El atentado.

14:55


No son pocas las veces que comento por aquí lo difícil que se me hace bajar la lista de pendientes con las buenas recomendaciones que voy pillando. Día a día visito blogs o me paseo por las redes sociales y descubro nuevos títulos o refresco algunos olvidados, por lo que no es raro que mi mochila de futuras lecturas crezca y crezca sin cesar. Sin embargo, me he dado cuenta que en este mundo virtual he recibido pocas recomendaciones directas, de esas tipo “eh, Tizire, léete este libro que te va a encantar”: me parece a mí que en general solemos ser muy cautos a la hora de personalizar nuestras sugerencias lectoras, no vaya a ser que erremos en el tiro y aconsejemos un título concreto a una persona que al final no lo disfrute tanto como esperábamos… Por eso las pocas que recibo y que sé que son sinceras de corazón (no con fines publicitarios, que haberlas haylas) las guardo como oro en paño, teniéndolas muy en cuenta en mi calendario lector. Cuando anuncié que el blog se tomaba unas vacaciones, entre los muchos mensajes de buenos deseos y disfrutes del verano me encontré con una recomendación que me anoté sin dudar: Rossy me aconsejó que le hiciera hueco al cómic El atentado, adaptación de una obra de Yasmina Khadra realizada por Löic Dauvillier y Glen Chapron. No pude resistirme por tres razones fundamentales: llevaba tiempo queriendo acercarme a la hora de Khadra, la novela gráfica es uno de mis géneros favoritos y una recomendación directa, que no se anda con chiquitas es uno de esos acontecimientos que no quiero dejar pasar. Encima de todo lo anterior Alianza Editorial tuvo a bien facilitarme un ejemplar… Así que estaba claro que El atentado iba a ser un libro que no iba a dejar escapar fácilmente.



Amín Jaafari es un cirujano de origen palestino que ejerce su profesión en Israel, donde transcurre su día a día sin mayores sobresaltos que los que le provoca su trabajo. Su tranquilidad se ve interrumpida a raíz de un ataque suicida contra un restaurante, que tiene como resultado un elevado número de heridos y muertos: el doctor Jaafari ha de atender a las víctimas entre las que se encuentra su esposa, que ha fallecido en el atentado. El dolor de Amín se multiplica ante la ignorancia de los acontecimientos: no sabe por qué su mujer estaba en el lugar del suceso y las primeras explicaciones que le dan no son nada alentadoras… El desconcierto y la rabia obligan al protagonista a iniciar una investigación solitaria en la que tratará de averiguar quién planeó el atentado y por qué su mujer se encontraba en el lugar de los hechos; sus pesquisas darán luz a unas sospechas que torturarán física y psicológicamente a Amín, cuyo mundo parece haberse roto para siempre.



El personaje principal de El atentado, Amín Jaafari, es una referencia universal con la que cualquiera se puede sentir identificado: un hombre normal, alejado de radicalismos políticos y religiosos que está centrado en su trabajo y en llevar la vida más cómoda y normal posible. Hasta el día del ataque terrorista, toda su existencia transcurre en la normalidad: a pesar de su origen palestino está totalmente integrado en Israel, país donde vive tranquilamente y ejerce su profesión con bastante éxito. El vuelco que da su vida a consecuencia del atentado es total, su mundo queda patas arriba y lo único que mantiene su cordura es la búsqueda de respuestas. Para desentrañar todas esas incógnitas surgidas a partir del ataque, Amín no dudará en visitar los sitios más sórdidos, los barrios más peligrosos, las mezquitas más sospechosas y todos aquellos lugares en los que pueda encontrar una pista de por qué pasó lo que pasó, por qué su cómoda y segura vida ha saltado por los aires sin que él pudiera hacer nada para evitarlo. La desolación del personaje, la angustia por tropezar siempre con muros de silencio, la incomprensión ante todo aquello que no vio venir está perfectamente reflejado a través de esta estupenda novela gráfica cuyas viñetas nos trasladan con bastante fidelidad al corazón del conflicto palestino-israelí.



No puedo decir si este cómic es una buena o mala adaptación de la obra de Khadra, pues no he tenido la oportunidad de leer el original, pero puedo decir que la historia, tal y como la he conocido, me ha gustado mucho: me ha parecido cruda, descarnada, intensa y, lamentablemente, verosímil. El enfrentamiento entre palestinos e israelíes es un tema bastante delicado que, desgraciadamente no parece tener una solución a corto plazo, y creo que el cómic habla de él de manera directa, sin pretender agradar a ninguna de las dos partes, aportando los matices de gris que a veces nos faltan para referirnos a una realidad que se nos suele presentar sólo en blanco y negro. La caída al vacío de Amín creo que está muy bien retratada tanto desde el punto de vista literario como del artístico: la prosa sencilla transmite perfectamente el estado de ánimo tempestuoso del protagonista, que se va agravando a medida que la verdad va saliendo a la luz, y las viñetas reflejan un Israel en tonos ocres que vive entre la convivencia y la desconfianza de sus habitantes: sin ser un dibujo preciosista creo que se esfuerza en introducirnos física y anímicamente en los escenarios en los que se mueve Amín, lo que desde mi punto de vista se logra con solvencia. La manera que tienen los autores de llevarnos de la mano desde el plácido inicio hasta el súbito final hace que el lector mantenga la tensión en todo momento y simpatice con la causa de Amín, una víctima inocente de una situación que le supera.


El atentado es una obra dura que expone sin tapujos un conflicto que trasciende la esfera política e impregna todas las capas de la sociedad israelí: incluso aquellos que quieren hacer su vida al margen de los problemas que conllevan los fanatismos religiosos y las desavenencias territoriales se ven involucrados a su pesar en una guerra civil que dura ya demasiado tiempo. Supongo que este libro no pretende ofrecer una explicación objetiva a un problema tan complejo como el que se vive en esa zona del mundo, pero sí que nos acerca de una manera asequible a una realidad que pocas veces vemos en los medios de comunicación (al menos en este país), como es la integración de palestinos en territorio israelí y cómo es el día a día de dos pueblos que, quiéranlo o no, están condenados a entenderse. En definitiva, creo que El atentado es un cómic notable que aúna una buena trama y viñetas bien documentadas para hablar sin paños calientes de un tema que no es fácil ni popular en literatura. Personalmente me ha aportado un nuevo punto de vista sobre un asunto bastante delicado y me ha impulsado a tener aún más en cuenta las obras de Yasmina Khadra como futuras lecturas; si la adaptación de uno de sus libros me ha impresionado tan favorablemente, seguro que sus originales lograrán remover algo en mi interior. 


El judío ha nacido libre como el viento, inexpugnable como el desierto de Judea. Si ha aceptado delimitar su patria hasta que han estado a punto de confiscársela, es porque durante mucho tiempo creyó que la tierra prometida era aquella donde ninguna muralla impediría que su mirada llegara más lejos que sus gritos.
Agradezco a Alianza Editorial el envío del ejemplar.

Te encantará

27 bocaditos!

  1. Después de leer tu reseña me seduce esta novela gráfica y su acercamiento mesurado y prudente a un conflicto que, como bien dices, no es tan blanco o negro como lo pintan los medios de comunicación y cierto imaginario arraigado. Sobre este tema siempre me han recomendado "El perfume de Palestina" de Joe Sacco, pero me parece que le da otro enfoque diferente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Parece una manera interesante de acercarse a un tema espinoso. Yo tampoco he leído este libro de Khadra (no sé si es una novela o una obra de teatro), pero has despertado mi curiosidad.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Me dan mucha pena estas historias, con imágenes todavía se hacen más difíciles de digerir y permanecen demasiado tiempo en la memoria. Me alegro de que a ti te haya gustado. A mí también me da miedo hacer recomendaciones, es como que te haces responsable y encima te sientes mal si no aciertas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me quedo muy indecisa, porque si bien parece una obra interesante y hasta necesaria, me atrevería a decir, creo que no es el mejor momento para leerla, no para mí. Pero la tendré en la mira para más adelante, gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues mira, a mi en general el cómic y la novela gráfica me cuestan un poco más que la novela solo texto, o al menos me animo bastante menos con ellos. Pero el tema que toca "El atentado" (la desconocía por completo hasta que te acabo de leer) y sobre todo, el prisma desde el que lo aborda me convencen bastante. Es uno de los grandes conflictos actuales, demasiado desconocido como dices en nuestro país y con bastante poco remedio a medio - corto plazo por desgracia, ahí coincido contigo.

    Hoy te pesco la recomendación.

    Un besín, Tizire!

    ResponderEliminar
  6. Siempre da miedo hacer recomendaciones... Y es una alegría cuando se dan y se acierta. Estoy viendo muy buenas reseñas de esta novela gráfica. Pena que es un género con el que me cuesta ponerme, pero si tropiezo con él, voy a intentarlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. No se si llegaría a disfrutar de esta novela. Me quedo con dudas por su temática.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta que reseñes este tipo de libros que (aún no tengo claro como reseñar una novela gráfica y sigue siendo algo que no he experimentado). Entrando en materia me ha gustado mucho la propuesta de hoy, quizá por lo asequible y porque tampoco leí a Kahdra. Lo voy a buscar. En cuento a recomendaciones directas cuando esté casi segura de que no puede fallar, lo que sí me ha pasado a veces es leer y pensar, este libro le encantaría a.... y si cuando acabo sigo pensándolo (por si hay sorpresa), voy directa, sobre todo me pasa con dos o tres personas.
    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Es la segunda reseña que leo y ya me dio mucha curiosidad su primera vez y mira que no suelo ser de novelas gráficas. Pero la temática y como está tratada me gustaría seguro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Me he sentido muy identificada en eso de que los pendientes crecen y crecen... ¡Es algo que me encanta! Pero es cierto, que pocas veces se recibe sugerencias personalizadas, un tesoro, como bien dices.

    El comic lo dejo pasar, no es un género par mi.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Vaya conflicto me acabas de crear. Porque quería leer el libro, no sabía que había versión novela gráfica. Y ahora ¿qué hago? :)

    Yo creo que la forma de contar y transmitir una lectura ya es en sí una recomendación o no. No suelo recomendar, prefiero contar y que cada cual decida. Presentas el libro, lo que te transmite, lo cuentas y cada cual sabrá si sí o si no. Además luego, libro en mano, el libro ya te confirma. O no.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. La verdad que nos soy de novelas gráficas, pero no descarto leer el libro en el que se basa esta que nos has traido hoy. De Khadra solo he leído un libro hace mil años y ya va siendo hora de retomar su obra.
    Mi lista de pendientes también crece más de lo que quisiera gracias a vosotras pero lo de las recomendaciones personales lo veo muy complicado.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  13. En esta ocasión lo voy a dejar pasar, no estoy segura de que lo disfrutara.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. ¿Sabes? Este libro va a ser muy especial para mí, como judío, israelí tengo toda la fe puesta en ciudadanos como Amin, de los que hay y muchos. La realidad del país está distorsionada por los medios de comunicación. Se habla de lo que pasa en Cisjordania, de los territorios ocupados, de la violencia pero ¿y de los judíos de a pie? ¿Odiamos a los árabes solo por ser judíos? ¿Y los palestinos de a pie? ¿Nos odian por ser judíos? No, no es así. Estoy convencido de que con gente como Amin se puede llegar a un entendimiento, se puede construir algo, un hogar para todos una vez que dejemos fuera a la mierda de judíos radicales y a los terroristas árabes. Esos son los que no tienen lugar en Israel y Palestina, llegará el día en que no digamos, ninguno de los grupos "mi tierra" sino "nuestra tierra". Tengo mucha fe en ello y fíjate que me voy de aquí hasta un poco emocionado. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por opinar de primera mano sobre un tema tan espinoso: estoy convencida de que opiniones como la tuya son las que prevalecen entre la gente común de Israel y Palestina, aunque los medios de comunicación se dedican a distorsionar la realidad. 1beso!

      Eliminar
  15. No soy muy amante de este tipo de libros, así que lo dejaré pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa!
    Aunque pinta genial, por el momento no creo que lo lea. Besotes

    ResponderEliminar
  17. Me alegro mucho de haber acertado en mi recomendación, Tizire, de verdad, y más siendo un texto difícil como lo es el de esta novela, y, además, gráfica. Ya sabes que me gustó mucho pese a lo dura que es.

    bsos!

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias a todos por sus comentarios y, por favor, no duden en hacerme recomendaciones directas si creen que algún libro me puede gustar: todas son bienvenidas! 1beso!

    ResponderEliminar
  19. Un tema muy complicado para plasmarlo en una novela gráfica, aun así, parece que sale bien parado. No obstante, no es un género con el que me encuentre cómoda, así que lo descarto.

    ResponderEliminar
  20. Tras un año con el conflicto árabe-israelí en historia del bachillerato internacional, me parece ligeramente inverosímil que el protagonista "a pesar de su origen palestino está totalmente integrado en Israel, país donde vive tranquilamente y ejerce su profesión con bastante éxito". Esta pregunta tal vez muestre que el mundo está roto, pero, ¿se justifica esta integración total de alguna manera?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre el blanco y el negro hay miles de tonos de gris... Te recomiendo que leas la obra y te formes tu propia opinión al respecto. 1beso!

      Eliminar
  21. La verdad es que la novela gráfica no termina de atraerme. Esta vez lo dejo pasar. Un beso.

    ResponderEliminar
  22. No sería la primera vez que me acerco a una novela gráfica y que trate un tema duro, por lo tanto no me importaría leer este libro. Es un género que cada vez me gusta más. De hecho hoy comienzo uno. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Esta vez no me lo apunto, no termina de resultarme atractivo, la verdad. Si fuera narrativa...
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Cada vez me gustan más las novelas gráficas, este me lo llevo de cabeza, gracias por el descubrimiento. Un beso!

    ResponderEliminar
  25. Mmmm no sé no me termina de seducir...
    Besicos

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe