Blacksad.

12:51


Para mí, hay ciertos géneros literarios que están relacionados con determinadas estaciones: no sé por qué la narrativa contemporánea más gafapasti la asocio a la temporada otoño – invierno mientras que la fantasía o la novela negra son, a mi gusto, niñas del verano: se ve que con la subida de las temperaturas prefiero leer relatos menos cercanos a mi experiencia humana, que me conviertan en una heroína inesperada. Para este último verano había previsto leer una historia con la que ya tenía ciertos antecedentes, pero en la que quería sumergirme de lleno: hablo del cómic Blacksad, que con sus extravagantes animales antropomórficos y sus tintes de clásica novela de detectives, prometían hacerme disfrutar de dos de mis géneros favoritos de la estación a la vez. Tiempo atrás había leído el primer tomo publicado hasta el momento de la serie, Un lugar entre las sombras, pero tenía entre ceja y ceja leer el resto de tebeos escritos por Juan Díaz Canales y dibujados bellamente por Juanjo Guarnido: nada ni nadie me iba a apartar de las aventuras de este sexy gato negro que llevaba en mi lista de pendientes desde tiempos inmemoriales.


John Blacksad es un atractivo gato negro con cierto parecido a Marlon Brando que ejerce como detective en la América de los años cincuenta. El mundo de Blacksad es exactamente igual que el nuestro, con la única diferencia que está habitado por animales con características humanas: de este modo nos encontraremos a búhos científicos, hienas abogadas, leones empresarios, perros policía, reptiles mafiosos… y toda una sucesión de animales antropomorfizados que ejercen un papel importante en los casos que, queriéndolo o no, tiene que resolver nuestro protagonista. Con una ambientación fiel al cine noir, unas tramas extraídas de la más pura novela negra y un carismático personaje principal que nos conquista enseguida, Blacksad es una historia en la que uno se deja llevar muy fácilmente.


Como he comentado, Blacksad es la estrella de esta serie: no sólo da nombre a la misma, sino que los casos a los que se enfrentan son los protagonistas de cada tomo. En el primero de todos, Un lugar entre las sombras, conoceremos a nuestro querido John, que se nos presenta como un detective taciturno, solitario y de vuelta de todo que ha de averiguar quién asesinó a un antiguo amor. En esa historia se sentarán las bases de su personalidad valiente, inquisitiva, perspicaz y algo pasional que veremos que irá adquiriendo matices en historias posteriores. En la segunda historia, Arctic – Nation, somos testigos del secuestro de una niña negra en una población en la que hay fuertes disputas raciales entre los animales blancos y el resto: una perfecta metáfora del racismo y la violencia contra la población negra desarrollada de una forma magistral. En Alma roja nos acercaremos a las tensiones surgidas tras la II Guerra Mundial y los orígenes de la Caza de Brujas: Blacksad se encuentra trabajando como guardaespaldas para un acaudalado empresario y descubrirá toda una trama de conspiraciones, secretos y mentiras al más alto nivel que se verá obligado a destapar, aunque ello le cueste más de lo que está dispuesto a asumir. En El infierno, el silencio, John Blacksad se  traslada a la pintoresca Nueva Orleans para encontrar a un exitoso músico desaparecido que puede tambalear la reputación de su jefe: nuestro gato se adentrará en los barrios bajos de la ciudad para buscar alguna pista, descubriendo por el camino trapos sucios que nadie quiere que salgan a la luz. En la última aventura publicada hasta el momento, Amarillo, Blacksad, harto de tanta corrupción y   violencia, se compromete a llevar un magnífico Cadillac desde Nueva Orleans hasta Tulsa con el objetivo de desconectar y tomarse unas pequeñas “vacaciones” en su vida marginal… Pero lamentablemente se verá envuelto en una serie de asuntos turbios que le obligarán a pasar a la acción.


Blacksad destaca por estar escrito de una manera muy accesible y por regodearse en todos los clichés del género: no lo digo de modo despectivo, pues se ve claramente que la intención de Díaz Canales y Guarnido es homenajear a los  autores clásicos de novela negra, esos que sentaron las bases de un género que ha evolucionado mucho sobre todo en los últimos años. Es precisamente ese clasicismo el que le da un encanto especial a las historias, que parecen rezumar olor a tabaco y sabor a whisky: Blacksad es cualquiera de esos detectives con gabardina que aparecen en las películas antiguas, un tipo duro pero con gran corazón que se ha hecho a sí mismo, que usa la violencia cuando la tiene que usar pero que también hace caso de su instinto e inteligencia para resolver los casos más complicados mientras tiene tiempo para enamorarse, deprimirse, huir, triunfar, fracasar… La ambientación de la América de mediados del siglo pasado está perfectamente conseguida gracias a lo que yo considero el verdadero valor de esta historia: unas acuarelas maravillosas que dotan de vida el universo de Blacksad: bellas, extremadamente cuidadas, elegantes, de colores vibrantes y efectivos… Ya me habían avisado de que estos cómics eran una joya de la ilustración, pero hasta que no los he leído, no he comprendido dicha expresión en toda su magnitud. Caracterizar a un enorme número de animales como personas sin que resulte cursi, asignarles una personalidad concreta y que consigan subrayar ese carácter incluso por encima de su apariencia física es algo difícil de lograr y que Juanjo Garrido consigue con total solvencia: no es de extrañar la gran cantidad de premios que cosecha esta serie por sus atributos artísticos, todos más que merecidos.



He de decir que, tras la lectura de estos cómics, me he convertido en una fan incondicional de Blacksad: el personaje es verdaderamente carismático, el dibujo es genial, las tramas atrapan y, en conjunto, es una obra verdaderamente remarcable. Sé que el cómic no es el género más popular entre el común de los lectores y quizás para los amantes más puristas de la novela negra les parezca que la base narrativa de Blacksad tira demasiado de clichés… Pero a mí me ha enamorado ese aire vintage, esa conjunción de dibujo y prosa tan bien llevada, esos personajes tan bien caracterizados, esas historias clásicas cuyo mensaje es atemporal… Creo que Blacksad supondrá una sorpresa agradable para esos lectores alérgicos a los prejuicios que simplemente quieran disfrutar de una trama ágil y bien llevada trasladada a imágenes de una manera magistral: les aseguro que es una experiencia estética muy difícil de imitar en la literatura contemporánea. 

Algún día escribiré mis memorias. He visto y vivido tantas situaciones fuertes que la gente cuando las lea, pensará que son una sarta de mentiras, que no cabe tanta maldad en el mundo. Aunque no me extrañaría que se acabaran publicando como si fueran una novela policíaca... Se venderían de maravilla. La gente es muy morbosa.

Te encantará

19 bocaditos!

  1. Estos no me terminan de convencer =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. No pinta mal, aunque me apetecen otras novelas grágicas antes
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que no termina de atraerme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Uy, ¡cómo me gusta! Mira que me gustan la novela gráfica y el cómic pero son géneros a los que se les pierde la pista pronto si no los sigues. Ese gato- Brando, la ambientación en Nueva Orleans en uno, bases históricas, muy currado y original, creo que también me haré fan de este Blacksad

    Yo también relaciono géneros a las estaciones ;) y en junio no puedo leer :) Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues se ven bastante bien, y no es un género al que me acerque así como así, ¿eh? Pero este me llama, y además creo que a mi hermano también podría gustarle, así que le haré llegar tu recomendación ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Qué chulada de libros y de idea. Los que más me atraen son los más contemporáneos y sin duda el de Nueva Orleans es un clásico. Y por tema el de la caza de brujas y conspiraciones. Las hienas abogados , reptiles mafiosos y demás es como muy apropiado.
    Me has arreglado un regalo de Navidad muy especial.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Pues me viene genial la recomendación, precisamente el otro día estaba recavando títulos de novelas gráficas, a mi sí que me gustan. Ese regodeo que señalas como virtud es también garantía, además ya me produce curiosidad ver a todos los personajes-animales caracterizados.
    He visto tu estado en FB y me ha dado un ataque de risa de imaginar a Fiona como "belieber"de John Blacksad, veremos como se lo toma por aquí el señor gato.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, míranos a nosotras como dos comadres victorianas arreglando el matrimonio de los churumbeles! No te preocupes, lo de Blacksad es fascinación teenager, en el diario de Fiona hay un corazón hecho con pintalabios que dentro pone "Dylan T". :P

      Eliminar
  8. No me importaría para nada leerlos. Si has reseñado antes alguno (me suena haber leído algo si no por aquí en otro blog), probablemente ya te lo haya dicho, pero si los tuvieran en mi biblioteca los leería. El problema es que no me apetece arriesgarme a gastarme el dinero en ellos, sobre todo tratándose de una serie... Aunque la temática no tanto, la estética también me gusta mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás estén en tu biblioteca: hace poco sacaron una edición integral que está muy bien... La pena de estos cómics es que estén tan fragmentados, aunque también eso tiene su encanto, no? 1beso!

      Eliminar
  9. No termino de animarme con este género. Así que esta vez, pesa a ver que lo has disfrutado tanto, va a ser que no...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Pues me ha picado la curiosidad. Y eso que las novelas gráficas me cuestan en general, es un género al que no recurro tanto como debería. También imagino que por desconocimiento y por no seguirles tanto la pista como al formato libro más tradicional. Pero esta me la apunto, de vez en cuando uno se aventura. Y además mi hermano sí que es fan, su habitación está a dos pasos y uno es un poco ladronzuelo a veces :P

    Besines!

    ResponderEliminar
  11. Me llama la atención por lo originalidad y por todas esas cosas buenas que dices de la novela :)

    ResponderEliminar
  12. Me frenaba un poco el que los protagonistas fueran animales humanoides. Pero es que a todos os está gustando tanto... que voy a tener que leer éstos cómics si o si.

    ResponderEliminar
  13. Me he quedado sin saber qué decir. Las idea es original, pero no me veo leyendo algo así. Besos.

    ResponderEliminar
  14. No suelo leer esta línea, aunque reconozco que es llamativa...
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Esta vez creo que no me tientas...
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Yo soy muy fan de este tipo de novelas pero con esta no me siento especialmente tentada. Aunque nunca se sabe. He leído cosas que jamás pensé que leería jejeje. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Muchísimas gracias a todos por comentar: sé que los cómics son un género que tiene más detractores que fans, así que me alegra que, a pesar de sus sentimientos, se hayan animado a dejar su opinión. 1beso!

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe