jardín.

4:18


Extraños son los caminos que conducen al lector hacia una novela: no siempre es una recomendación fiel o un bombardeo publicitario el que hace que nos decantemos por un libro u otro, a veces se trata de la más pura casualidad la que nos guía hacia la próxima historia que caerá en nuestras garras. Reconozco que yo me suelo dejar seducir con demasiada facilidad: soy débil de espíritu y mis paseos por la biblioteca suelen llevar aparejados varios “secuestros” imprevistos, que acaban ganando mi atención antes que otras obras que esperan impacientes en mi mesilla de noche a que les haga caso… En una de esas visitas en las que prometí que no me llevaría nada, me acabé perdiendo en un jardín desconocido que me atrapó por completo: aunque no conocía a su autor, Pablo Simonetti, y no era un libro particularmente atractivo a la vista, me dejé enredar por esas flores grises que surgían de su portada y también por ese título en minúscula que casi parecía un enigma, tan sencillo, tan sonoro, tan premeditadamente sutil…


Luisa Barbaglia es una anciana enamorada de su jardín: en él ha volcado su vida, a él es a quien dedica sus atenciones; hace tiempo que quedó viuda y sus hijos, Franco, Fabiola y Juan, ya son mayores  y hacen su vida por su lado. Luisa es feliz en su bonita casa señorial situada en uno de los mejores barrios de la ciudad… Pero un día la familia recibe una oferta que no puede rechazar: una inmobiliaria pretende construir un nuevo complejo residencial en esa zona y para ello precisa del terreno en el que se sitúa la vivienda familiar. A raíz de este acontecimiento conoceremos las relaciones de poder entre los miembros de la familia y cómo cada uno enfrenta el hecho de deshacerse de la casa y de transplantar el jardín, el bien más preciado de la matriarca:  cada planta es parte del alma de Luisa, aunque sus hijos no parecen comprenderlo del todo.


Sin duda alguna, jardín es una novela de personajes: el autor no se interesa tanto por el contexto social o por el pasado de la familia, sino por las relaciones actuales que mantienen sus miembros entre sí. El punto de unión de todos ellos es Luisa, la madre que los acoge en su casa siempre que vienen, a pesar de que ya no vivan con ella: todos los hijos intentan hacer lo mejor para ella aunque ella esté en contra de algunas de sus opiniones. Luisa se presenta como una mujer bondadosa y firme, a la que poco a poco iremos viendo cómo pierde la batalla contra sus hijos sobre vender la casa: al principio se niega, pero se irá convenciendo cada vez más de que la venta es lo mejor para sus hijos. El dolor que le queda es su jardín: la idea de irse a vivir a un apartamento la entristece, ya que no tendrá dónde cultivar sus plantas, donde desarrollar su pasión. Por ello, decidirá repartir sus flores entre sus hijos, realizando con ello un acto enormemente simbólico: cada flor está relacionada con un miembro de la familia y el reparto que hace la madre tiene que ver con el rol que cada uno desempeña en ella. 

En los hijos se halla el nudo del conflicto en la novela, sobre todo en los dos varones (Fabiola apenas tiene una participación testimonial, aunque al final sabremos algo más de ella): Franco y Juan serán dos polos opuestos con ideas muy distintas de lo que es mejor para su madre y su familia, y esta rivalidad estará muy presente en la novela. Como la historia está contada desde el punto de vista de Juan, que es el hermano pequeño, quizás estemos mediatizados por sus palabras, pero es inevitable acabar viendo a Franco como un hombre egoísta, que hace las cosas en su propio beneficio sin tener en cuenta los sentimientos de los demás y a Juan como el mediador, el que quiere causarle el menor daño posible a su madre, el que no quiere que se deshaga de su jardín. La relación entre ambos y el posicionamiento de la madre al respecto conforman una trama interesante y tensa a pesar de la aparente tranquilidad de la situación: este libro demuestra que no hacen falta grandes artificios para transmitir fielmente la zozobra emocional.


jardín es un libro muy corto pero denso en su narrativa: no me refiero a que sea duro de leer (aunque a mí la primera mitad me pilló fuera de banda), sino que tiene varias capas y hay que ir deshojándolo como a una margarita. La historia está contada desde el punto de vista de Juan, que por lo que he leído posteriormente es un trasunto del propio autor; aún sin saberlo, no cabe duda de que la novela tiene cierto regustillo autobiográfico que la hace más cercana, más sentida. Como he dicho antes, el autor no se recrea en ambientación o antecedentes: prescinde de todo lo accesorio para centrarse en la relación de los personajes entre sí y cómo Juan aprecia las personalidades de cada uno. La obra está llena de símbolos, que se ven claramente en el jardín y en la relación que la madre tiene con cada planta y cómo ha decidido repartirlas: en este simple gesto podremos apreciar cómo ve la matriarca a sus propios hijos y cómo ella misma, quizás sin quererlo, es partícipe de su rivalidad. La novela está dividida en capítulos cortos adornados con bellas ilustraciones de flores, que están en total consonancia con el contenido del libro. Como comenté antes, me costó entrar en la primera parte de la historia, incluso estuve a punto de abandonar varias veces… Pero de repente todo cobró sentido para mí y me bebí la novela hasta el final, dejándome muy buenas sensaciones, tantas que tuve que releer aquella primera mitad tortuosa que tanto me costó y que acabé disfrutando muchísimo: con ello quiero decir que es un libro para acercarse con el ánimo predispuesto y ganas de leer una historia que no se queda en la superficie, sino que excava en los sentimientos y las vivencias personales: sólo así el disfrute de la obra será completo.


jardín es una buena novela que me temo que está pasando desapercibida en nuestro país aunque no logro entender por qué: habla de  celos, codicia, la ambición, añoranza o poder dentro del ámbito familiar desde una perspectiva descarnada, lo que me parece una manera interesante de abordar la intrahistoria más auténtica de una familia. Con pasajes llenos de delicadeza, amargura y emotividad, Simonetti nos traslada al corazón de una madre, el verdadero núcleo de la trama, que  no sólo ha renunciado a lo que más quiere por complacer a sus hijos, sino incluso a su capacidad de decisión, aunque ellos no parezcan entender sus motivaciones. Creo que jardín es un libro que gustará mucho a aquellos que disfruten de las historias “de interior”, aquellas que tratan con realismo y cercanía acciones y sentimientos universales, desprovistos de fantasía y con los que todos podemos sentirnos identificados. En definitiva, jardín es una rara y lustrosa flor con pétalos escondidos que disfrutarán especialmente los lectores que busquen en sus lecturas un aroma diferente, sutil y perdurable en el recuerdo.

Desde entonces tengo  conciencia de que no puedo escapar a las fronteras del recuerdo. Hoy vivo razonablemente bien gracias al resentimiento. Me mantiene alerta, estimula mi ambición, siempre estoy en busca de la oportunidad para demostrar el valor de mi ciudadanía.

Te encantará

30 bocaditos!

  1. Veamos, la cubierta es una verdadera preciosidad, vaya eso por delante. Dicho esto, no se yo si animarme, me he quedado con dudas. Creo que echaré un vistazo primero a como está escrito, por si eso me termina de decidir
    besos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la simpleza del título. Me la llevo, me has convencido. A ver que tal.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita reseña...
    Me encanta leer opiniones de estos libros que nos asaltan sin esperarlos. No sé si es para mi este jardín (soy de las que se le mueren las plantas). Me gustan las historias intimistas y de personajes pero me tienen que coger, como dices, con el ánimo y el momento adecuado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues parece una historia preciosa y los temas familiares me encantan. Me la llevo anotada. Vaya reseña más bonita has hecho.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. No conocía este libro y por lo que cuentas creo que podría gustarme, aunque tomo buena nota de la necesidad de cierto estado de ánimo del que ahora no gozo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. La edición coincido en que es una preciosidad y el tema familiar me gusta siempre...pero hay algo que no me convence del todo y no sé lo que es.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Pues no la conocía pero gracias por la recomendación, porque me gustan este tipo de novelas y ,e llama la atención el reparto simbólico de las plantas.

    Besoooss!!

    ResponderEliminar
  8. A mi también me gusta que los libros me secuestren en la biblioteca. No conocía el libro, ya no pasará desapercibido gracias a ti. Me recuerda a Von Arnim y su jardín alemán...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Por esta razón últimamente apenas paso por la biblio. Que lo que temo es que un día me secuestren los libros pendientes que tengo en casa y no me dejen salir. Y me atrae y mucho este libro, desde ese título donde esa minúscula llama poderosamente la atención, hasta los personajes que habitan en él. Apuntadísimo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué buena reseña!... la verdad es que el libro llama la atención. Las tramas familiares siempre me apetecen. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que pasar por una librería o ir a la biblioteca es un verdadero peligro. Me los llevaría todos y rara es la vez que no pico, muchas veces me dejo llevar por impulsos, es genial cuando te encuentras así con los libros. Un abrazo. Buena semana

    ResponderEliminar
  11. Me gusta así de entreda, novelas de personajes, cada uno con sus intereses ante un hecho y sobre todo me gusta la fijación de un personaje con un algo que lo define.... un ejemplo, la historia de El piano, Holly Hunter y su piano. Besos :)

