Vayamos por partes.

20:06


Descubrí el universo blog mucho antes de tener el mío propio: hará  unos ocho o diez años que comencé a bucear en el submundo blogosférico, cotilleando en diarios ajenos, en busca de lecturas diferentes. Sin querer ponerme en plan abuela cebolleta, las redes sociales por aquel entonces no existían o aún no se habían popularizado, y los blogs personales eran los reyes del mambo: antes del triunfo de Facebook, Twitter, Youtube o Instagram, un blog era la mejor manera de tener un diario on line y, con suerte y algo de chispa, podías hacerte hueco en el corazoncito de muchos lectores. Uno de los primeros blogs de este tipo que seguí lo encontré por casualidad: leyendo las entradas ingeniosas de otra bitácora descubrí un enlace a uno llamado Lorzagirl y me hizo tanta gracia el nombre que no pude evitar pinchar sobre el. No recuerdo cuál fue la primera entrada que leí (seguro que fue una anécdota con alguna viej… perdón, anciana), pero lo cierto es que me desternillé de risa y comencé a seguirlo asiduamente en silencio, llegando a leer incluso las entradas anteriores a mi aterrizaje forzoso en dicho espacio virtual. Hace un par de meses, la autora del blog propuso un crowfunding entre sus seguidores con el fin de editar un libro que celebrara el décimo aniversario de su rinconcito y tuve claro que quería poner mi granito de arena para agradecerle tantos buenos ratos gracias a sus escritos: aunque no pude participar directamente en la iniciativa, no dudé en comprar su historia a posteriori: en cierto modo su blog ha formado también parte de mi vida y no quería perder la oportunidad de tener algo físico que me recordara el risueño tiempo compartido.



Vayamos por partes es una recopilación de las entradas del blog Lorzagirl corregida y ampliada por la propia autora diez años después del inicio de su navegación por los mares internáuticos. El blog recoge entradas que van desde el año 2005 hasta principios de 2007 y en ellas se nos presenta a su protagonista como una chica normal, que vive en casa de sus padres con sus hermanos mientras estudia y trabaja como cajera en un supermercado, donde siempre están acechantes clientes de toda calaña, dispuestos a desesperar a nuestra sufrida heroína. Lorzagirl nos habla de su día a día con mucha gracia, convirtiendo cualquier anécdota en una historia cargada de tintes fantásticos, donde la exageración, la ironía son elementos clave: el desparpajo y la torpeza de Lorzagirl acaban calando hasta en el corazón más hostil.


No se puede hablar de este libro como una historia de ficción, ya que en realidad es una biografía novelada de la propia autora: Lorzagirl filtra su realidad con humor para ofrecernos unas divertidas anécdotas de su día a día muy fáciles de leer. Aunque ella es la protagonista indiscutible, es inevitable que aparezcan retratadas muchas de las personas con las que se relaciona habitualmente: así nos meteremos de lleno en su simpar familia, conociendo a Lorzamamá, Lorzapapá, Hermano Mediano y Hermano Pequeño, también compartiremos momentos frikis con algunos de sus amigos y compañeros de trabajo… Pero, sin duda, la historia principal que sirve como hilo a esta recopilación es el “cómo conocí a vuestro padre”: actualmente Lorzagirl está casada con Zarajota y es madre de dos criaturitas, por lo que este libro sirve un poco para compilar todos los momentos que llevaron a mamá a conocer a papá mucho antes de que el uno supiera de la existencia del otro y cómo fue realmente el comienzo de su relación: los lectores habituales tendremos ahora la versión extendida de lo que en realidad pasó, lo que nos sirve para completar ese retrato mitológico que nos habíamos hecho de los comienzos de la pareja.



Lorzagirl escribe muy bien: tiene un estilo sencillo, pero sabe manejar con fluidez los momentos de humor y jugar con sus lectores, engañándolos a veces con sus versiones contradictorias… Como ya la conocía de antes, no me sorprendo ante su capacidad de enganchar al que la lee gracias a esa gracia especial que tiene para contar las cosas más normales del mundo; me ha gustado comprobar, leyendo estas entradas tan antiguas, que sigue manteniendo la frescura. La gracia de este libro, a parte del valor que pueda tener para gente que la seguíamos de antes, es retornar a esos inicios del blog con un valor añadido: Lorzagirl, al final de muchas de las entradas que ha seleccionado, hace un comentario desde su perspectiva de 2015 a los hechos acontecidos 10 años atrás: así vemos como la Lorzagirl de 2005 es rebatida por la de 2015, que nos aclara muchas de las cosas que pasaron, nos cuenta anécdotas nuevas que nunca se atrevió a escribir o reescribe la historia desde el punto de vista actual, ofreciéndonos una versión de los hechos diferentes que enriquece lo que nos había contado antes.



Vayamos por partes es una rareza literaria que entiendo que tiene un público muy específico, pero que personalmente me ha encantado: ha sido un poco como meterse en la máquina del tiempo y viajar a una época en la que no había redes sociales o internet en los móviles, en la que nuestro país tenía otros problemas (algunos de los cuales aún persisten), en la que el frikismo no estaba tan bien visto como hoy en día… He disfrutado mucho de este nostálgico paseo y, aunque lo que voy a decir contraviene una de mis más fuertes convicciones literarias, espero que Lorzagirl se anime a sacar una segunda (o tercera) parte de sus aventuras, con lo que aún queda por contar: aunque conozco algo del romance de Lorzagirl y Zarajota gracias al blog, siempre será interesante leer los comentarios de su protagonista hoy en día, “detrás de la escena”… En definitiva, Vayamos por partes es una obra divertidísima y con muchos toques tiernos que gustará a los que disfruten de las historias basadas en hechos reales  con tintes de comedia romántica… Pero si, por lo que sea, no te animas con el libro, no dejes de visitar el blog de Lorzagirl; estoy segura que leer alguna de sus entradas te dejará buen sabor de boca. 
Miro el calendario y descubro con horror que en veinticinco días cumpliré veinticinco años. Sí, así es. Lo he comprobado con la agenda, el teléfono y el ordenador; incluso he mirado la fecha de nacimiento de mi DNI. Todo concuerda. Ya no hay vuelta atrás. En pleno ataque de pánico me he puesto a pensar (creo) y me he dado cuenta de que, aunque mi cuerpo no parece verse afectado de momento, a todos los efectos, ya soy demasiado vieja para un montón de cosas.

Te encantará

20 bocaditos!

  1. Le he echado un vistazo y es muy divertido. Además todo eso de lo bebés me suena tan familiar, como empiece con los míos nos metemos en un bucle que es no parar, así que lo dejo aquí.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Voy a pasar ahora mismo por el blog a ver qué tal es. Yo también llevaba tiempo por la blogosfera antes de animarme con el mío ¡me parecía tan difícil!
    La historia paralela en plan cómo conocí a vuestro padre me llama menos la atención que las aventuras de supermercado. A ver.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que muy buenos ratos hace pasar este libro. No conocía el blog, así que voy a cotillear por ahí.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo, igual que Margari, me voy a pasar a cotillear. Me parece una idea muy original la que ha tenido Lorzagirl al hacer este libro.

    No lo descarto en absoluto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué idea más bonita! Me pasaré a dar una mirada, has despertado mi curiosidad ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues no pinta nada mal. Voy a echar un vistazo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Echaré un vistazo al blog, que no conocía. Pero entiendo perfectamente todo lo que cuentas, esa fidelidad a gente que hace años que sigues en silencio porque tienen ese don de conectar con sus lectores, no a lo mejor por su calidad literaria, sí por su transparencia, por su frescura, por su forma de transmitir...

    Voy a cotillear.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. No tenía ni idea pero gracias por el descubrimiento. Voy a echar un vistazo. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Lo primero será conocer el blog pero todo lo que cuentas me parece muy interesante y creo que aquí hay un comprador potencial, voy ahora msmo a husmear en este blog. Coincido, el nombre ya es puro ingenio. Besos :)

    ResponderEliminar
  10. Yo conocí el blog gracias a ti y lo que he leído hasta ahora me ha gustado mucho así que no me importaría leer el libro, ¿dónde se puede conseguir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo conseguí enviándole un email a lorzagirl, que estaba ofreciendo su libro en papel para aquellos a los que se le había pasado el crowfunding... Te recomiendo que le escribas y ella te dirá si todavía está disponible! Y si no lo está, pues a bucear en el blog desde el principio, jejeje! 1beso!

      Eliminar
  11. Pues ni conocía el blog, ni a Lorzagirl ni nada de nada, pero me has dejado muerta con su reseña. Lo buscaré, porque me parece muy divertido lo que cuentas, aunque seguramente no le veré tanta gracia como los que lo seguisteis en su momento.

    Besines

    ResponderEliminar
  12. uy los fresones rebeldes, qué risa, jajajajaja.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias a todos por comentar: ya sé que este libro es "solo para fans" pero les recomiendo un montón el blog de Lorzagir, que es la mar de divertido! 1beso!

    ResponderEliminar
  14. Qué interesante Tizire, no lo conozco pero después de dejarte el comentario voy a buscarlo. 10 años en este mundo, eres casi una pionera, tu misma podrías explicar un montón de anécdotas a los que no hace mucho que estamos.
    Un placer aprender de los que más saben-
    Voy a mirar el blog
    Saluditos

    ResponderEliminar
  15. Se me hace la boca agua... ;D Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Pues no conozco el sitio, pero puede ser interesante hacer algo así tras toda una década,.
    Besos

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe