Instrumental.

17:47


Todos damos por hecho que la infancia es una especie de Paraíso Perdido en la vida de una persona: no se nos ocurre ni por un momento relacionar esa etapa con la infelicidad, ya que asumimos naturalmente que cualquier niño o niña pasará su tiempo jugando, aprendiendo, disfrutando de unos años sin preocupaciones, responsabilidades ni nubes en el horizonte. Nunca fuimos tan dichosos como cuando éramos niños - afirmarán muchos con convicción mientras, inundados en nostalgia, rememoran aquellas tardes traviesas, aquellos alegres pasatiempos, aquellos recuerdos especiales que atesoramos en el corazón. Quizás por eso impacta tanto descubrir que para muchas personas la infancia no ha sido otra cosa que una pesadilla eterna que ha sepultado cualquier destello de ilusión o bienestar que pudo haber existido en un pasado: a veces nos olvidamos que ser niño no es fácil y menos cuando has de vivir situaciones y experiencias que escapan a lo que una persona pueda manejar tenga 5  o 95 años y que, dada tu corta edad te marcarán indeleblemente para siempre.


Me acerqué a Instrumental sin saber quién era James Rhodes, guiada por algunas buenas recomendaciones vistas en internet y por la preciosa edición de Blackie Books con la que me tropecé en la librería. Sabía que sería una historia dura (el detonante de esta biografía son las violaciones sistemáticas que sufrió Rhodes durante gran parte de su infancia), pero ni me imaginaba el tobogán de emociones que destila el libro: Rhodes va más allá de desnudar su historia personal, haciéndose directamente una autopsia, se detiene en varios capítulos de su vida especialmente crudos que han conformado su personalidad, nos habla de la depresión, la locura, la desesperanza, la desilusión... Pero, sobre todo, nos habla de música. De cómo la música sana. De cómo la música le ofreció una salida. Y no utiliza ese tonito condescendiente tipo Mr. Wonderful para explicar cómo la música le salvó la vida, sino que se refiere a ella con la pasión de un loco enamorado, con la emoción de un obseso de las notas, con el desenfado de alguien que está de vuelta de todo, que ya no puede caer más bajo.


No piensen que si no les gusta la música este libro no les puede llegar: si bien es parte fundamental del texto, en la biografía de Rhodes hay muchísimos elementos extrapolables a cualquier vida, aunque no tenga nada que ver con partituras y arpegios. Me ha sorprendido la honestidad brutal y desgarradora del texto a la hora de tratar un tema tan difícil como el de las violaciones a niños, que normalmente se esconde tras otros eufemismos menos agresivos que minimizan la horrible realidad de dichos hechos. Me quedo con la autenticidad que destila esta biografía, que no pretende ser un retrato de santidad de su protagonista y que a veces cae en la contradicción, en la petulancia, en la autocompasión, en el cinismo, acercándonos aún más a una persona con tanto bagaje emocional y tantas capas como Rhodes, que no duda en utilizar las vidas y obras de sus artistas favoritos para hacernos comprender muchos de sus sentimientos. 


Instrumental es un libro desolador y a la vez lleno de esperanza que no dudo en recomendar a todo aquel que quiera leer una historia que trascienda, que no se quede simplemente en la lista de leídos del año sin pena ni gloria. En mi caso, aparte de volverme a picar el gusanillo de la música clásica, me ha removido por dentro, me ha hecho enfadar ante la falta de voz y de protección que muchas veces sufren los más pequeños y me ha vuelto a dejar claro que, aunque socialmente esté establecido que la infancia es un periodo lleno de luz, no debemos ignorar las sombras que la acechan y que, en algunos tristes casos, acaban engullendo dicha etapa de la vida, sin dejar el menor resquicio a cualquier recuerdo feliz.

Pero es un hecho irrefutable que la música me ha salvado la vida de una forma muy literal, y creo que también la de un montón de personas más. Ofrece compañía cuando no la hay, comprensión cuando reina el desconcierto, consuelo cuando se siente angustia, y una energía pura y sin contaminar cuando lo que queda es una cáscara vacía de destrucción y agotamiento.

Te encantará

18 bocaditos!

  1. Cómo me gustan estos libros que te transmiten tantas cosas. Voy a tener que leer este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues si antes hablamos de él...jeje. Bueno, me gusta muchísimo más la música que la cetrería así que de ese lado hemos ganado. Sin embargo lan muerte de un ser querido mayor que tú es natural aunque no por eso menos dolorosa pero las violaciones a un niño en este caso no tienen nombre. Así que creo que este libro va a ser mucho más duro. Aun así me apunto. Esta editorial tiene cosas muy interesantes y otras que nadie entiende.
    Por cierto, no puedo estar más de acuerdo con lo que dices de Mr Wonderful, no entiendo que la gente se flipe tanto. Además sus mejores frases no son originales, lo de si puedes imaginarlo, puedes hacerlo es de Walt Disney.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantará saber tu opinión sobre este libro: aunque a mí me ha encantado, he encontrado varias reseñas que creen que el libro juega al morbo fácil, aunque yo no lo he visto así para nada. Lo del catálogo de la editorial... Toda la razón: tienen cosas demasiado pasadas de vueltas para mi gusto! 1beso!

      Eliminar
  3. Lo tengo más que apuntado y lo veo una lectura muy interesante. Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Este libro ya formaba parte de mi lista de deseos. A ver si me hago pronto con él.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Lo conocía en el blog de Mientrasleo aunque todavía no tengo claro si me apetece leerlo, seguiré leyendo opiniones
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Lo leí hace poco y coincido contigo en que es un libro desolador y a la vez lleno de esperanza. Aun así le pongo algún pero, pero merece la pena leerlo aunque solo sea por sus brutales y certeras reflexiones.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo en mi punto de mira, a ver si me hago con el con el dinero del tarro libro
    Besos

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no me llama la atención. Esta vez lo dejo pasar. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. La verdad no conocía el libro de nada, pero como dices, me ha picado el bichito de la curiosidad jajaja. Igual la editorial no circula en mi país, así que de aquí a que lo lea, pasará agua. De cualquier manera, me lo apunto, porque sí que es cierto que la niñez es una etapa "feliz", pero siempre podemos encontrar esas nubes negras que opacan nuestros recuerdos.

    ResponderEliminar
  10. A este libro le tengo muchísimas ganas. No sé, soy profana en materia musical pero tiene un algo que me atrae sin remedio, tal vez el conocer otras vidas únicas y, como en este caso, a veces terribles de las que aprender o con las que reflexionar.
    Totalmente de acuerdo contigo, la infancia se ve acechada demasiadas veces por temibles sombras.
    Un besin

    ResponderEliminar
  11. Creo en el poder de la música, y por supuesto este es un libro que tengo que leer, espero no tardar mucho. Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Me encantó, es un libro para leer despacio y pararse en los detalles, como el tono mantenido del autor al contar su terrible historia
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias a tod@s por pasarse por aquí y leer y comentar esta entrada, un abrazote! ;)

    ResponderEliminar
  14. Lo tengo apuntadísimo y no veas as ganas con las que me has dejado, has hecho una reseña de 10
    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Es un libro brutal sin duda alguna. A mí me estremeció, si bien es verdad que tengo dudas respecto a ciertas cosas, pero son tan personales que no he querido profundizar en ellas. Hay partes que considero realmente peligrosas, y otras que son un dolor en carne viva.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Buf, qué novela más dura. No sabía de qué iba el libro. Lo he visto un montón de veces pero como la portada no me gusta mucho no me había preocupado en saber más del interior.
    Me lo llevo, a pesar de la portada, jeje, que otras veces me he dejado recomendar por ti y me ha salido bien ;-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  17. Buff, qué heavy.
    Pero apuntado esta, para el momento más adecuado.
    Gracias!!
    Besos!

    ResponderEliminar

Pinterest

Tizire

Subscribe