    ResponderEliminar
  12. Pues pinta bien pero tendré en cuenta que me tengo que poner con él con la mente despejada y ánimo combativo para superar ese primer escollo. A ver cuándo se puede. Y me alegra un libro de familia que no sea la historia de siempre de tú padre no es quien tú crees y todos a la Segunda Guerra Mundial.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una entrada preciosa sobre una novela que no deja a nadie indiferente, creo. Me la apunto! Gracias por la recomendación.
      besos

      Eliminar
  13. Me lo llevo para encontrarle su momento, creo que puede gustarme
    besos

    ResponderEliminar
  14. Chiquilla, la recomendación a eso lectores es amplía ¿quién se va a resistir a un aroma diferente, sutil y perdurable? me encantan estos hallazgos, miraditas y cara a cara con los libros, en la biblio, librería o donde sea. Aunque confesaré que para estas misiones consulto previamente el catálogo por la web y luego, ya que estoy por ahí....
    Esa portada es para no saltársela :)
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me gusta lo que cuentas en tu reseña este tipo de novelas me suelen gustar y aunque tengo mucho pendiente voy a añadirla por si la veo por ahí. Besos

    ResponderEliminar
  16. No lo conocía, pero me gusta mucho lo que cuentas, qué bonitos son estos encuentros, ¿no? Y son más especiales cuando se comparten, lo que te agradecemos ;) Tendré los ojos bien abiertos por si me topo con él por aquí.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola!
    Lo apunto a ver qué tal.
    Gracias por compartir tus impresiones

    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  18. Suelen ser las mejores lecturas, esas que nos encuentran inesperadamente. A mí particularmente la portada me encanta. A ver si en mi próxima visita a la biblio me topo con él.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  19. A mi pasa igual, soy de "encontrar" libros. La intuición y la casualidad (y desde hace poco los blogs) son mi varita de zahorí. Y casi siempre acierto. Me ha gustado tu reseña, parece un libro interesante de leer y de ver, por lo que dices de las ilustraciones. Otra hoja más en mi margarita lectora.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  20. La portada es muy bonita, pero la novela en sí no me llama mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Jejeje me ha hecho gracia esa introducción a la reseña y no sabes cómo te entiendo. Yo creo que tener tantos libros a nuestro alcance de manera gratuita es una tentación irresistible aunque tengamos montañas en casa. En cuanto al libro en sí, este lo dejo pasar que no me termina de llamar. Besos.

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola! Me ha gustado mucho la entrada. Estoy anunciando un concurso muy esperado en mi blog donde podréis ganar buenísimos premios como lotes de libros y aparatos electrónicos. Se trata de la Investigación PSI. Me encantaría que participarais, podéis encontrar toda la información en mi blog, pinchando en esta dirección http://palabrasescondidasenmundosdepapel.blogspot.com.es/2015/10/concurso.html
    Merece mucho la pena participar porque es original e interactivo y sin duda, muy entretenido.
    Un beso y pasaros por mi blog para tener toda la información.

    ResponderEliminar
  23. Hola guapa!
    me ha encantado la reseña, sobre todo la introducción, a mí me pasa igual, en cuanto al libro, yo que tengo una casa en el campo y me dedico a mis jardines, me ha llamado mucho el libro, así que me lo llevo apuntado, creo que será una historia que me encantará. Besotes

    ResponderEliminar
  24. Pues ya me has conquistado. Es el tipo de novela exacta que me gusta y me gustan muchísimo las historias de personajes que giran alrededor de una matriarca. Me pasó hace poco con Grandes pechos, amplias caderas y ahora me han entrado muchas ganas de leer este libro. ¿Es muy largo? Parece una delicia.
    Me lo apunto y espero que él me encuentre a mi, como me ha pasado con muchas recomendaciones tuyas (Me encontré El insólito peregrinaje de Harold Fry a 2 euros y no pude evitar llevármelo a casita *-*). Seguro que en un rincón de alguna biblioteca (soy un peligro cuando voy a bibliotecas, creo que nos pasa un poco a todos xDDD) lo encuentro ^^

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  25. Pues no lo conocía la verdad, y lo por lo que cuentas creo que me gustaría leerlo, cuándo mi lista consiga bajar un poquito :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Me gusta, creo que a cualquiera no le gustaría tu entrada con semejantes fotografías pero en estos tiempos en los que el clima se vuelve más nostálgico y yo me afano en preparar el pequeño jardín de casa para que luzca bonito cuando llegué la primavera me ha entrado curiosidad por el libro

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias a todos por haber leído y comentado esta entrada: jardín es un libro pequeñito y discreto que creo que dejará una gran huella a los que se atrevan a ir a por él: no lo pierdan de vista! 1beso!

    ResponderEliminar
  28. No se si ahora es el momento para este tipo de lecturas, pero la apunto para más adelante, Tizire. Gracias.

    ResponderEliminar
  29. Qué buena pinta!
    No lo conocía, gracias por descubrírmelo!

    Besotes

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe