Previously... (XXI).

13:04


Cof, cof, cof... ¡Ains, qué malita estoy, amig@s! He cogido una gripe de las que hacen historia, de esas que te pillan y no te quieren soltar ni con agua caliente... Es por ello que el blog ha estado un poquito parado, que las reseñas, novedades y sorpresas que tenía planeadas para este año no han llegado y que llevo un retraso del copón en mis publicaciones. Mientras intento expulsar a los virus de mi cuerpo con las pocas fuerzas que me quedan, les dejo aquí el repaso de lo leído y reseñado en El lado frío de mi almohada durante los dos últimos meses, que ha sido mucho y muy variado, ¡comencemos!



Lo Reseñado.

Me pueden acusar de muchas cosas, pero no de repetitiva: en diciembre y enero el espectro de reseñas del blog ha sido de lo más heterogéneo, ¡que no se diga que me quedo encasillada en un sólo estilo literario! Les he traído bizarrías blogueras como Vayamos por partes, fantasía juvenil como Leyendas de la Tierra Límite: Las Tierras Blancas, proyectos colectivos la mar de interesantes como La librería a la vuelta de la esquina o cómics como Shenzhen o Soy de pueblo. También ha habido espacio para grandes clásicos como Emma o para la narrativa más actual, que va desde la ternura y el humor de Cien días de felicidad a la introspección biográfica más oscura y cruel de Para acabar con Eddy Bellegueule. Lo dicho, ¡barra libre, señores!


Lo leído.

En cuanto a lo leído, la cosa ha sido un poco diferente. En diciembre cayó un poco de todo: por culpa de cierta secta me atreví a sumergirme en El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde para luego cambiar totalmente de registro y recorrer a pie los miles de kilómetros del Sendero Macizo del Pacífico a través de Salvaje. Como hace mucho que no voy al teatro me apeteció algo del género y apareció en mi mente la única obra de este tipo escrita por mi querido Gabriel García Márquez, Diatriba de amor contra un hombre sentado, que no pude dejar escapar. Terminé el mes con dos recomendaciones vehementes que guardaba desde hacía tiempo en mis bolsillos: me animé por fin con Benedetti acercándome a La tregua y caí en las redes de Alejandro Palomas gracias a Una madre: la prosa más sutil y poética me ayudó a despedir un 2015 cargado de buenas lecturas.

En enero debí traspasar algún umbral invisible que me hizo volver a mis años adolescentes: a principios de año no conseguía concentrarme en ninguna obra y cada lectura nueva que empezaba la acababa abandonando... Hasta que llegó a mis manos la trilogía Los juegos del hambre, unos libros la mar de entretenidos y fáciles de leer que desengrasaron mis neuronas y me hicieron vibrar como una chiquilla. Quise volver a adentrarme en "terreno adulto" con un libro muy cortito y de un tema tan duro de fondo como los atentados del 11-M, titulado El tren de los sueños rotos, pero lamentablemente no conecté para nada con esa historia, de la que no tengo nada bueno que decir. Así que decidí volver a tener 15 años y gracias al soplo de otra bloguera me enteré que habían empezado a publicar Marmalade Boy Little, una especie de spin-off del manga Marmalade Boy, en el que se basa el mitiquísimo anime La familia crece; ¿quién no llegaba del instituto y se ponía a merendar con este culebrón japonés de dibujos animados en la tele? Lo siento, soy así de moñas y no podía dejar escapar la oportunidad de viajar en el tiempo a través de una historia que me retrotrae a mis años mozos y en la que los personajes originales se dejan caer...


Minimuseo.

Este año he decidido aprovechar esta sección para traerles algunas de mis obras favoritas de la Historia del Arte y contarles lo que ellas significan para mí, con el fin de montar aquí mi pequeño museo personal. No podía elegir otra para empezar que no fuera mi pintura favorita de todos los tiempos: El Jardín de las Delicias, de El Bosco. Supongo que todos la conocerán porque es una de las obras cumbre de la Historia y no es para menos: la simbología, el misterio y el detallismo latente en esta obra ha conquistado a sus espectadores a lo largo de los últimos 500 años. Recuerdo ser muy pequeña cuando vi este tríptico por primera vez en un libro de arte y me encandiló: tantos colores, formas caprichosas e historias paralelas me encantaron; se puede decir que este cuadro es como un libro de relatos, con muchísimas historias en su interior. He tenido la suerte de verlo en directo en el Museo del Prado y es aún más maravilloso, brillante, delicado y audaz de lo que cualquier imagen en un libro o en internet te pueda hacer sospechar... Pero si te queda a trasmano, pincha aquí para que veas el cuadro en super alta definición y alucines: si encuentras al erizo, ¡te llevas un sugus de piña! ;)

Nada más por hoy, amig@, ¡esto es todo! ¿Han leído alguno de los libros que han pasado por mi mente o por mi blog? ¿Han viajado recientemente a su infancia o adolescencia a través de un libro? ¿Qué les parece El Jardín de las Delicias? Abrazos! ;)

Te encantará

20 bocaditos!

  1. Ohhh cuidate muchoooo.. Creo que hay mucha gente que está pillando cada catarro-gripe tremendo... En cuanto a las lecturas, tengo por ahí alguna en la que coincidimos aunque todavía no la leí. Quiero decir que tengo el libro jejeej. Ay, que me lio.. Bueno guapa, a cuidarse. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, espero que ya te encuentres un poquito mejor, esas gripes que no tienen cuándo irse son de las peores... Veo que has disfrutado de lecturas muy variadas, de allí solo he leído El extraño caso... y la saga de Los juegos del hambre; y Emma, claro ;) ¡Me encanta la idea del Minimuseo! Ese cuadro es una preciosidad ♥ ¿Has pensado en hacerte una cuenta en Pinterest si aún no tienes una? Allí se encuentran imágenes bellísimas y es todo muy organizado, he desarrollado una fuerte adicción ;)

    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa,
    Espero que vayas mejorando, es terrible estas gripes que te quitan las ganas de todo y te dejan muy pochita.
    Qué variedad de libros y lecturas, desde luego no te vas a encasillar en ningún género.
    Y muy bonita esa iniciativa de tus cuadros favoritos, precioso.
    Un abrazo y muchos ánimos.

    ResponderEliminar
  4. Un mes bien variadito! Y lleno de calidad! García Márquez, Benedetti... Ays, tengo que volver también a ellos. Y me encanta la idea de tu minimuseo! También está entre mis favoritos este cuadro que traes. Una verdadera maravilla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Lo primero de todo, espero que te mejores. Miel y zumo de limón va genial para prevenir, porque curar, curar, no hay quien pueda con la gripe. Al poner algunos de sus mejores cuadros en alta definición, yo creo que casi (casi) no hace falta ir al Prado. Me gusta El Bosco, pero sigo prefiriendo a Goya. Hace mucho que no voy por Madrid y vas a hacer que me pique el gusanillo.
    Una pena que no hayas reseñado todo lo leído; me quedo con La tregua: qué ganas de darle una segunda lectura.
    Saludos y a mejorarse.

    ResponderEliminar
  6. Bueno chica, lo importante es pasar el gripazo, que deja los virus pero se lleva las ganas de todo. Que te mejores.
    Yo no he tenido gripe y tb tengo un retrasazo....
    besines

    ResponderEliminar
  7. Este año estoy teniendo más suerte, el año pasado cogí una bronquitis que todavía me acuerdo.
    Tu resumen genial alguno tengo pendiente por leer. Voy a mirar lo del cuadro que me gustan los sugus de piña jajaja

    ResponderEliminar
  8. ¡Muy buen mes! Ahora a disfrutar de febrero
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Cuídate preciosa. Yo tampoco ando muy bien. Pero en unos días seguro que estaremos nuevas.

    ResponderEliminar
  10. Vaya, espero que te mejores. A pesar de la gripe ha sido un mes de lo más productivo. Un besote

    ResponderEliminar
  11. De lo leído y reseñado en ambos meses el único en el que coincidimos es en Una madre. Espero que ya estés mejor,recuperada completamente de esa gripe
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Este año está siendo tremendo lo de la gripe. Hasta yo que hacía casi 20 años que no la pillaba he estado con ella en Navidades así que mejórate.
    A mi me gusta mucho volver la vista atrás con las lecturas y disfruto mucho los libros de adolescentes, jaja LOs suelo leer con mi hijo de 20 años y me gustan los de Fantasía del tipo de Harry Potter, los de Memorias de Idhum,... Es como quitarme años :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  13. Compartimos pintura favorita (bueno, no me atrevo a decir favorita, pero sí "una de las"). Hace poco pude verla también en directo, y es imposible terminar de verla toda en un solo día. Me encantan los detalles que esconde.
    Besos =)

    ResponderEliminar
  14. Ay, un sugus de piña...solo por eso quiero clicar.
    Primero comentar que yo no he leído nada de Benedetti así que ya me contarás, del 15M pues nada, que no cogeremos ese tren que no me apetece el tema y encima no te dan ni ganas de hablar del libro, mal pinta. AY, la familia crece, ¡lo que me gustaba a mí el rubio!
    Bueno, a ver qué nos cuentas y mientras tanto voy a buscar el erizo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Buen resumen!! A mí también me gusta mucho ese cuadro, aunque es tan inquietante...
    Mejórate!!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias a todos por pasarse por este post, ¡espero que les hayan gustado mis lecturas y pinturas! Abrazos! ;)

    ResponderEliminar
  17. ¡Buen mes! Muchas lecturas, buenas reseñas... y que preciosidad el Jardín de las Delicias, podría pasarme las horas muertas contemplándolo y seguir descubriendo detalles.

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Que te mejores, guapísima. Tú rodéate de buenas lecturas que verás cómo te ayuda. Besotes.

    ResponderEliminar
  19. Cuídate. Yo también estoy saliendo de un constipado. Qué difícil es soltarlos. Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Yo también he empezado la saga de Los juegos del hambre pero por ahora sólo he leído el primero.

    Mejórate. ¡Un beso!

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe