Previously... (XXIII).

21:17


Marzo no está, marzo se fue, marzo se escapa de mi vida... Ains... ¡qué mes más raro fue este marzo! Muchas ganas de leer y muy poco tiempo para hacerlo; total, pocas nuevas historias guardadas en la mochila... No sé cuánto tiempo seguiré estancada como ahora pero, en fin, recopilemos qué dio de sí el tercer mes del año y ¡crucemos los dedos para que en abril la fuerza me acompañe!


Lo Reseñado.

No me di cuenta de lo clásico que había sido mi mes de marzo hasta que me dio por mirar por el retrovisor... ¡Pero si todas mis reseñas fueron de pesos pesados! Empecé el mes con mi adorado Gabriel García Márquez y la reseña de la única obra de teatro que escribió, Diatriba de amor contra un hombre sentado, una pequeña exquisitez que se disfruta tanto leída como representada (en la entrada hay enlaces a una actuación basada en el texto, ¡échale un vistazo!). Después llegó mi estreno con otro grande de las letras hispanas: Mario Benedetti y La tregua me vinieron a mostrar el por qué de la fama del escritor... Finalicé con París era una fiesta, de Hemingway, un libro que, a pesar de no ser lo que me esperaba, me quitó un tanto el miedo que tenía hacia la prosa de este hombre que, sin haber leído nada suyo antes, se me antojaba como ruda y seca... Y sin embargo me resultó hasta cierto punto encantadora. Entre medias les ofrecí un bocadito en forma de microrreseña, también de marcado sabor clásico: El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Stevenson, fue un libro que disfruté más por leerlo en compañía de la "secta aliada" que por la historia en sí, que quizás por conocida me resultó un poco insulsa... Dejando las lecturas de lado, quise mostrarles  una serie de mujeres de papel que marcaron mi vida: es una entrada que se sale un poco de la norma pero me pareció buena idea rendir homenaje a todas esas heroínas imaginarias que significan tanto para mí...


Lo Leído.

Es hora de reconocer lo evidente: estoy atravesando un bache lector. No es porque no tenga ganas de leer libros, sino porque no tengo demasiado tiempo libre y el poco que escatimo prefiero dedicarlo a otros menesteres. Tengo un montonazo de libros geniales esperándome en las estanterías, alguno muy chulo que saqué de la biblioteca y otros me hacen ojitos para que me acuerde de ellos el próximo Día del Libro pero, no sé cuándo retomaré un ritmo más o menos continuo de lectura y tampoco quiero darle muchas vueltas para no agobiarme. Empecé el mes leyendo un cómic maravilloso que llevaba tiempo en mi estantería: Olympe de Gouges es la historia ilustrada de una de las madres del feminismo, una biografía muy interesante y bien documentada que me acercó a una figura histórica a la que se le debería dar una relevancia mayor, dada su importancia en la reivindicación de la igualdad de derechos entre sexos. Continué el mes dejándome llevar por una recomendación "youtubera" que me sorprendió muy gratamente: Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York fue un libro muy divertido y actual que cuesta creer que tenga más de 40 años de antigüedad dados los temas de los que habla... ¡Se ve que muchas conductas sociales no cambiarán nunca! Y, para finalizar, una rareza: mi dedazo volvió a jugarme una mala pasada y compré en Amazon un ebook titulado Ahorradoras: 101 trucos para ahorrar ¡y vivir mejor que nunca! Total, que lo comencé a ojear por curiosidad y acabé por leerlo de cabo a rabo: no es que descubra la pólvora, pero se lee rápido y da consejos muy sencillos y cortitos que pueden venir bien, aunque la cuestión será saber aplicárselos... ¿cuenta esto como lectura?


Minimuseo.

Pues como el mes de abril es el mes de los libros por antonomasia, les traigo uno de mis cuadros favoritos con temática bibliófila. se llama El bibliotecario y lo pintó hace más de 400 años el italiano Giuseppe Arcimboldo. Se considera a este artista uno de los precursores del Surrealismo por realizar retratos utilizando para ellos elementos de la Naturaleza y objetos comunes que, colocados de la forma adecuada, componen al personaje central. Nuestro bibliotecario está formado por diferentes libros de todos los tamaños y grosores, trozos de papel y otros elementos relacionados con la escritura y la lectura que dejan claro el oficio del protagonista. Este cuadro, así como el resto de la obra de Arcimboldo, me gusta por su derroche de imaginación y por estar fuera de lo común: en una época donde las pinturas estaban protagonizadas por santos, vírgenes o dioses, Arcimboldo decidió retratar ingeniosas alegorías que han sobrevivido a lo largo de los siglos como símbolo de lo excepcional.

Pues nada más, amig@s, ¡esto es todo! Abril se plantea algo perezoso por culpa de todo el trabajo off- line, pero se hará lo que se pueda para seguir al pie del cañón. ¿Te gustó alguna de mis reseñas? ¿Conocías alguno de los pocos libros que leí el mes pasado? ¿Qué te sugiere este cuadro de Arcimboldo? Abrazos! ;)

Te encantará

15 bocaditos!

  1. Estoy intentando hacer una lista de compras con mesura para el día del libro y no me dejáis, ¡bloggers malvados! En fin, que el de Nueva York pinta genial y a ver qué nos cuentas de la mamá del feminismo que yo no la conozco, aunque como en todo, los extremos no sientan bien.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!
    Uhhh! El tiempo, yo necesito más, al igual que tu tengo la estantería llena de libro geniales, y apenas tengo tiempo para leerlo, pero bueno ya vendrá tiempos mejores jajaja. Feliz inicio de semana. Besotes

    ResponderEliminar
  3. A mí marzo me cundió bastante, esperemos que abril también me deje muchas lecturas jaja Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. Me ha dado curiosidad el de Sheila Levine. No lo conocía y pinta divertido (sólo por el título jaja).
    El de Ahorradoras lo conozco ya que sigo la web y va genial. Dan unos tips muy interesantes ^^
    Todo el mundo parece haber leído ese libro de Hemingway. Lo tengo pendiente, ya que sólo me he leído El viejo y el mar y no fue una lectura muy certera.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hay temporadas mejores para leer que otras. Ya la pasaras. Hay algunos de la lista que quiero leer.

    ResponderEliminar
  6. Vaya pedazo de entrada me ha encantado. Besos

    ResponderEliminar
  7. Si no tienes mucho tiempo libre es normal leer menos, ya llegarán épocas mejores. Esta vez no coincidimos en ningún título
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Aunque tengas poco tiempo, el que hay se aprovecha. Ya vendrán épocas con más tiempo. El cuadro me sugiere que me van a enterrar los pendientes jaja.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  9. De tus reseñas el único que no leído es el de Hemingway, que no termino de animarme con este autor. De tus lecturas no he leído ninguna así que atenta estaré a tus reseñas, que ya veo que vas a tentarme y bien.
    Me gusta el cuadro de este mes!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Bueno, leer clásicos tampoco está mal. Yo ahora ando con uno, que me tiene un poco aburrida, pero no cejo en mi empeño. jejej Besos.

    ResponderEliminar
  11. Mi marzo fue también bastante "cortito", en lo que llevo de abril he superado todo marzo. Es un mes q no me motiva...

    Besazo

    ResponderEliminar
  12. Marzo también fue rarito para mí en cuanto a lecturas, a ver si abril se me da mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Entiendo perfectamente lo que dices del bache lector, porque a mí me pasó el año pasado, y me duró varios meses. Es mejor no agobiarse, te lo digo por experiencia: ya vendrán épocas mejores.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  14. Has tenido un mes fantástico. Ahora a por abril
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Créeme que te comprende; yo tampoco ando muy fina con mis lecturas. Pero tú vas viento en popa, a pasar de lo que digas. Abrazos.

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe