta. Sin ningún tipo de preparación previa, sin dinero, y sin calzado o ropa especial, Harold emprende un largo camino que le servirá no sólo para encontrar a su amiga, sino para encontrarse a sí mismo y deshacerse de sus fantasmas personales.


Harold Fry es un personaje excepcional y rico en matices que vamos comprendiendo mejor a medida que él mismo se va internando en ese peregrinaje interior. En un primer momento, Harold nos puede parecer un tipo gris, anodino, sin ninguna motivación para saltarse sus hábitos de una forma tan flagrante. Su decisión de emprender un viaje de más de 1000 kilómetros a pie nos puede parecer una locura, ya que a simple vista no hay razones para abandonar la cómoda rutina y echarse al camino sin aviso previo... Pero poco a poco comprobaremos que su caminata no es caprichosa, sino que realmente necesita algo así para poner en orden sus ideas. Paso a paso, Harold retornará a una infancia difícil, a un matrimonio frío que ha pasado por demasiadas cosas como para que quede algo de amor, a una relación paterno-filial que nunca terminó de cuajar... Harold se irá liberando de todas esas cargas emocionales que arrastra consigo al mismo tiempo que avanza en su camino, conoce a gente nueva y se va convirtiendo en una pequeña celebridad gracias a ese propósito bizarro que se ha impuesto y que tiene como fin salvar a Queenie: Harold está convencido de que, si consigue finalizar su peregrinaje con éxito, su amiga se curará. El otro personaje clave del libro es Maureen, la sufrida esposa de Harold que no entiende por qué su marido ha decidido emprender un viaje que para ella no tiene sentido. Maureen, a la que vemos como una esposa distante, demasiado preocupada por su hijo como para hacer caso a Harold, aprovechará la ausencia de éste para realizar su propia travesía interna y reflexionar sobre todo lo que le ha pasado a la pareja y por qué han llegado a una situación de hastío mutuo. Maureen se dará cuenta de que no conocía a su esposo tan bien como era de suponer y, curiosamente, estando ambos separados y cada vez físicamente más lejos el uno del otro, se acabarán sintiendo más unidos que nunca.


Para mi gusto, la historia está redactada con un pulso seguro y un buen balance entre la narración de los hechos (el viaje, los encuentros, los recuerdos) y los diálogos entre los distintos personajes que va conociendo Harold. La prosa de Joyce es amena y envolvente, sabe ambientar perfectamente la situación en cada momento y logra meter al lector de lleno en la trama, convirtiéndolo en un peregrino más del viaje del protagonista. Valoro especialmente la calidad de las voces de los dos personajes principales, que me han parecido muy bien caracterizadas: Harold y Maureen piensan bien distinto sobre hechos que les han afectado por igual y la autora es capaz de transmitir sus ideas dándoles su voz particular, lo que hace que comprendamos bien cada punto de vista y nos parezca real y cercano. A pesar de que se percibe cierto tono moralista, me ha parecido que la historia desprende esperanza por los cuatro costados y da valor al autoconocimiento y a las segundas oportunidades de una manera que no resulta falsa, sino más bien inspiradora. En este sentido, me ha gustado que muchos de los personajes con los que se encuentra Harold casualmente hablen para bien de su influencia y de todo lo que han aprendido en el camino que comparten a pesar de que nuestro protagoniza nunca se erige como líder ni pretende dar lecciones a nadie: Harold viaja espoleado por motivos personales pero su acto, ese gesto de dar un paso detrás de otro durante casi tres meses para salvar a una amiga hace que cada persona con la que se tropieza encuentre un motivo propio por el que merece la pena echarse a andar.


No tengo manera de describir ahora mismo lo importante que fue para mí la lectura de El insólito peregrinaje de Harold Fry: he tardado meses en traer este libro aquí porque no sabía como compartir lo mucho que me gustó. Y creo que he fracasado en mi intento de transmitirlo: no quiero contar demasiadas cosas sobre el argumento o sobre la evolución de los personajes porque es uno de esos casos en los que, cuanto menos se sabe del libro, mayor (y mejor) será su disfrute. No sé si tuvo algo que ver el momento elegido para leer esta obra, pero me caló muchísimo su mensaje, su "viaje de carretera hacia el interior del alma", su dolorosa humanidad. No me parece un libro triste, sino una historia que nos invita a la reflexión, a detenernos y mirar dentro de nosotros mismos, en nuestro pasado y hacia nuestro futuro. Acompañar a Harold en su camino fue para mí una experiencia muy gratificante que me llevó a aprender más de mí misma a medida que veía cómo aprendían estos personajes, cómo evolucionaban en sus vidas a través de la honestidad, cómo iban dejando trozos de su facahada detrás, quedándose con la esencia, con lo realmente importante para ser feliz... Seguramente para cada lector este libro signifique algo diferente: para unos, la loca aventura de un abuelo, para otros, un tostón bienintencionado sobre dejar las cosas pasar... Para mí El insólito peregrinaje de Harold Fry fue un emocionante viaje al centro del corazón humano, una oportunidad para mirar con perspectiva aquello que no nos atrevemos a decir en voz alta.

Él habría sido el primero en reconocer que su plan tenía varios puntos débiles. No llevaba calzado adecuado, ni brújula, por no hablar de un mapa o una muda limpia. La parte más improvisada del viaje, sin embargo, era el viaje mismo. No había sabido que iba a emprenderlo hasta que ya estaba en marcha. En realidad, no era que su plan tuviera puntos débiles, es que no había plan. No obstante, las carreteras de Devon le resultaban bastante familiares, y cuando abandonara el condado se limitaría a avanzar hacia el norte.

Te encantará

33 bocaditos!

  1. Me vas a permitir que pase de puntillas por la reseña. He leído tus impresiones generales pero no me he querido meter más porque quiero llegar a ella todo lo "virgen" posible jeje Ya cuando comentaste que te estaba gustando y encima la encontré barata de segunda mano, me la tuve que comprar. Al final la ha leído mi madre antes que yo y, cuando le pregunté, me dijo que le estaba gustando y parecía sorprendida porque, decía, el argumento en sí era un poco absurdo (o no sé qué palabras empleó exactamente). Así que supongo que si consigue que algo "absurdo" resulte tan satisfactorio, ha de ser una buena novela.
    Un beso =)

    ResponderEliminar
  2. Conocía el título aunque sin leer la novela. Me gusta lo que cuentas de ella, así que voy a buscarla.
    besos

    ResponderEliminar
  3. No tengo muy claro si sería del todo mi historia. Pero lo que sí que me ha gustado es esa impresión introspectiva y ese poso de reflexión que te ha dejado. Es el regusto de las buenas lecturas, de las que hemos disfrutado.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. A mi este tipo de libros me suelen dar bastante miedo, creo que me lo salto.Por si acaso...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Que buena pinta tiene. No me importaría leerla.

    ResponderEliminar
  6. Yo es un libro que tengo anotado desde hace tiempo por otra reseña que leí, tiene muy buena pinta y me alegra ver que tú también lo has disfrutado
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Imaginate lo bien que lo has hecho que has fomentado las ganas de tenerlo. Una historia asi siempre es buenp ser participr de ella, puedes aprender muchas cosas

    ResponderEliminar
  8. Pues sí que te ha gustado. Me lo anoto!!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. No la conocía y me has convencido.

    ResponderEliminar
  10. ¿Si? ¿Tan bueno es? Pues desde luego, me lo apunto pero ya, me has convencido 100%, tiene una pinta estupenda. Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Éste es uno de esos libros que al principio me apetecía mucho leer, pero luego me fui enfriando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Da la sensación de que el libro te ha hablado, te ha acompañado y se no poder hablar de él en un tiempo dice mucho acerca de cuánto ha podido calarte. No sé por qué tenemos esa costumbre de pensar que haciendo las cosas de otra manera nos hubiera ido mejor, no lo podemos saber y por eso este tipo de libros reflexivos y que vuelven la vista atrás no me llaman mucho. Sin embargo los personajes y los sentimientos sí que me gustan y como al igual que tú ya me canso de tanto asesinato y suspense me apunto la novela.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Los libros que nos calan hondo suelen ser los más difíciles de reseñar porque siempre nos quedamos con la sensación de no haber sabido transimitir todo lo que el libro nos ha trasmitido, de no haber sabido devolverle al libro con nuestra reseña todo lo que él nos ha dado con su lectura. Me gustan los libros en los que se da voz a los diferentes protagonistas porque siempre otorgan una perspectiva más amplia de la historia. Es lo que más me llama la atención de este y por eso lo tendré en cuenta.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Jolin vaya reseña! No lo descarto, de hecho en su momento me tentó muchísimo pero después cayó en el olvido
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Lo has transmitido muy bien. Me lo compré hace mucho y todavía no lo he leído, espero no tardar mucho y que me guste tanto como a ti. Un besote!

    ResponderEliminar
  16. Este libro tuvo su momento en la blogosfera. Vi unas cuantas reseñas de él, lo anoté, me hice con él y lo dejé descansar en el limbo para cuando le llegue su momento.
    Es curioso cómo a veces el separarse une ¿verdad?. Me alegra ver cómo te ha llegado esta lectura, porque sé que para mí será también una lectura importante.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Hola preciosa!
    Yo lo tengo apuntado desde hace tiempo, y lo cierto es que no se me ha puesto a tiro, porque si no me lo hubiera traído, pues me llamaba bastante. Gracias por la reseña, me ha gustado mucho. Besotes

    ResponderEliminar
  18. Pues mira, yo sí recuerdo haber visto el libro en las librerías, recuerdo su portada y el título pero no sabía de qué iba, y me encanta la historia de este anciano. Me lo llevo sin dudarlo.

    bsos!

    ResponderEliminar
  19. Me ha llamado mucho la atención tu forma de contarnos este libro: tengo la sensación de que te ha sido "curativo". Me gusta mucho lo que cuentas de él, sobre todo ese derroche de esperanza. Te hago caso y me lo llevo. Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. No lo conocía y después de leer tu pedazo de reseña no puedo hacer otra cosa que querer leerlo,besotes

    ResponderEliminar
  21. Con todo lo que te ha transmitido, seguro que es un libro muy especial, así que me apunto la recomendación, tiene muy buena pinta, y me gustan los libros de autodescubrimiento.

    Besoosss!!

    ResponderEliminar
  22. Qué libro más interesante, me recuerda a "Salvaje", que también tiene en la portada unas botas... Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Tienes toda la razón, creo que las reseñas más difíciles de escribir son las de los libros que más hemos disfrutado. Quieres compartir con los lectores las sensaciones y lo mucho que has disfrutado y quieres hacerlo bien y de manera precisa. A mí me has convencido, sobre todo por esos personajes tan bien construído, su relación y los diálogos bien caracterizados que comentas. Me lo llevo. Bss

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola!
    Primero de todo, decirte que no tengo perdón por haber tardado tanto en pasarme por tu blog. Pero bueno, vas a recibir un aluvión de comentarios, no te asustes xD.

    Segundo, el libro me ha llamado la atención y a la vez no. A ver, hablas muy bien de él y tiene pinta de estar escrito deliciosamente, pero no me suelo fiar de estos libros de "viajes introspectivos" porque normalmente suelen ser bastante clichés. Sin embargo, me voy a fiar de ti, así que me lo apunto. Solo espero que me llame como te llamó a ti, porque la verdad es que no lo había visto nunca antes.

    ¡Un beso! Y gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
  25. Confieso que no me llamaría la atención de no ser por tu reseña, aunque es posible que de habernos encontrado hubiera sentido también ese "llamado". No lo sé, pero de lo que sí estoy segura es de que voy a tener los ojos muy abiertos por si me topo con él ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. De verdad, voy a dejar de leer reseñas jajajaj es que quiero casi todos los malditos libros! Me lo apunto, sin duda.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Ya lo tenía apuntado por otra reseña y le haces subir puestos, que se nota mucho que has disfrutado con esta lectura.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  28. Lo tengo anotado y pendiente de leer; tal vez elija este verano para hacerlo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  29. AIs, con lo que me gusta Reino Unido.
    Lo tengo apuntado =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  30. Creo haberlo visto por algún sitio pero me había pasado desapercibido. Ahora con lo que has contado me apetece mucho conocer esta historia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Que noo... que fracasar no has fracasado. Creo que has transmitido muy bien lo que te pareció el libro, un libro del que yo no sabía nada y que parece bastante curioso pero necesito despojarme de ciertas lecturas antes. Besos

    ResponderEliminar
  32. Ya lo tenía apuntado y pendiente de lectura, pero por lo que cuentas me apetece aún más. Lo subo unos puestos en el ranking, que creo que coincidimos en bastantes cosillas.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  33. Me alegra que te haya gustado tanto! Siempre hay determinados libros que nos llegan de una manera especial. Éste lo tengo pendiente desde hace un montón de tiempo, así que tu reseña me anima sin duda!
    1beso:)

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe