Previously... (XX).

3:24


Hola a tod@s!

¿Se pueden creer que ya estamos a final de año? ¡Pero si se ha pasado volando! A 2015 le quedan dos telediarios para cerremos el chiringuito, empecemos con los balances y volvamos la vista atrás con nostalgia mientras miramos al futuro con ilusión... Como todavía faltan un par de semanitas para ello, ahora toca repasar  qué pasó en El lado frío de mi almohada en noviembre, un mes estupendo que se me fue en un suspiro...


Lo reseñado.

Pues sí, lo reconozco: ha sido un mes de pocas reseñas y, en general, poco movimiento en el blog, ¡pero es tenido unos horarios de locura! Comencé el mes mostrándoles El atentado, un muy recomendable cómic basado en una obra de Yasmina Khadra que se vuelve especialmente pertinente en los tiempos que corren. Más tarde les introduje en el mundo de Blacksad, un felino negro con aura de conquistador que me hizo disfrutar muchísimo con sus tortuosas historias con tintes noir. Para compensar el exceso de novela gráfica que trajo consigo el mes, decidí cerrar noviembre con Carta de una desconocida, una de las novelas más celebradas de Stefan Zweig: me gustó mucho este relato de pasión descarnada y, aunque puede que hacia el final pierda algo de fuelle, no dudo en alabar la maravillosa prosa del austriaco, que absorbe y embelesa desde el minuto cero a cualquiera que caiga en sus redes.


Lo leído.

Haciendo este repaso me he dado cuenta de que noviembre fue un mes especialmente "ilustrado": no sólo abundaron las reseñas de cómics, sino también la lectura de los mismos. Comencé el mes entre modernos y capullos gracias a los cómics de Moderna de Pueblo: Soy de pueblo y Los capullos no regalan flores me hicieron pasar un rato muy agradable con unas cuantas risas de por medio. A mitad de mes y aprovechando que estaba de viaje por territorios ignotos, decidí llevarme conmigo Leyendas de la Tierra Límite para que acompañaran mi periplo, lo que supuso una muy buena experiencia. Al llegar de viaje me apetecía cambiar de registro y regresar al mundo conocído, por lo que no tuve otra opción que visitar La librería a la vuelta de la esquina para sentirme como en casa de nuevo. Y finalizando el mes y empujada por los terribles acontecimientos previos, me vi obligada a recorrer una de mis ciudades favoritas del mundo de la mano de Hemingway: París era una fiesta era un título que me transmitía la alegría de vivir que siempre he relacionado con esa ciudad, a pesar de que algunos se hayan empeñado en acabar con ella. 


Inspiración lectora.

Simple, sencillo, directo: una de las cosas que más me gustan en el mundo es el olor a libro nuevo, como bien dice la viñeta. Y es que la felicidad se esconde en sitios inesperados... Ahora que se acerca la Navidad y con ella los regalos, espero que los Reyes Magos, San Nicolás o el espíritu al que le toque pasar por mi casa a dejar alguna cosilla tenga a bien agasajarme con al menos una pequeña dosis de olor a libro nuevo debajo del árbol... ¡Con un poquito me basta! Pero si no cae este perfume, no pasa nada: ya me encargaré yo de disfrutar de ese olor siempre que pueda... ¡aunque sea haciendo excursiones de una librería a otra!

Pues, ¡esto es todo, amig@s! Noviembre fue, para mi gusto, rápido y breve y diciembre se prevé con poco tiempo libre... Es hora de ir cerrando retos (que los llevo fatal, todo sea dicho), pensando en propósitos para 2016 y escribiendo la lista de esos libros que nos gustaría regalar y que queremos que nos regalen... ¿Alguna idea? ¿Qué esperas de diciembre? ¿Tienes ganas de acabar el año pronto y que llegué cuanto antes 2016? ¡Dime lo que quieras en los comentarios! Abrazos! ;)

Te encantará

14 bocaditos!

  1. Tengo que leerme el de París era una fiesta, apuntado ya. Yo no soy muy de novela gráfica pero este mes leí uno ilustrado Carmila, me pareció precioso aunque se me hizo un poco corto. Fue una experiencia muy grata y estimulantemente porque las ilustraciones le daban mucho dramatismo.
    Sí que haré lista de libros y también espero que caiga alguno. Yo ya he avisado que este año voy a regalar libros a todos y el que no le guste que se aguante como me aguanto yo con la ropa y demás regalos tradicionales.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No coincidimos en ningún libro ni leído ni reseñado, aunque me gustaría leer el de Zweig y París era una fiesta, a ver qué tal diciembre
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Si que ha pasado volando. Toca hacer balance y tengo el mío ya casi liquidado pero coincidimos en mjuy pocas lecturas.

    ResponderEliminar
  4. El de la librería me apetece y el de Zweig también. Diciembre correrá aún más!!! Miedo me da.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Da miedo pensar en el tiempo. Está claro que no podremos leer todo lo que queremos así que cada día habrá que ser más selecta. A ver lo que nos depara diciembre aunque con tanta fiesta el tiempo vuela aún más.

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. No hemos coincidido en ninguna lectura, pero tras tu reseña de Carta a una desconocida, mi lista de pendientes creció un poco más ^^

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Veo muy buenos libros, pero mi favorito es Carta de una desconocida, precioso. También me encanta el olor a libro nuevo y espero que en estas fiestas no dejes de recibir algunos ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. El olor a libros creo que nos pierde a todas. A ver si estas navidades nos traen mucho de ese olor.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Muy buen mes. Vamos a por diciembre !
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. No coincidimos en ningún libro jeje pero veo que ha sido buen mes.
    Pero tengo muchas ganas al de Sweig.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. No, no me lo puedo creer, querido erizo lector, no puedo.... ya ha pasado 2015. Cada vez que veo El atentado me entran ganas de hacerme con él pero voy a ver si cae en una de estas fiestas. En cuanto mel olor a libros jajajaj, me río por que Carmen hablaba el otro día de que estaba ordenando su biblioteca aunque estoy seguro que lo está disfrutando porque a mí me encanta, me paro, cojo uno de la mesa, busco algo que me gustó, LO HUELO, me encanta el olor, lo coloco, lo ecoloco, por eso no termino NUNCA jajaja. Un beso :)

    ResponderEliminar
  12. Con Hemingway no me he estrenado aún. Algún día le pondré remedio. Y ha sido un buen balance. A mi noviembre también se me ha pasado volando...
    besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Mis finales de año no están siendo muy activos que digamos, tampoco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. A Moderna de Pueblo sí la he leído. Me río mucho con ella. Todavía me queda por leer el primero de sus libros. Pues sí se va el año, ¡qué barbaridad cómo corre el tiempo! Un mes estupendo. A ver diciembre. Besos.

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe