Diatriba de amor contra un hombre sentado.

6:46


Increíble pero cierto: a la mayoría de lectores no les gusta leer teatro. No sé si es por culpa de la fragmentación del texto o por el deseo de verlo representado, pero lo cierto es que  no es demasiado común la inclusión de una obra teatral en la pila de pendientes. Yo reconozco que no me acerco a estas historias tanto como me gustaría: una se acaba dejando seducir por las novelas, más largas y descriptivas que por unos textos en donde la imaginación tiene que poner casi todas las fichas en el tablero y quizás el esfuerzo intelectual sea mayor... Pero de vez en cuando me gusta incluirlas en mi dieta lectora, y más si vienen avaladas por escritores incontestables, como para mí lo es Gabriel García Márquez. Hoy les traigo Diatriba de amor contra un hombre sentado, la única pieza teatral escrita por el genio colombiano, un texto de hermoso título que me rondaba desde hacía tiempo y que elegí como mi acercamiento anual a Gabo, uno de mis autores favoritos.


Diatriba de amor contra un hombre sentado es la historia del desahogo de Graciela en la víspera de la celebración de sus bodas de plata: mientras ella se prepara para el evento y su marido ojea un periódico en el sillón, Graciela comienza a realizar en voz alta una serie de confesiones que salen desde lo más hondo del corazón y repasan los veinticinco años de matrimonio desde sus felices inicios hasta su amargo momento actual. Graciela no tiene reparos en contar las intimidades más sórdidas y las decepciones más profundas, reprochándole a su marido en lo que se ha convertido la pareja y reprochándose también a sí misma haber aguantado tantas cosas sin tomar la iniciativa y liberarse del yugo del qué dirán.


Graciela focaliza toda la atención de la obra: llena todo el escenario con su presencia y su reclamo, atacando a su marido que se queda arrinconado en el sofá. Este no dice en ningún momento "esta boca es mía": parapetado detrás de un periódico, el lector / espectador ni siquiera le ve la cara ni casi nota su presencia pues, aunque es el objeto de la ira de Graciela será un maniquí inmune a cualquier tipo de ataque, tan pasivo aquí como lo ha sido durante su matrimonio. Graciela y su marido son de clase alta y van a celebrar una fiesta de postín, de esas que se acaban comentando en las revistas del corazón; a pesar de que la fachada exterior es todo lujo y comodidades, apreciaremos como de puertas para adentro la relación está podrida y no tardará en estallar en mil pedazos.


Aun siendo una obra de teatro se nota el inconfundible estilo de Gabriel García Márquez en sus descripciones poéticas y en unos diálogos a los que les hacen falta muy poquitas palabras para expresar un mundo entero. Es increíble lo bien construido que está el texto, que resulta evocador, amargo, liberador. Me ha parecido además que el tratamiento del tema escogido resulta totalmente contemporáneo y podemos reconocer en el monólogo de Graciela algunos de los vaivenes de una relación de pareja tratados con profundidad, sin artificios e, incluso, con leves toques de humor. Aunque en un primer momento la historia pueda parecer Mujeres desesperadas, creo que se analizan las distintas etapas del amor con mucha entereza, que el autor hace una composición tridimensional del personaje femenino y que todo  aquello que remite al pasado de la pareja, la descripción de los momentos que los han llevado hasta allí, está enriquecido con tal cantidad de matices que consigue que respiremos la desazón de un amor fallido.


Diatriba de amor contra un hombre sentado es un texto excelente en el que reconoceremos el sello inconfundible de su autor en la belleza de las palabras escogidas y en la profundidad de una historia que va más allá de su premisa original, que está salpicada de verdades como puños y que escenifica perfectamente el dolor de la soledad compartida. Estoy convencida de que debe ser una gozada ver una representación en directo de esta pieza y seguramente sea un reto considerable este papel para cualquier actriz enfrentarse a este monólogo... Lamentablemente no es una obra demasiado popular y no se suele representar demasiado. Eso no es óbice para que cualquier apasionado del teatro, de García Márquez o de la buena literatura le haga hueco a esta historia en papel, pues será recompensado con un intenso derrame de emociones que nos invita reflexionar sobre el amor y sus demonios.

Lograste hacerme feliz sin serlo, feliz sin amor.

PD: Para aquellos que no encuentren este libro o les dé pereza leerlo pero aún así les interese, he compartido a lo largo de la reseña los vídeos de una representación teatral realizada en una universidad mexicana hace apenas un año; aunque tiene algunos pequeños fallos de sonido y la actriz se pasa de intensita, me parece una buena oportunidad para ver la obra en movimiento y sin salir de casa. Dura muy poco y es muy recomendable así que, si la ven, ¡me encantaría conocer sus opiniones! :)

PD2: Lo que voy a decir es totalmente off topic, pero no puedo evitarlo... Por momentos la relación de esta pareja me ha recordado a la de los reyes eméritos (Juancar y Sofi)... >.<

Te encantará

26 bocaditos!

  1. Pues no conocía de nada este libro, ni sabia que Gabo había escrito teatro. Me has recordado a Cinco horas con Mario de Delibes. Me lo apunto. Me ha gustado lo que cuentas :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el autor y no conocía el libro, aunque no suelo leer teatro haría una excepción
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No sabía que García Márquez también había escrito teatro, aunque tampoco es un autor que me convenza mucho la verdad. Ya... ya sé que para muchos ahora mismo debería arder en un hoguera ;)

    ResponderEliminar
  4. Creo que no... Entiendo que mucha gente lo siga y le encante, para mí es demasiado espeso. Gracias por traerlo así, mezcladito con teatro, me parece original el post.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No había oído hablar de esta obra de García Marquez. Gracias por compartirla, en casa tranquilamente la veré :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Uno de mis autores favoritos y resulta que no tenía ni idea de que había escrito teatro...!! Luego veré esos vídeos.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  7. Leo bastante teatro y la verdad es que no me cuesta mucho. Supongo que eso se debe a que en plena adolescencia me dio por leerme todas las obras de Shakespeare y le cogí el tranquillo. Supongo que cuesta más porque tienes que hacer realmente el esfuerzo de ver a los personajes, crearlos tú mismo, igual que el entorno. En una novela tienes muchos más datos para saber todo eso, pero en el teatro no, tienes que partir de cero con apenas un par de indicaciones. Requiere un esfuerzo que no todo el mundo está dispuesto a hacer. No he leído esta obra de García Márquez, pero la buscaré. Eso sí, no he visto los vídeos que has puesto. Creo que el teatro, si lo lees, debes leerlo antes de ver la obra. Si no es así, si no entras en el juego de crear, no vale la pena.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace años, que lo descubrí por casualidad en una de mis tantas visitas a la biblio. Me sorprendió saber que Gabo también había hecho teatro. Y me gustó muchísimo. Qué gran personaje! Luego tuve la oportunidad de verla en teatro, que hace unos años Ana Belén se atrevió a representar esta obra y llegó a Cádiz la gira. Pero ella no me convenció.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Me tenías en el bote para lo del vídeo hasta que has nombrado a los eméritos ¡qué pereza!
    Lo comentaba ayer en el blog de Dorothy, lo del teatro no es lo mío. He leído Hamlet y Casa de muñecas. De pena es lo mío.
    Me ha gustado eso que has dicho de con pocas palabras expresar un mundo.
    No prometo nada.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, mujer, lo de los eméritos era una percepción totalmente personal, en serio! Ve aunque sea los vídeos si tienes un rato, quizás te sorprenda la historia... 1beso!

      Eliminar
  10. Leía algo más de teatro en mis épocas de estudiante, hace un buen tiempo que no lo hago y siendo esta obra de Gabo (me falta esta y algunas de sus novelas), sin duda me gustaría hacerme con él. Gracias por la recomendación, y los videos, que me han encantado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. No encajo mucho en la obra de Márquez. De momento lo dejo pasar. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Pues me lo anoto, que no conocía esta obra de teatro. De García Márquez sólo he leído un libro (no tengo perdón, lo sé).

    Y gracias por poner los enlaces a la obra, sin duda me interesa también y se agradece la aportación.

    bsos!

    ResponderEliminar
  13. Jo, yo quiero,. qué envidia con lo que me gusta Márquez
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Desconocía que hubiera hecho teatro pero no es que me atraiga, la verdad.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Uy qué interesante, me gusta mucho el teatro así que en cuanto tenga un hueco lo veo bien, gracias!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Yo sí leo teatro de vez en cuando, así que me lo llevo apuntado. Muy bueno lo que te ha evocado en algún momento, qué gracia me ha hecho lo de Juancar :-P Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Es cierto que ni siquiera lectores acérrimos frecuentamos el género de teatro. En su época, y por imposición, sí que leí. Y de vez en cuando, pero muy de vez en cuando, cae alguno. Creo que el formato tiene mucho que ver, quizás porque se explicíta demasiado y deja menos a la imaginación del lector lo que sucede y lo que se "ve", aunque no todas las novelas del género son así...

    Tomo nota de este, porque todo lo que sea de Gabo siempre es una lectura posible. Y eso de los eméritos, pues claro, quiero ver si a mí también me los recuerda, jeje

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Ni ideaaaaaaaaaaaaa. Menudo descubrimiento. Me guardo el enlace para ver si veo los vídeos. Besos

    ResponderEliminar
  19. Yo hace muchos años leí bastante teatro, pero tengo que reconocer que ahora nada de nada, me da pereza y no entiendo el por qué.
    Me ha parecido muy interesante la propuesta e igual me animo a hacerlo, simplemente para probar de nuevo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Has cambiado el look del blog no? La novela la leí hace muchísimos años. Y me encantó.

    ResponderEliminar
  21. Fíjate que este no lo conocía... me llevo la recomendación! Hace mucho que no leo este género. Un besote

    ResponderEliminar
  22. Hola guapa!
    La verdad que no soy de leer libros de teatro, quizá, más adelante me anime. Besotes

    ResponderEliminar
  23. No conocía el libro ni la faceta de teatro del autor, aun así no me lo llevo, leí Cien años de soledad y... a riesgo de que me linchen. no lo disfruté
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias a tod@s por leer y comentar esta entrada: les aseguro que esta obrita de Gabo es una joya poco conocida que merece la pena ser descubierta. 1beso!

    ResponderEliminar
  25. Desconocía que Gabo hubiese escrito teatro. ¡Lo apunto, reguapa!Besetes

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe